jim casey



Análisis del personaje de Jim Casy

Un predicador itinerante, Jim Casy era ┬źmalo en esp├şritu┬╗ pero estaba preocupado por la sensualidad pecaminosa que parec├şa resultar de estar ┬źtotalmente lleno de Jes├║s┬╗. Deja la predicaci├│n y vaga por el pa├şs salvaje, tratando de aceptar sus propias ideas sobre Dios, la santidad y el pecado. Cuando lo conocemos por primera vez, todav├şa est├í luchando con estos conceptos, pero est├í comenzando a reducirlos a una interpretaci├│n mundana de la teor├şa del Alma Suprema de Emerson: Todas las almas son solo una peque├▒a porci├│n de un alma mayor, siendo esta alma mayor el ┬źEsp├şritu Santo┬╗. … el esp├şritu humano┬╗. Ser parte de ese esp├şritu santo significa aceptar todas las partes de las personas, por lo que ┬źno hay pecado ni virtud. Solo hay cosas que las personas hacen. Todo es parte de lo mismo┬╗. Al darse cuenta de que estas ideas no ser├ín aceptadas en el culto tradicional, Casy declar├│ que ya no es un predicador, aunque sigue siendo orador y maestro. Espec├şficamente, comparte sus teor├şas con Tom, quien es un oyente impaciente pero no reacio. En varios puntos, las ense├▒anzas de Casy reflejan las diversas filosof├şas del trascendentalismo, el humanismo, el socialismo y el pragmatismo.

Jim Casy es el portavoz moral de la novela y, a menudo, se lo considera una figura de Cristo. Las iniciales de su nombre, JC, son las mismas que las de Jesucristo, y como Cristo, vaga por el desierto. A la manera de Cristo, Casy se sacrifica cuando se entrega para salvar a Tom despu├ęs de una pelea con un oficial de polic├şa. Antes de este punto de la novela, Jim era principalmente un orador, m├ís preocupado por resolver las cosas que por actuar seg├║n sus ideas. Su sacrificio por Tom marca la primera actuaci├│n de Casy. Por su sacrificio, Casy fue encarcelado, donde sus experiencias con los efectos positivos de la organizaci├│n del grupo lo llevaron a una realizaci├│n m├ís plena de sus creencias. Sale de la c├írcel y comienza a poner en pr├íctica sus teor├şas. Muere como m├írtir, parafraseando las ├║ltimas palabras de Cristo (┬źPerd├│nalos, Padre, porque no saben lo que hacen┬╗) cuando grita: ┬źNo sabes lo que haces┬╗. Y, como Cristo, sus ense├▒anzas se dan al resto del mundo a ra├şz de esa muerte. Tom, quien debe ser considerado un disc├şpulo de Casy, promete difundir su mensaje mientras trabaja por una mayor justicia social.



Deja un comentario