La costa al atardecer┬╗┬╗



Resumen y An├ílisis: Remedio para la Melancol├şa La L├şnea de la Costa al Atardecer┬╗┬╗

Tom y su amigo Chico comparten una casa en la playa en Coast Highway. Tom es un hombre solitario que desea m├ís que nada encontrar a la chica perfecta para casarse. Varias veces en el pasado pens├│ que hab├şa encontrado una chica as├ş. Sin embargo, cada vez que trae a una chica a casa, ella siempre decide no quedarse. Todas las grandes expectativas de Tom terminaron en fracaso. ├ël est├í considerando mudarse, y es durante este punto bajo en la vida de Tom que un chico de la playa le trae noticias de una mujer ┬źdivertida┬╗ que ha sido llevada a la playa. Tom y Chico van a ver este espect├ículo y se sorprenden al ver una hermosa sirena a la orilla del agua. Chico reconoce de inmediato el valor monetario de la sirena. Tom, sin embargo, se contenta con aceptar este hermoso regalo que le ha dado el agua. Todo lo que importa es que ├ęl es m├ís feliz de lo que era cuando era ni├▒o. Tom mira a esta hermosa criatura mientras las olas se elevan en la orilla. Finalmente, llevan a la sirena de regreso al mar, pero Tom todav├şa est├í feliz. ├ël cree que sin el mar su hermosa sirena morir├í. Luego se da cuenta de una verdad sobre s├ş mismo tambi├ęn. Ahora sabe que nunca podr├í irse. En cambio, encuentra sentido a su vida nadando en el mar, el elemento que le dio vida a su ┬źhermosa dama┬╗.

La imagen del agua, una de las favoritas de Bradbury, vuelve a ser el s├şmbolo principal de esta historia. Primero, se describe a la sirena, el regalo que el mar le da a Tom: Sus p├írpados son del color del agua tenue, su boca es una rosa de mar p├ílida y su cuerpo parece vivo solo cuando las olas del oc├ęano la ba├▒an. Es el mar el que da vida a la sirena. Asimismo, el mar da nueva vida a los esp├şritus deprimidos de Tom. No solo se convierte en la promesa de gozo para ├ęl, sino que tambi├ęn le brinda regeneraci├│n. Bradbury parece estar diciendo que necesitamos un prop├│sito profundo para vivir antes de que podamos descubrir una alegr├şa duradera.



Deja un comentario