Frankenstein : Resumen |

Robert Walton, un aventurero ingl√©s, emprende una expedici√≥n al Polo Norte. Durante esta expedici√≥n (que ha sido un sue√Īo de toda su vida), Walton se comunica con su hermana por carta. En medio de los t√©mpanos de hielo, Walton y su tripulaci√≥n encuentran a un hombre extremadamente cansado que viaja en un trineo tirado por perros. El hombre est√° al borde de la muerte y deciden llevarlo a bordo. Una vez que el misterioso viajero se ha recuperado un poco de su debilidad, Robert Walton comienza a hablar con √©l. Los dos entablan una amistad (Walton se siente muy solo y desde hace mucho tiempo desea tener un compa√Īero cercano). El hombre est√° desolado y durante mucho tiempo no hablar√° de por qu√© est√° atravesando el √Ārtico solo. Despu√©s de sentirse m√°s c√≥modo con Walton, decide contarle su historia oculta durante mucho tiempo.

El orador es Victor Frankenstein, de quien se nombra el libro. Ser√° el narrador de la mayor parte de la novela. Nacido en una familia suiza adinerada, V√≠ctor disfrut√≥ de una infancia id√≠lica y pac√≠fica. Sus padres eran personas amables y maravillosas; se presentan como brillantes ejemplos de la bondad del esp√≠ritu humano. Su padre, Alphonse, se enamor√≥ de su esposa, Caroline, cuando falleci√≥ su padre, un querido amigo suyo. Alphonse tom√≥ al joven hu√©rfano bajo su cuidado, y con el paso del tiempo se enamoraron. Mantiene a su esposa con gran estilo. En agradecimiento por su propia buena fortuna, Caroline es extremadamente altruista. Visita con frecuencia a los pobres que viven en su parte del campo italiano. Un d√≠a, se encuentra con la casa de una familia que tiene una hermosa hija adoptiva. Su nombre es Elizabeth Lavenza. Aunque son amables, la pobreza de los padres adoptivos de Elizabeth hace que cuidar de ella sea una carga financiera. Caroline se enamora de la hermosa ni√Īa a la vista y la adopta en la familia Frankenstein. Tiene una edad cercana a la de V√≠ctor y se convierte en la parte central y m√°s querida de su infancia. Elizabeth es la compa√Īera m√°s querida de V√≠ctor. Sus padres animan a los ni√Īos a estar cerca de todas las formas imaginables: como primos, como hermano y hermana y, en el futuro, como marido y mujer.

Los a√Īos de infancia de V√≠ctor pasan a una velocidad asombrosa. En la familia nacen dos hijos m√°s, William y Ernest. En este momento, los Frankenstein mayores deciden detener sus constantes viajes: la familia finalmente se instala en Ginebra. Aunque V√≠ctor es algo solitario, tiene un amigo querido: Henry Clerval, de quien es inseparable. Los dos tienen ambiciones completamente diferentes: V√≠ctor ha desarrollado una pasi√≥n por la ciencia, mientras que Henry anhela estudiar la historia de la lucha y el esfuerzo humanos. Finalmente, los padres de Victor deciden que es hora de que comience sus estudios universitarios en Ingolstadt. Antes de su partida, fallece la madre de V√≠ctor. En su lecho de muerte, le dice a Victor y Elizabeth que es su mayor deseo verlos casados. V√≠ctor se va a la universidad, todav√≠a de luto por su madre y preocupado por esta separaci√≥n de sus seres queridos.

Mientras tanto, en Ginebra, la vida contin√ļa. Debido a que Caroline fue tan generosa, Elizabeth tambi√©n aprende a ser amable. Cuando tiene la edad suficiente para saber lo que piensa, extiende la vivienda y el amor a una joven llamada Justine, cuya madre no le gusta y desea deshacerse de ella. Aunque Justine es una sirvienta de la casa Frankenstein, Elizabeth, Ernest y William la consideran una hermana.

En Ingolstadt, la pasi√≥n de Victor por la ciencia aumenta exponencialmente. Cae en manos de Waldeman, profesor de qu√≠mica, que le excita la ambici√≥n y el deseo de alcanzar fama y distinci√≥n en el campo de la filosof√≠a natural. As√≠ comienza la man√≠a que acabar√° destruyendo la vida de V√≠ctor. V√≠ctor pasa d√≠a y noche en su laboratorio. Desarrolla un inter√©s devorador por el principio de vida (es decir, la fuerza que imparte vida a un ser humano). Este inter√©s se convierte en una obsesi√≥n antinatural, y V√≠ctor se compromete a crear un ser humano a partir de pedazos de los muertos. √Čl frecuenta cementerios y osarios. No le cuenta a nadie de este trabajo y pasan a√Īos sin que √©l lo visite. Finalmente, su trabajo se completa: una noche, los ojos amarillos de la criatura finalmente se abren para mirar a V√≠ctor. Cuando V√≠ctor contempla la forma monstruosa de su creaci√≥n (que es de un tama√Īo gigantesco y una fealdad grotesca), se horroriza. Huye de su laboratorio y busca consuelo en la noche. Cuando regresa a sus habitaciones, la criatura ha desaparecido.

Henry se une a V√≠ctor en la escuela y los dos comienzan a estudiar idiomas y poes√≠a. V√≠ctor no tiene ning√ļn deseo de volver a la filosof√≠a natural que una vez gobern√≥ su vida. Se siente enfermo cada vez que piensa en el monstruo que cre√≥. V√≠ctor y Clerval pasan todos los momentos disponibles juntos en el estudio y el juego; Pasan dos a√Īos.

Luego, llega una carta de Elizabeth con una trágica noticia. El hermano menor de Víctor, William, ha sido asesinado en el campo cerca de la finca Frankenstein. En su camino de regreso a Ginebra, Víctor se siente preso de un miedo innombrable. Al llegar a su aldea, se tambalea por el campo en medio de una tormenta eléctrica, atormentado por el dolor por la pérdida de su hermano. De repente, ve una figura, demasiado colosal para ser la de un hombre, iluminada por un relámpago: instantáneamente la reconoce como su grotesca creación. En ese momento, se da cuenta de que el monstruo es el asesino de su hermano.

Al hablar con su familia a la ma√Īana siguiente, Victor se entera de que Justine (la sirvienta y amiga de confianza de su familia) ha sido acusada del asesinato de William. William llevaba un relicario antiguo en el momento de su muerte; esta chucher√≠a fue encontrada en el vestido de Justine la ma√Īana despu√©s del asesinato. V√≠ctor sabe que la han incriminado, pero no se atreve a decirlo: su relato ser√° descartado como el desvar√≠o de un loco. La familia se niega a creer que Justine sea culpable. Elizabeth, especialmente, est√° desconsolada por el encarcelamiento injusto de su querida amiga. Aunque Elizabeth habla elocuentemente de la bondad de Justine en su juicio, es declarada culpable y condenada a muerte. Justine acepta con gracia su destino. A ra√≠z de la doble tragedia, la familia Frankenstein permanece en un estado de dolor estupefacto.

Durante una caminata solitaria en las monta√Īas, V√≠ctor se encuentra cara a cara con la criatura, quien procede a narrar lo que ha sido de √©l desde que huy√≥ del laboratorio de V√≠ctor. Despu√©s de vagar grandes distancias y sufrir un inmenso fr√≠o y hambre, el monstruo busc√≥ refugio en una choza abandonada. Su refugio colindaba con la caba√Īa de una familia francesa exiliada: al observarlos, el monstruo adquir√≠a el lenguaje, as√≠ como un amplio conocimiento de los caminos de la humanidad. Le ayud√≥ mucho en esto la lectura de tres libros recuperados de una cartera en la nieve: Milton’s para√≠so perdido, De Goethe Dolores de Werter, y un volumen de Vidas de Plutarco. El monstruo habla con gran elocuencia y cultivo como resultado de su limitada pero admirable educaci√≥n.

Desarroll√≥ un profundo amor por la noble (aunque empobrecida) familia francesa y finalmente hizo una obertura de amistad. Habiendo aprendido ya que su horrible apariencia inspira miedo y disgusto, habl√≥ primero con el anciano patriarca de la familia: la ceguera de este honorable anciano le permiti√≥ reconocer la sinceridad y el refinamiento del monstruo (independientemente de su apariencia). Sin embargo, los otros miembros de la familia regresaron inesperadamente y sacaron a la criatura de la caba√Īa con piedras.

El monstruo estaba lleno de dolor y maldijo a su creador y su propia fealdad. Por tanto, decidi√≥ vengarse de Frankenstein, cuyo paradero hab√≠a descubierto en los cuadernos del laboratorio. A su llegada a Ginebra, la criatura se encontr√≥ con William, cuya belleza juvenil virgen lo atrajo enormemente. El monstruo, ansioso por tener compa√Ī√≠a, le pidi√≥ a William que se fuera con √©l, con la esperanza de que la inocencia juvenil del ni√Īo le hiciera perdonar al monstruo su fealdad. En cambio, William luch√≥ y llam√≥ al monstruo con varios nombres crueles; al enterarse de que el ni√Īo estaba relacionado con V√≠ctor, lo estrangul√≥ con una furia vengativa. Atra√≠do por la belleza del relicario, lo tom√≥ y huy√≥ a un granero cercano.

All√≠, encontr√≥ a Justine, que hab√≠a ca√≠do en un sue√Īo exhausto despu√©s de buscar todo el d√≠a y toda la noche a William. El coraz√≥n del monstruo se desgarr√≥ por su belleza angelical, y se encontr√≥ lleno de anhelo por ella. De repente, se apoder√≥ de √©l la angustiosa comprensi√≥n de que nunca conocer√≠a el amor. Meti√≥ el relicario en los pliegues del vestido de Justine en un intento de vengarse de todas las mujeres reprimidas.

El monstruo concluye su relato denunciando a V√≠ctor por su abandono; exige que V√≠ctor le construya una compa√Īera, para que ya no est√© tan completamente solo. Si V√≠ctor cumple con esta petici√≥n bastante razonable, promete dejar la sociedad humana para siempre. Aunque tiene una breve crisis de conciencia, V√≠ctor acepta la tarea para salvar a los seres queridos que le quedan.

Viaja a Inglaterra con Clerval para aprender nuevas t√©cnicas cient√≠ficas que lo ayudar√°n en su odiosa tarea. Una vez que ha adquirido los datos necesarios, se retira a un rinc√≥n oscuro de Escocia, prometiendo volver con Henry cuando el trabajo est√© terminado. V√≠ctor est√° casi a la mitad de la obra de la creaci√≥n cuando de repente se apodera del miedo. Temeroso de que la criatura y su amante engendren a√ļn m√°s monstruos y, por lo tanto, destruyan a la humanidad, hace pedazos a la nueva mujer ante los ojos del monstruo. La criatura emite un grito torturado. Deja a V√≠ctor con una √ļnica y ominosa promesa: que estar√° con √©l en su noche de bodas.

V√≠ctor saca un peque√Īo bote de remos al centro de un vasto lago escoc√©s; all√≠, arroja por la borda los restos andrajosos de la nueva mujer. Cae en un sue√Īo exhausto y va a la deriva durante un d√≠a entero en aguas abiertas. Cuando finalmente llega a la orilla, inmediatamente lo apresan y lo acusan de asesinato. Un desconcertado V√≠ctor es llevado a una peque√Īa habitaci√≥n l√ļgubre y se le muestra el cuerpo de su amado Henry, asesinado a manos de la criatura. Esto provoca una fiebre del delirio que dura meses. Su padre viene a acompa√Īarlo a casa, y finalmente V√≠ctor es absuelto de todos los cargos.

En su casa en Ginebra, la familia comienza a planificar el matrimonio de Elizabeth y Victor. En su noche de bodas, Elizabeth muere estrangulada en el lecho conyugal. Al escuchar la noticia, el padre de Víctor se va a la cama, donde muere de dolor.

Habiendo perdido a todos los que hab√≠a amado, V√≠ctor decide pasar el resto de su vida persiguiendo a la criatura. Esto es precisamente lo que quiere la propia criatura: ahora, Frankenstein ser√° tan miserable y desamparado como √©l. Durante alg√ļn tiempo, el creador persigue su creaci√≥n; lo hab√≠a perseguido hasta el C√≠rculo Polar √Ārtico cuando Walton lo rescat√≥. Aunque advierte al capit√°n de barco contra la ambici√≥n y la curiosidad excesivas, alienta contradictoriamente a los marineros a continuar su viaje condenado, aunque significar√° una muerte segura. Su raz√≥n: para gloria y conocimiento humano. Finalmente, ya no puede luchar contra su enfermedad y muere pac√≠ficamente mientras duerme. En el momento de su muerte, aparece la criatura: lamenta todo lo que ha hecho, pero sostiene que no podr√≠a haberlo hecho de otra manera, dada la magnitud de su sufrimiento. Luego huye, jurando que se construir√° una pira funeraria y arrojar√° su despreciada forma a las llamas.

Deja un comentario