La casa de los siete tejados



Resumen del libro

La Casa de los Siete Gables, una vez un ¬ęlugar de exhibici√≥n¬Ľ en un peque√Īo pueblo de Nueva Inglaterra, ahora tiene poca evidencia de su antigua grandeza. El viento, el sol, la tormenta y el olvido se fueron de sus costados, derrumb√°ndose las tejas y las chimeneas. Su apariencia gris est√° manchada aqu√≠ y all√° con musgo. La valla de celos√≠a que lo cerca est√° en mal estado. El c√©sped en la parte delantera, y lo que debe haber sido un jard√≠n espacioso en la parte trasera, hace mucho tiempo que no fue atendido por la mano del cultivador. M√°s adelante, a la derecha de la imponente entrada, hay una peque√Īa puerta junto a una ventana de lo que obviamente alguna vez fue una tienda.

La casa refleja las desafortunadas circunstancias en las que fue construida unos 160 a√Īos antes por el coronel Pyncheon, uno de los primeros colonos puritanos en la desolada costa de Nueva Inglaterra.

El lugar donde originalmente estuvo la casa pertenec√≠a a un hombre de precarias circunstancias llamado Matthew Maule. En el centro del lugar hab√≠a un maravilloso manantial de agua dulce que flu√≠a. El coronel Pyncheon no construir√≠a su mansi√≥n en ning√ļn otro lugar. Para obtenerlo, contribuy√≥ decisivamente a que Matthew Maule fuera acusado de brujer√≠a, por lo que Maule fue ahorcado. En la horca, Maule grit√≥ que los Pyncheon ser√≠an malditos para siempre.

Tan pronto como el cruel y codicioso Coronel Pyncheon complet√≥ su hermosa e imponente Casa de los Siete Tejados, muri√≥ de una extra√Īa muerte el mismo d√≠a que la gente del pueblo fue invitada a su inauguraci√≥n.

La maldici√≥n de Matthew Maule, dec√≠an algunos, persiste en atormentar la vieja casa y sus habitantes. Ahora, m√°s de siglo y medio despu√©s, el √ļnico miembro de la familia que habita el antiguo lugar es Hepzibah Pyncheon, una anciana solterona. Tambi√©n hay un Sr. Holgrave, daguerrotipista y artista, que alquila apartamentos en la planta superior.

Un día, una hermosa joven llega a la vieja casa; ella es Phoebe Pyncheon. Hepzibah está impresionada por la disposición alegre, sana y servicial de su sobrina y le permite quedarse una semana o dos.

De alguna manera, a pesar de la oscuridad cavernosa de la vieja mansi√≥n, Phoebe logra aliviar la oscuridad. Antes de la llegada de Phoebe, Hepzibah hab√≠a dejado de lado el orgullo que le quedaba a la familia y abri√≥ una tienda de ¬ępenny¬Ľ.

Por esta √©poca, el hermano de Hepzibah, Clifford, llega para establecer all√≠ su hogar. Este pobre anciano parece tener el intelecto de un ni√Īo. El amoroso esfuerzo de Hepzibah por restaurar la salud de su hermano es in√ļtil. Phoebe luego se hace cargo y Clifford parece responder al cuidado de la joven. Sin embargo, la vieja mansi√≥n vuelve a su melancol√≠a cuando Phoebe termina su visita y regresa a su granja.

Por esta época, el juez Jaffrey Pyncheon, un rico ciudadano que vive en un palacio palaciego, visita Hepzibah y exige ver a Clifford. Hepzibah se niega rotundamente, pero un día el juez dice que debe ver a Clifford o presentar una demanda para que sea internado en un manicomio.

Clifford, dice el juez, conoce el paradero de los documentos que le darán al juez la posesión de una vasta extensión de tierra al este de Maine. Hepzibah finalmente cede y lleva al juez a la sala donde se sienta, con el reloj en la mano, esperando con impaciencia la llegada de Clifford desde su cámara de arriba.

Hepzibah encuentra la habitaci√≥n de Clifford vac√≠a y corre fren√©ticamente escaleras abajo para rogarle al juez que lo ayude a encontrarlo. Pero all√≠, en la habitaci√≥n, est√° Clifford en un estado de excitaci√≥n salvaje, se√Īalando la figura muerta del juez sentado en la silla.

Hepzibah y Clifford huyen a la estación de tren y abordan un tren listo para partir. Impulsivamente, Clifford y Hepzibah luego dejan el tren en una estación de tren desierta a muchas millas de la Casa de los Siete Tejados.

Phoebe regresa a la antigua mansi√≥n, ahora extra√Īamente silenciosa y cerrada. Holgrave la admite y le informa de la extra√Īa muerte del juez. Le ruega a Phoebe que le d√© un momento m√°s antes de llamar al sheriff. Recuerda las muchas horas agradables que pasaron en el jard√≠n en su primera visita, cuando √©l le confes√≥ su amor. Ella le confiesa que est√° enamorada de √©l. En ese momento, Clifford y Hepzibah regresan.

Posteriormente, Phoebe, Clifford y Hepzibah heredan la riqueza del juez. El examen del pasado del juez sugiere que conoc√≠a las circunstancias de la muerte de su t√≠o rico y que fue responsable del arresto de Clifford por el asesinato de su t√≠o. Phoebe y Holgrave, quien ahora confiesa que √©l era el √ļltimo descendiente de Matthew Maule, est√°n comprometidos para casarse. Con algo de pesar, pero con mayor alegr√≠a, empacan sus pertenencias y van a la finca del juez. La vieja casa queda con sus tristes y tr√°gicos recuerdos.



Deja un comentario