Federalista #6 (Hamilton)



Resumen y Análisis Sección I: Introducción General: Federalista #6 (Hamilton)

Resumen

Pasando de los peligros extranjeros a una Am√©rica desunida, este ensayo abord√≥ peligros de un ¬ętipo a√ļn m√°s alarmante, esos [that would] con toda probabilidad provengan de disensiones entre los propios Estados y de facciones y convulsiones internas‚ÄĚ.

A pesar de toda la experiencia hist√≥rica en sentido contrario, todav√≠a hab√≠a algunos ¬ęhombres o dise√Īadores visionarios¬Ľ (antifederalistas) que argumentaban que los estados estadounidenses, incluso si estaban desunidos, vivir√≠an en paz unos con otros. Sosten√≠an que ¬ęel genio de las rep√ļblicas… es pac√≠fico; el esp√≠ritu del comercio tiende a suavizar los modales de los hombres y extinguir los humores inflamables que tan a menudo se encienden en las guerras¬Ľ. ¬ŅEra este el hecho? pregunt√≥ Hamilton, y respondi√≥ ¬°No!

En la pr√°ctica, ¬Ņeran las rep√ļblicas menos adictas a la guerra que las monarqu√≠as? ¬ŅNo son los primeros administrados por los hombres, as√≠ como los segundos? . . . ¬ŅNo est√°n las asambleas populares a menudo sujetas a los impulsos de la ira, el resentimiento, los celos, la avaricia y otras propensiones irregulares y violentas? . . .

Hasta ahora, ¬Ņha hecho el comercio algo m√°s que cambiar los objetos de la guerra? ¬ŅNo es el amor a la riqueza una pasi√≥n tan dominadora y emprendedora como la del poder o la gloria? . . . ¬ŅNo ha dado el esp√≠ritu de comercio en muchos casos nuevos incentivos al apetito por uno u otro?

Se citaron Roma, Cartago, Venecia y Holanda para reforzar el argumento de que estas rep√ļblicas no hab√≠an sido menos belicosas que las monarqu√≠as de su √©poca. En Gran Breta√Īa, por ejemplo, el comercio fue durante siglos la actividad predominante, con el resultado de que pocas naciones ¬ęse involucraban con m√°s frecuencia en la guerra¬Ľ; y tales guerras ¬ęen muchos casos proced√≠an del pueblo. Hubo, si se me permite decirlo, casi tantas guerras populares como reales¬Ľ.

¬°Fuera las enso√Īaciones que seduc√≠an a los estadounidenses a creer que, si se divid√≠an, las distintas confederaciones podr√≠an coexistir pac√≠ficamente! Hamilton concluy√≥ citando a un ¬ęescritor inteligente¬Ľ, l’Abbe de Mably, quien en su Principios de Negociaciones estableci√≥ como un axioma pol√≠tico indiscutido que la ¬ęvecindad, o la proximidad a la situaci√≥n¬Ľ, convierte a las naciones en ¬ęenemigos naturales¬Ľ.

An√°lisis

Retomando el texto aqu√≠, Hamilton desarroll√≥ el argumento de que la ruptura de la Uni√≥n presentar√≠a otro peligro de ¬ęun tipo a√ļn m√°s alarmante¬Ľ: el peligro de ¬ęfacciones y levantamientos dom√©sticos¬Ľ.

Aqu√≠ surgieron los principios fundamentales de la filosof√≠a pol√≠tica de Hamilton, aunque no muy abiertamente, aunque ligeramente enmascarados. Cualquier cosa que oliera a democracia era anatema para √©l; democracia significaba agitaci√≥n y ¬ęconvulsiones¬Ľ. Incluso las rep√ļblicas eran sospechosas a sus ojos. Eran propensos a ¬ędesperdiciarse en disputas ruinosas¬Ľ. ¬ŅEran las rep√ļblicas comerciales ¬ęcomo la nuestra¬Ľ menos adictas a la guerra que las monarqu√≠as?

Apostando por ¬ęhombres visionarios o dise√Īadores¬Ľ, refiri√©ndose a los antifederalistas, Hamilton neg√≥ su visi√≥n de que el comercio tuviera ¬ęuna tendencia a suavizar las costumbres de los hombres y extinguir los humores inflamables que tan a menudo se encend√≠an en las guerras¬Ľ. No fue as√≠. El comercio solo aument√≥ el apetito por la riqueza y el dominio, como se evidencia m√°s claramente en la historia de Gran Breta√Īa, una gran naci√≥n comercial, que hab√≠a estado ¬ęenvuelta en guerras con m√°s frecuencia¬Ľ que casi cualquier otra. Los estadounidenses deber√≠an dejar a un lado la ¬ęfalacia y extravagancia de esas teor√≠as ociosas que nos han divertido con promesas de exenci√≥n de las imperfecciones, debilidades y males inherentes a la sociedad en todas sus formas¬Ľ.



Deja un comentario