Jacinto, Eusabio, Benito y Manuelito



Análisis de personajes Jacinto, Eusábio, Benito y Manuelito

Jacinto, Eusabio, Benito y Manuelito son cuatro hombres que representan a la poblaci├│n ind├şgena y mexicana del suroeste americano como m├ís que una traducci├│n simplificada de los ┬źbuenos salvajes┬╗ del fil├│sofo franc├ęs Rousseau. Jacinto sospecha de Latour al principio, pero reconoce que el cura trata a todos por igual, presentando un rostro a todas las personas. Conf├şa en el sacerdote porque se siente libre de buscar refugio con ├ęl en una cueva sagrada india secreta. Sin embargo, no abandonar├í sus supersticiones indias, que probablemente terminar├ín con la muerte de su hijo.

Eusabio deambula por el campo con dignidad y respeto por la tierra. Impresiona a Latour enmascarando su presencia en el campo y minimizando su presencia tanto como sea posible, lo que contrasta con los intentos del hombre blanco de llamar la atención sobre su presencia. Eusabio se hace muy amigo de Latour y es el primero en darse cuenta de que el cura enfermo está en su lecho de muerte.

Benito y su familia son cat├│licos, pero han adaptado su fe al entorno y en contra de la corrupci├│n y codicia del cura de Albuquerque. Benito tiene ├şconos religiosos de madera que tienen m├ís de sesenta a├▒os, pero atribuy├│ a los santos valores diferentes a los del Vaticano.

Manuelito es l├şder de los navajos oprimidos. Pide la intercesi├│n de Latour en nombre de la tribu ante el gobierno estadounidense. Cuando Latour explica que no tiene poder para ayudar a los navajos, Manuelito no se da por vencido y finalmente los navajos regresan a su tierra.



Deja un comentario