Fedra: Fedra | acantiladosnotas



resumen del juego

Acto I

Teseo, rey de Atenas, desapareci√≥ durante una de sus expediciones. Hip√≥lito le dice a Theramenes su intenci√≥n de buscar a su padre. Pero esta no es la verdadera raz√≥n por la que quiere irse de Troezen, donde ha estado el juzgado durante alg√ļn tiempo. Tampoco quiere evitar la persecuci√≥n de su madrastra, Fedra. Su √ļnico motivo es escapar de los encantos de Aricia, la √ļnica sobreviviente de la familia real que anteriormente gobern√≥ Atenas. √Čl est√° enamorado de ella y su padre le ha prohibido casarse.

Oenone, la enfermera de Phaedra, anuncia a su amante, pero Hippolytus quiere evitar un encuentro desagradable y se va. El comportamiento de la reina y su conversación con Enone delatan su amor incestuoso y prohibido por Hipólito. Ella desea la muerte, pero el repentino anuncio de la muerte de Teseo le da a las cosas un nuevo aspecto. Libre para satisfacer su pasión, abandona su plan suicida para aliarse con Hipólito contra Aricia, para preservar el derecho de su propio hijo al trono de Atenas.

acto II

Ismene, la confidente de Aricia, anuncia la muerte de Teseo a la joven y al mismo tiempo revela su sospecha sobre los sentimientos románticos de Hipólito por Aricia. Incrédula, la joven escucha una revelación que la encanta, pues ella, a su vez, se ha enamorado de Hipólito. Hippolytus pronto confirma la especulación del confidente en una tierna pero incómoda confesión. La entrevista es interrumpida por el anuncio de la llegada de Phaedra, pero no antes de que Aricia admita tímidamente sus propios sentimientos.

Phaedra entra con la intención de rogar por su hijo. Sin embargo, impulsada por su pasión, olvida su propósito original y revela su amor secreto. Abrumada por la horrorizada recepción de su declaración por parte de Hipólito, toma su espada para suicidarse. Mientras huye, Theramenes llega con un rumor importante: Teseo puede estar vivo. Hippolytus decide investigar el rumor y luchar contra el reclamo del trono de Phaedra y en defensa de los derechos de Aricia.

acto III

La confesión de Fedra tuvo un resultado inesperado. A pesar de su humillación, sus esperanzas han revivido y ahora le pide a Oenone, que se muestra reticente, que defienda su aventura con Hippolytus. Sin embargo, la situación cambia drásticamente con la noticia del regreso de Teseo. Al principio, Phaedra, presa del pánico, vuelve a amenazar con suicidarse, luego cede al pérfido plan de Oenone de acusar a Hippolytus de intentar seducirla. Cuando entra Teseo, Fedra se va con una pista críptica. Hippolytus también se va con una excusa poco convincente.

acto IV

Al comienzo de la escena, Oenone completa la acusaci√≥n calumniosa contra Hippolytus presentada entre bastidores. El cr√©dulo Teseo est√° completamente equivocado. Cuando aparece Hip√≥lito, Teseo se maravilla indignado por la apariencia inocente de su hijo y lo saluda con acusaciones desmedidas, que culminan con una oraci√≥n a Neptuno para vengarse. Hip√≥lito, por consideraci√≥n filial, se defiende se√Īalando su reputaci√≥n de virtud y recordando a Teseo la ascendencia de Fedra, y confesando su amor por Aricia. Teseo rechaza este √ļltimo argumento como una mera estratagema.

Mientras tanto, Fedra, abrumada por el remordimiento, acude a Teseo para rogar por Hipólito. Pero cambia de opinión cuando Teseo le revela sin querer que tiene un rival exitoso. Se pone histérica de celos y rabia. Eventualmente, sin embargo, se arrepiente y repudia a Oenone, el instigador y agente de su traición.

Acto V

A√ļn neg√°ndose a limpiar su nombre, Hippolytus decide huir, pero antes de irse, arregla una reuni√≥n con Aricia para que puedan casarse. Inmediatamente despu√©s de tu partida, Teseo aparece abruptamente. A pesar del bochorno, Aricia lo confronta y defiende la inocencia de Hip√≥lito con tal convicci√≥n que la certeza del rey se tambalea. Llama a Oenone y se perturba a√ļn m√°s cuando un sirviente revela el suicidio de Oenone y el comportamiento irracional de Phaedra. Teseo finalmente est√° dispuesto a reconsiderar su creencia en la culpabilidad de su hijo, pero es demasiado tarde. A Theramenes se le ocurre la desgarradora historia de la muerte de Hip√≥lito. Phaedra llega y limpia a Hippolytus, luego muere por los efectos de un veneno que tom√≥ antes. Angustiado, Teseo jura hacer las paces con la memoria de su hijo y tratar a Aricia como a su hija.

.



Deja un comentario