Judith Hutter



An√°lisis del personaje de Judith Hutter

Judith es quizás el personaje más trágico de la historia por su regreso a una vida de pecado, como enfatiza Cooper al final. De hecho, el autor llama la atención sobre las debilidades de Judith: su amor por el lujo, su interés por la ropa fina y su atracción por los oficiales de la guarnición. Ella es obviamente y repetidamente contrastada con su hermana, Hetty, quien es superior a Judith en cualidades morales. Sin embargo, Judith está retratada de forma tan realista que es uno de los mayores éxitos de Cooper en la caracterización de todas sus obras.

Los defectos de Judith son sin duda la causa del rechazo de Deerslayer a su amor y sus advertencias sobre la necesidad de una reforma. Judith es inteligente, orgullosa e independiente; y estos rasgos la hacen a la vez atractiva y poco atractiva. Su comportamiento más desagradable se produce después de la muerte de Tom Hutter cuando Judith, contenta de saber que él no es su padre, lo condena verbalmente y trata de evitar su entierro cerca de la tumba de su madre. Las objeciones de Deerslayer y Hetty a la conducta de Judith expresan muy efectivamente la actitud de Cooper hacia las acciones poco caritativas de Judith. La situación es irónica para Judith porque le pide caridad a Deerslayer en forma de perdón por sus tratos.

Judith, sin embargo, demuestra su valentía en varias ocasiones: la huida del arca de los indios atacantes en los primeros capítulos; la determinación de escapar en la canoa cuando los mingos persiguen la emboscada del castillo; y la atrevida aparición entre los indios en un esfuerzo por salvar a Deerslayer en la hoguera. Judith casi siempre está equilibrada y al mando de la situación, sin importar cuán grave parezca la crisis. Su independencia le sirve bien a Judith cuando Harry sigue tratando de convencerla de que se case con él, y Judith puede rechazar a su persistente pretendiente incluso al final cuando se queda sola.

Las caracter√≠sticas redentoras de Judith tambi√©n se ven en su trato amable con Hetty. Judith siempre est√° dispuesta a ayudar a Hetty y sacrificar sus propios intereses por el bienestar de su hermana. Aunque obviamente no est√°n de acuerdo debido a sus diferentes filosof√≠as, Judith nunca desde√Īa las cualidades mentales inferiores de Hetty. Ilustrando el uso de la iron√≠a de Cooper y su c√≥digo moral para su cortejo bastante pat√©tico con Deerslayer, Judith es, sin embargo, retratada como una mujer apasionada que se humilla para conquistar al √ļnico hombre que am√≥ de verdad. Ella usa su inteligencia superior (admitida por Deerslayer) para tratar de gan√°rselo mediante la l√≥gica y el argumento; ella apela a sus emociones mostr√°ndoles una feliz vida futura juntos; y ella usa todos sus encantos para romper su resistencia.

Parece posible que Cooper, sin el objetivo de crear un h√©roe √©pico, haya convertido a Judith en una hero√≠na feliz que conquista al hombre que ama. Judith, sin embargo, no se habr√≠a asegurado el lugar m√°s alto como la figura tr√°gica que ahora ocupa en la novela. Asimismo, Judith se acerca m√°s al concepto rom√°ntico de la hero√≠na que est√° condenada a sufrir la derrota en su empe√Īo por alcanzar el amor y la felicidad. La hero√≠na rom√°ntica, de hecho, a menudo es sentenciada al suicidio oa la muerte en obras de principios del siglo XIX, y Cooper, adhiri√©ndose a la tradici√≥n del romanticismo, proporcion√≥ retratos literarios t√≠picos en Judith y Hetty Hutter.



Deja un comentario