Guía de estudio de una vista desde el puente

Una vista desde el puente es una de las obras más famosas de Arthur Miller, conocida por su intensidad de pasión y ecos de la tragedia griega.

El trabajo surgió de la fascinación de Miller por Red Hook, un vecindario de Brooklyn a solo unas cuadras de donde vivía. Sintió que era un lugar enigmático, desconectado de sus propias experiencias en Estados Unidos. Pasó un año investigando el vecindario, yendo a bares y visitando los muelles para ver a los estibadores competir por sus trabajos diarios. Esta investigación lo llevó inicialmente a colaborar con su amigo el director Elia Kazan en un guión titulado El gancho. No se hizo porque poseyera una “actitud antiamericana”, pero ambos hombres se inspiraron en este enclave cultural.

Como su Crisol, una vista desde el puente fue escrito en el apogeo de la histeria anticomunista. A menudo se ve como una respuesta a la información de Kazán sobre presuntos comunistas en la industria al Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara, así como a su película. En el paseo marítimo (1954) en el que informar se veía como un acto moral.

Miller escribió la primera versión en 1955. Fue sólo un acto, junto con Un recuerdo de dos lunes, y muchos de los discursos se escribieron en verso libre. En esta versión, Eddie se arrastra por el escenario para morir en los brazos de Catherine y la besa por primera vez. Las críticas fueron en su mayoría negativas.

Con la esperanza de volver a publicarlo en la prensa crítica, Miller decidió revisarlo para que tuviera un mejor lugar en la parte superior de la factura. Añadió un segundo acto, lo tradujo todo en prosa y cambió la escena de la muerte de Eddie. Los personajes femeninos también se ampliaron, la escenografía se volvió más realista y se eliminó el coro.

Cuando solicitó una licencia de la Oficina de Lord Chamberlain para representar la obra en Inglaterra, le dijeron que necesitaba cambiar los aspectos incestuosos y homosexuales de la obra. Como era de esperar, Miller y sus productores resintieron esta censura. Lo solucionaron presentándolo como una actuación privada solo por suscripción en el Comedy Centre de Londres. Se estrenó el 11 de octubre de 1956, con 220 funciones. Las críticas fueron positivas, aunque algunos críticos prefirieron la versión de un solo acto. No fue censurado en Estados Unidos, aunque el FBI tenía un extenso expediente sobre Miller y consideraba el trabajo antiamericano.

Los avivamientos de la versión en dos actos han funcionado muy bien. En 1965, una versión Off-Broadway protagonizada por Robert Duvall y Jon Voight, con 780 funciones; esta fue la puesta en escena favorita de Arthur Miller. Otras puestas en escena notables incluyeron una versión de 1987 con Michael Gambon como Eddie y una versión de 1995 con Bernard Hill. El renacimiento más actual, aclamado por la crítica, está dirigido por Ivo van Hove y se presentó en Londres y Broadway; abre en Los Ángeles en otoño de 2016.

En 1962 se lanzó una versión cinematográfica. Norman Rosten, amigo de Miller, escribió el guión y eliminó algunas escenas y Alfieri como narrador. No le fue bien ni crítica ni comercialmente. También se tradujo dos veces en ópera, una en 1961 y otra en 1991.

Deja un comentario