Gwendolen Fairfax y Cecily Cardew



An√°lisis de personajes Gwendolen Fairfax y Cecily Cardew

Tanto Gwendolen Fairfax como Cecily Cardew brindan a Wilde oportunidades para discutir ideas y publicitar la Mujer Nueva cerca del cambio de siglo. Son curiosamente similares en muchos aspectos, pero como herramientas de un escritor tienen sus diferencias.

Ambas mujeres son inteligentes, persistentes y buscadoras de objetivos en las que toman la iniciativa. Gwendolen sigue a Jack al campo, una atm√≥sfera bastante ajena a sus experiencias, y Cecily ha estado persiguiendo a Algernon desde el momento en que lo ve. Ambas mujeres son perfectamente capaces de enga√Īar a sus carceleros. Gwendolen escapa de su autoritaria madre, Lady Bracknell; Cecily enga√Īa a Jack para que haga que Algernon se quede, y tambi√©n logra escapar de Miss Prism para tener una cita con su futuro prometido. En el primer momento en que Cecily conoce a Algernon, explica con firmeza su identidad con una reacci√≥n sensata a su comentario condescendiente.

Para ambas mujeres, la apariencia y el estilo son importantes. Gwendolen debe tener la propuesta perfecta llevada a cabo de la manera correcta y debe casarse con un hombre llamado Ernest simplemente por las connotaciones del nombre. Cecily tambi√©n anhela la apariencia y el estilo. Ella cree que el hermano de Jack es un hombre malvado y, aunque nunca ha conocido a un hombre as√≠, piensa que la idea suena rom√°ntica. Ella juega con la b√ļsqueda rebelde y rom√°ntica del ¬ęhermano malvado¬Ľ, pero tiene plenas intenciones de reformarlo para que tenga la apariencia correcta y adecuada. El nombre respetable de Ernest como esposo es importante para ella. Ambas mujeres, a pesar de sus diferencias, son producto de un mundo donde el c√≥mo haces algo es m√°s importante que el por qu√©.

Cecily y Gwendolen son diferentes en algunos aspectos en sus personalidades y antecedentes. Gwendolen, por un lado, es confiada, mundana y c√≥moda en la gran ciudad de Londres. Si bien su madre le ense√Ī√≥ a ser miope como los impertinentes a trav√©s de los cuales Gwendolen observa el mundo, tambi√©n cri√≥ a su hija en una familia tradicional, la √ļnica familia de este tipo en toda la obra. Por otro lado, Cecily se introduce en un entorno ajardinado, hijo de un entorno m√°s resguardado, natural y menos sofisticado. No tiene otra figura materna que la sombr√≠a Miss Prism, y tiene un guardi√°n en lugar de un padre.

Gwendolen le ofrece a Wilde la oportunidad de hablar sobre el matrimonio, las citas y los absurdos de la vida. Sus pronunciamientos sobre trivialidades y sus contradicciones absolutas de lo que dijo dos l√≠neas antes la convierten en el instrumento perfecto para que Wilde aporte humor y comente las fr√≠volas actitudes victorianas. Cecily le ofrece a Wilde la oportunidad de hablar sobre la educaci√≥n aburrida y aburrida, los valores victorianos, el dinero y la seguridad, y la represi√≥n de la pasi√≥n. M√°s protegida que Gwendolen, Cecily a√ļn tiene que aprender sus aburridas lecciones y hacer un buen matrimonio.

Ambas mujeres se ven idealmente combinadas con sus prometidos. Gwendolen es muy sensata y directa como Jack. Ella cree en las apariencias, el esnobismo de la clase alta, el comportamiento correcto y la capacidad de discutir, hasta la saciedad, lo trivial. Jack tambi√©n es pr√°ctico y se toma muy en serio sus responsabilidades. Si bien tiene sentido del humor, tambi√©n se da cuenta, particularmente en el campo, de que debe mantener una imagen adecuada y pagar sus cuentas. Cecily y Algernon est√°n motivados por la pasi√≥n y la gratificaci√≥n inmediata. M√°s emocionales que sus compa√Īeros, persiguen la vida con venganza, apuntando a lo que quieren y ajenos a las consecuencias. Ambas parejas se entregan a ingeniosos epigramas y combinan a la perfecci√≥n.

Si bien Wilde pasa la mayor parte de su obra satirizando los ideales victorianos de cortejo y matrimonio, √©l se r√≠e √ļltimo con sus personajes femeninos. A pesar de sus posiciones en la sociedad como v√≠ctimas de las maquinaciones de los hombres, los contratos matrimoniales y la propiedad, las mujeres son los personajes fuertes que tienen el control firme. Wilde ofrece dos personajes femeninos que carecen de la crueldad de Lady Bracknell pero que tienen la fuerza y ‚Äč‚Äčel sentido pr√°ctico de los que carecen los hombres.



Deja un comentario