la madre de grendel



Análisis del personaje de la madre de Grendel

La madre de Grendel (a veces llamada su ┬źpresa┬╗) no es tan grande ni tan poderosa como su hijo, pero est├í motivada por la venganza. Su hijo regres├│ a la cueva mortalmente herido, uno de sus dos brazos (o garras) arrancado de su hombro y ahora colgando bajo el techo del sal├│n de aguamiel de Hrothgar. En lugar de encogerse de dolor, la madre busca venganza.

Aunque los daneses tienen ├ęl escuch├│ que el pantano puede albergar a dos ogros, parecen creer que el problema se resuelve cuando Beowulf derrota a Grendel. La noche posterior a esta victoria, los Scyldings celebran con mucha comida y bebida. Muchos de los celebrantes pasan esa noche en Heorot mientras Beowulf duerme en otro lugar. La madre se acerca a su lago, recupera la garra de su hijo y secuestra asesinamente a uno de los Scyldings del sal├│n de hidromiel.

Cuando Beowulf la persigue, la madre tiene otra ventaja. Est├í en su territorio natal, que ha gobernado durante cien a├▒os. Mientras el campe├│n Geat se sumerge profundamente en el lago, la madre espera y ataca solo cuando se acerca al fondo. ├ël est├í pr├ícticamente indefenso cuando ella lo arrastra a la cueva seca e inquietantemente iluminada para matarlo. Sin embargo, una vez en tierra, Beowulf puede montar un contraataque. Aunque su espada, Hrunting, que le prest├│ Unferth, no puede penetrar la piel de su madre, Beowulf descubre una espada m├ígica gigante en la cueva y puede matar a su madre con ella. La espada se derrite hasta la empu├▒adura despu├ęs de que Beowulf la usa para decapitar el cad├íver de Grendel, que yace cerca. Regresa a Heorot con un trofeo m├ís grande, la cabeza del ogro, as├ş como la empu├▒adura de la espada m├ígica.

Algunos cr├şticos sienten que la madre de Grendel recibe una consideraci├│n inadecuada en el poema. Su motivo es tan humano como monstruoso, ya que busca venganza por su hijo derrotado y recupera su brazo, que desde su punto de vista debe parecer un trofeo b├írbaro. Ella ha vivido en el lago durante cien a├▒os y nunca ha sido el problema que fue su hijo. Sin embargo, este es el poema de Beowulf; la madre es un monstruo m├ís en una epopeya heroica. Otros escritores tendr├ín que mejorar su relato.



Deja un comentario