Indique el motivo



Pruebas Críticas Razón de Estado

La doctrina de la ¬ęraz√≥n de estado¬Ľ es un concepto resbaladizo de definir, ya que ha sido utilizado por muchos escritores con diferentes matices de significado. En general, se refiere a la idea de que el bienestar y la estabilidad del Estado son primordiales, y todas las acciones gubernamentales deben estar dirigidas hacia este fin. Esto incluye acciones que se considerar√≠an ilegales o inmorales en circunstancias normales. Maquiavelo no invent√≥ esta doctrina, que se puede encontrar en los escritos de muchos autores cl√°sicos, sobre todo T√°cito. Maquiavelo probablemente lo deriv√≥ de su estudio de Tito Livio, Jenofonte y Arist√≥teles. De hecho, Maquiavelo no usa la frase ¬ęraz√≥n de estado¬Ľ, que fue popularizada por primera vez por su compatriota italiano Giovanni Botero en su libro de 1589, Regi√≥n de Estado. Sin embargo, el libro de Botero se basa en gran medida en las ideas de Maquiavelo, y generalmente se le atribuye a Maquiavelo ser el primer escritor moderno en describir sistem√°ticamente los principios de la raz√≥n de estado.

impl√≠cito en todo El principe es la noci√≥n de que casi cualquier acci√≥n de un gobernante es justificable si contribuye a la paz, la prosperidad y la estabilidad del estado. Maquiavelo respalda el asesinato, el enga√Īo, la violencia y la crueldad siempre que est√©n dirigidos hacia el bien mayor. Aplaude la crueldad de Cesare Borgia al subyugar a la Roma√Īa porque finalmente trajo paz y seguridad a la regi√≥n anteriormente sin ley. En defensa de Maquiavelo, no respalda el enga√Īo o la violencia per se. √Čl asume que hay un nivel b√°sico de violencia y lesiones que los gobernantes no pueden evitar. La clave es hacer el mejor uso de esta crueldad inevitable. Las acciones que lastiman a unos pocos son mejores que las acciones que lastiman a muchos. Este principio se puede ver en su discusi√≥n de las colonias como un medio para subyugar el territorio reci√©n conquistado. Las colonias privan a algunas personas de sus tierras y hogares, pero son preferibles a la ocupaci√≥n por un ej√©rcito, que hiere y ofende a todos en el territorio. El bien mayor es claramente una consideraci√≥n aqu√≠. Sin embargo, Maquiavelo tambi√©n deja en claro su otra consideraci√≥n principal: las personas que son perjudicadas por las colonias son demasiado pocas, demasiado pobres y demasiado dispersas para representar una amenaza para el gobernante que abusa de ellas, mientras que poblaciones enteras que odian y desprecian al nuevo gobernante. son una amenaza definitiva para el poder continuo de ese gobernante.

Botero acus√≥ a Maquiavelo de tener una raz√≥n de estado basada en la falta de conciencia. Se acepte o no el juicio de Botero, se√Īal√≥ el problema central del concepto: es extremadamente dif√≠cil separar la raz√≥n de Estado del puro inter√©s propio, y las acciones cuestionables que promueven la salud del Estado de aquellas que promueven la salud del gobernante. ambiciones personales. . Por tanto, la raz√≥n de Estado pas√≥ a asociarse con la tiran√≠a, y la marca de Maquiavelo en particular ha sido vista como una justificaci√≥n del absolutismo y el autoritarismo. Algunos cr√≠ticos han tratado de defender a Maquiavelo se√Īalando que El principe no es un discurso sobre la moral, sino un estudio puramente t√©cnico y anal√≠tico del poder pol√≠tico. Por esta raz√≥n, a menudo se describe a Maquiavelo como el primer verdadero polit√≥logo, alguien que present√≥ una observaci√≥n imparcial de la pol√≠tica tal como es en realidad y no como dictaba la teor√≠a que deber√≠a ser. Al hacerlo, puede ser visto bajo la misma luz que los cient√≠ficos del Renacimiento como Galileo, quien descart√≥ las explicaciones tradicionales de los fen√≥menos que no eran consistentes con sus observaciones emp√≠ricas del funcionamiento de la naturaleza. En el interior El principe, el concepto de Estado se ha vuelto aut√≥nomo y aut√≥nomo. Divorciado de los conceptos occidentales tradicionales de la moralidad cristiana, se convierte en un fin en s√≠ mismo, que lleva consigo su propio patr√≥n de comportamiento independiente.

La raz√≥n de Estado pas√≥ de moda como filosof√≠a pol√≠tica a finales del siglo XVII, pero reapareci√≥ a mediados del siglo XIX como realpolitik, un t√©rmino que se aplica a menudo a las pol√≠ticas del canciller alem√°n Otto von Bismarck. El diccionario define realpolitik como ¬ępol√≠tica exterior determinada por la conveniencia m√°s que por la √©tica o la opini√≥n mundial; pol√≠tica de poder¬Ľ. El t√©rmino a menudo se traduce como ¬ępol√≠tica pr√°ctica¬Ľ, o pol√≠tica que realiza los objetivos del estado en el mundo real en lugar de un mundo basado en la teor√≠a o el idealismo. Uno de los supuestos de la realpolitik (o realismo pol√≠tico) es que todos los estados act√ļan para maximizar, o al menos preservar, su propio poder. Por lo tanto, todas las relaciones internacionales se basan en la lucha por el poder. El concepto opuesto es el idealismo, que supone que los diferentes estados tienen una armon√≠a b√°sica de intereses. Es f√°cil ver la influencia de Maquiavelo en el Realismo, recordando su insistencia en discutir las cosas como realmente son, as√≠ como su an√°lisis estrat√©gico de las mejores formas de adquirir y mantener el poder.



Deja un comentario