La Biblia Metáforas y Símiles

Estas notas fueron aportadas por miembros de la comunidad . Agradecemos sus contribuciones y te animamos a que hagas las tuyas propias.

Esta es una de las metáforas más famosas que se encuentran en la Biblia y una de las bases del cristianismo. Aquí se compara a Dios con un pastor que cuida y protege a su rebaño.

Un símil que compara el día del juicio final y todo lo que aquellos que no han arreglado las cosas con Dios se arriesgan a perder ante la aparición inesperada del ladrón que conmociona a sus víctimas por falta de conciencia en su momento más vulnerable.

Al compararse a sí mismo con la fuente fundamental de alimento nutricional en ese momento, Jesús crea una metáfora de su papel como proveedor de alimento fundamental para el alma.

Jesús asume varios roles a través de la metáfora. Él se convierte en la encarnación de toda la verdad, el único camino disponible para esa verdad y la iluminación de ese camino para que uno pueda seguirlo.

Esta comparación se convierte en un símil cargado de significado. La connotación de tesoro es que el cielo vale la pena el trabajo de buscar su ubicación, mientras que el hecho de que esté oculto contiene matices de estar disponible para cualquiera que busque su descubrimiento.

Los «ustedes» que se transforman en sal mediante la metáfora son los seguidores de Cristo. Por lo tanto, reciben el propósito de sazonar la tierra al difundir la palabra de Jesús. El condimento sin sabor no sirve para nada y, por lo tanto, ya no es necesario.

¡Actualiza esta sección!

Puede ayudarnos revisando, mejorando y actualizando esta sección.

Actualizar esta sección

Después de reclamar una sección, tendrá 24 horas para enviar un borrador. Un editor revisará el envío y publicará su envío o proporcionará comentarios.

Deja un comentario