Kamala



Resumen y An√°lisis Parte 2: Kamala

Resumen

A diferencia de la Parte I, la segunda parte de esta novela fue escrita con extrema dificultad. La Parte I, dijo Hesse, fluy√≥ en un potente estallido de energ√≠a creativa, pero esa energ√≠a creativa pareci√≥ secarse repentinamente; Hesse no sab√≠a c√≥mo continuar su historia ni c√≥mo terminarla, por lo que conserv√≥ el manuscrito durante unos dieciocho meses. Sin embargo, nadie podr√≠a haber adivinado que Hesse ten√≠a problemas con esta secci√≥n. Comienza con un soberbio pasaje l√≠rico que ensalza las maravillas del mundo tangible. Sus descripciones de la naturaleza tienen una cualidad calmante, como de trance, llena de color y sugesti√≥n. La prosa es casi b√≠blica, impresionante y fascinante. Y debajo de la prosa, percibimos el tema familiar de Hesse de Naturaleza/Espiritualidad ‚ÄĒ el reino temporal y el reino espiritual residen en lados opuestos de la realidad: el mundo temporal en este lado de la realidad y el mundo permanente en el otro lado. Ahora aprendamos sobre el impacto de los tres a√Īos de Siddhartha en los samanas. A pesar de las seducciones del mundo sensual de Naturaleza, La vida de Samana ha condicionado a Siddhartha de tal manera que podr√° darse cuenta de la dicotom√≠a naturaleza/esp√≠ritu. La voz interior de Siddhartha, aunque descuidada, nunca se extingue.

La secuencia de ¬ęKamala¬Ľ, al igual que las secuencias anteriores, parece flotar durante alg√ļn tiempo en una prosa expositiva, no delineada en un momento determinado, y luego, de repente, Hesse se acerca para un primer plano de un d√≠a y medio dado, comenzando con una noche y continuando. hasta el d√≠a siguiente. Los eventos de esta noche en particular y del d√≠a siguiente son extremadamente importantes en el desarrollo del resto de la novela porque est√°n cargados de s√≠mbolos y motivos que se usan en secciones posteriores de la novela. Por ejemplo, Siddhartha duerme en la choza de un barquero; el barquero ser√° la figura clave en la auto-resoluci√≥n y s√≠ntesis de Siddhartha. Adem√°s, el sue√Īo que Siddhartha tiene en la caba√Īa no solo est√° lleno de simbolismo junguiano, sino que tambi√©n es el veh√≠culo a trav√©s del cual se unen los mundos de los sentidos y el esp√≠ritu. Govinda, la sombra de Siddhartha (el otro yo junguiano), aparece en este sue√Īo no s√≥lo como la sombra de Siddhartha sino tambi√©n como un hermafrodita, es decir, un s√≠mbolo del ¬ęanima¬Ľ (el componente femenino d√©bil y sensualmente orientado del cuerpo). personalidad total). ). ). Tambi√©n est√° el simbolismo del comienzo de la vida, de la unidad, en las im√°genes maternas asociadas con el elemento femenino en el sue√Īo. El sentido del fluir de la vida y la unidad tambi√©n se puede asociar simb√≥licamente con la caba√Īa del barquero, tal vez en s√≠ misma un s√≠mbolo del √ļtero porque ser√° el barquero quien ser√° instrumental en la uni√≥n de Siddhartha con el r√≠o, s√≠mbolo del comienzo y del vida.

El d√≠a despu√©s del sue√Īo de Siddhartha es significativo porque es en ese momento cuando Siddhartha se encuentra con el barquero y escucha sus comentarios sobre la capacidad de ¬ęaprender¬Ľ del r√≠o. El r√≠o, por supuesto, es un s√≠mbolo arquet√≠pico, y aqu√≠ est√° el l√≠mite simb√≥lico entre los dos mundos de los sentidos y el esp√≠ritu. Siddhartha considera su encuentro con el barquero como un mero accidente, pero los comentarios del barquero sobre el destino de Siddhartha de regresar eventualmente son estructural y filos√≥ficamente importantes. Uno de los secretos del r√≠o que aprendi√≥ el barquero, y que eventualmente aprender√° Siddhartha, es que todas las cosas finalmente regresan. Como las aguas primitivas, todo est√° imbuido de la cualidad de la recurrencia. No hay muerte. No hay tiempo. El r√≠o es atemporal, siempre cambiante y, sin embargo, inmutable. Siddhartha, sin embargo, est√° demasiado involucrado en tratar de educar sus sentidos para comprender el significado de su conversaci√≥n con el barquero y, por lo tanto, lo descarta como, por el momento, solo una persona agradable, similar a Govinda.

Habiendo pasado el r√≠o y el barquero, Siddhartha finalmente ve por primera vez a Kamala al final de la tarde. Decide abandonar la apariencia de su mendigo, temiendo que Kamala lo desprecie. Pasa la noche y al d√≠a siguiente, Siddhartha manipula su encuentro con Kamala, quien recuerda la reverencia de Siddhartha la tarde anterior. Siddhartha le ruega a Kamala que sea su maestra, y vemos los valores absolutamente materialistas de Kamala en su demanda de que Siddhartha tenga ropa y zapatos finos. Cuando surge la pregunta de qu√© puede hacer Siddhartha para ganarse la vida, solo puede recordar las virtudes de pensar, esperar y ayunar que aprendi√≥ como Samana. Pronto, sin embargo, se descubre que puede leer y escribir, siendo considerado lo suficientemente valioso como para convertirse en socio del rico comerciante Kamaswami. Incluso se sugiere en los comentarios de Kamala que Siddhartha puede estar calificado para suceder a Kamaswami, ya que se hace un comentario sobre la avanzada edad del rico comerciante. El lector atento, sin embargo, puede sentir que √©l no es el hombre cuyo lugar tomar√° Siddhartha. En esta ciudad, Siddhartha no aprender√° el amor de las ense√Īanzas de Kamala m√°s de lo que aprender√≠a la verdad de las ense√Īanzas de los hind√ļes, los budistas o Saman√°. Pero Siddhartha nunca perder√° por completo las artes que aprendi√≥ como Samana. Ser√° a trav√©s del condicionamiento inherente al pensar, esperar y ayunar que lograr√° la habilidad para alcanzar su meta. Siddhartha, por supuesto, significa ¬ęel que logra su objetivo¬Ľ.



Deja un comentario