La Vita Nuova : Resumen |

Estas notas fueron aportadas por miembros de la comunidad . Agradecemos sus contribuciones y te animamos a que hagas las tuyas propias.

La Vita Nuova No es un texto muy extenso, pero incluso considerando su alcance limitado, es sorprendentemente f√°cil de resumir brevemente. La historia comienza con el primer encuentro entre el hablante ‚ÄĒo poeta (Dante) ‚ÄĒ y Beatrice. Ella tiene diez a√Īos y √©l es un a√Īo menor que ella. Tras esta introducci√≥n auspiciosa, aunque notablemente r√°pida y sin incidentes, el poeta infunde en la joven el esp√≠ritu vital de la existencia misma.

No se vuelven a ver hasta dentro de nueve a√Īos. La ve en compa√Ī√≠a de dos mujeres mayores, vestidas con un traje blanco brillante. Aterrado de cu√°l podr√≠a ser su reacci√≥n al volver a verlo ‚ÄĒespecialmente un resultado en el que no hubo reacci√≥n‚ÄĒ, se embriaga positivamente cuando ella lo saluda con la mayor de las virtudes que llega a la plenitud misma de toda la gracia del mundo.

La mayor parte de lo que sigue a este recuerdo autobiográfico de los dos breves casos de contacto con Beatrice que iban a pesar en su vida como la totalidad de su interacción física es una serie de visiones que su memoria siembra dentro de su mente fértil. Reconoce sus sentimientos como amor, pero no se atreve a comprometerlo con el encarcelamiento verbal en el discurso con los demás. Su amor por Beatrice va más allá del lenguaje de la mera conversación.

Las acciones ocasionadas por una mirada lejana llevan al poeta a considerar a Beatrice como una pantalla colocada ante la verdad; su raz√≥n de ser para no hablar de ella es, de hecho, una pantalla compuesta de verso escrito sin intenci√≥n de publicaci√≥n. Aqu√≠ se la conoce como ¬ęla dama de la pantalla¬Ľ. Uno de ellos es un poema de alabanza en el que Beatrice toma forma como sesenta de las mujeres m√°s bellas de una ciudad sin nombre; una ciudad de la que eventualmente tiene motivos para partir. Casi consumido por una especie de paranoia que a pesar de abstenerse de nombrar a su amor, quienes lo rodean conoc√≠an muy bien sus sentimientos, decide un tanto ir√≥nicamente que debe escribir algo sobre su partida para mantener intacta la pantalla y la verdad oculta. divulgado.

Esa ocasi√≥n casual que dio lugar al concepto de Beatrice como la ¬ędama de la pantalla¬Ľ involucr√≥ a cierta joven dama cuya muerte prematura se conoce como una p√©rdida de gracia para esa ciudad. √Čl es testigo de su cuerpo tendido en un estado copioso rodeado de mujeres que lloran desconsoladamente. Al recordar el incidente que presenci√≥ desde lejos, tambi√©n comienza a derramar l√°grimas y se entrega a una especie de elogio a trav√©s de dos sonetos. Poco despu√©s de la muerte de las se√Īoras, el poeta tambi√©n decide salir de la ciudad, viajando a la misma regi√≥n del pa√≠s donde hab√≠a escuchado por √ļltima vez que Beatrice hab√≠a sido vista. Excepto que su viaje se detiene antes de su destino real. Oye el esp√≠ritu del amor, Amor, que le informa con tristeza que el regreso de Beatrice no ser√° pronto y le aconseja al poeta que lleve ese sentimiento que tiene por lo que nunca puede esperar tener a otro y permita que esa mujer se convierta. su ¬ędefensa¬Ľ. Amor luego procede a nombrar realmente el sustituto de la verdadera pasi√≥n del poeta.

A su regreso a casa, posteriormente comienza una b√ļsqueda activa de la dama nombrada por Amor como su ¬ędefensa¬Ľ contra nunca reclamar a Beatrice como su verdadero amor. √Čl confiesa que despu√©s de un corto per√≠odo, ella efectivamente procedi√≥ a reemplazar su amor perdido como su ‚Äúpantalla‚ÄĚ hasta el punto de que se convirti√≥ en un esc√°ndalo y encendi√≥ la mecha de muchos rumores infundados; rumores que finalmente llegaron a Beatrice. Y cuando la ve de nuevo, ella pasa sin saludar ni reconocer ni siquiera su ser m√°s b√°sico y esencial. Ya no existe a los ojos de lo que todav√≠a ve como la reina de todas las virtudes.

¡Actualiza esta sección!

Puede ayudarnos revisando, mejorando y actualizando esta sección.

Actualizar esta sección

Después de reclamar una sección, tendrá 24 horas para enviar un borrador. Un editor revisará el envío y publicará su envío o proporcionará comentarios.

Deja un comentario