Fahrenheit 451 : Resumen |

Ambientada en el siglo 24, Fahrenheit 451 cuenta la historia del protagonista, Guy Montag. Al principio, Montag disfruta de su profesi√≥n de bombero, quemando libros de propiedad ilegal y las casas de sus due√Īos. Sin embargo, Montag pronto comienza a cuestionar el valor de su profesi√≥n y, a su vez, su vida. A lo largo de la novela Montag lucha con su existencia, eventualmente huyendo de su sociedad opresiva y censurada y uni√©ndose a una red clandestina de intelectuales. Con sus nuevos amigos, Montag es testigo de la destrucci√≥n at√≥mica de su antigua ciudad y se dedica a reconstruir una sociedad alfabetizada y cultural.

Al comienzo de la novela, Montag desarrolla una amistad con su vecina de 17 a√Īos, Clarisse McClellan, cuya perspectiva humanista y naturaleza inquisitiva llevan a Montag a examinar su vida. Pronto, se da cuenta de que es infeliz y ya no ama a su esposa, Millie. Mientras tanto, Millie no est√° dispuesta a lidiar con la realidad y, en cambio, elige sumergirse en la televisi√≥n interactiva, la radio de conchas marinas y una adicci√≥n a los tranquilizantes. Insatisfecho por su ocupaci√≥n y descontento con una sociedad indiferente a los informes de una guerra at√≥mica inminente, Montag comienza a cuestionar los caminos del mundo. Espec√≠ficamente, Montag se pregunta por qu√© se percibe que los libros son tan peligrosos y por qu√© algunas personas les son tan leales. ¬ŅQu√© poder tienen los libros?

Impulsado por su creciente inquietud, Montag roba un libro de una colecci√≥n que lo env√≠an a quemar. En el lugar del incendio, Montag se siente conmocionado cuando la due√Īa de los libros, una mujer mayor, se niega a dejar su casa. En cambio, la mujer prende fuego a su casa empapada de keroseno y permanece all√≠, y ella es destruida por las llamas. La dedicaci√≥n de la mujer a sus libros hace que Montag se d√© cuenta de que quiz√°s la felicidad que le falta se puede encontrar en los libros. Despu√©s de la quema, Montag regresa a casa, sinti√©ndose enfermo mientras revive la horrible muerte de la mujer. Empieza a darse cuenta de que aunque, durante los √ļltimos diez a√Īos, pens√≥ que estaba sirviendo a la sociedad como bombero, en realidad era puramente un instrumento de destrucci√≥n. Esa noche, en una discusi√≥n con Millie, Montag se entera de que su amiga Clarisse fue asesinada por un autom√≥vil a alta velocidad m√°s de una semana antes. Al escuchar esta noticia, Montag se siente a√ļn m√°s enfermo. Se queda dormido esa noche con el libro robado escondido debajo de la almohada.

Al d√≠a siguiente, Montag se niega a asistir al trabajo, alegando que est√° enfermo. Su jefe, el Capit√°n Beatty, visita a Montag esa ma√Īana y, de alguna manera, parece ser consciente de la lucha interna que est√° sufriendo Montag y de que Montag podr√≠a poseer libros. Beatty le da una conferencia a Montag sobre lo ofensivo de los libros y la superioridad de su sociedad actual, donde la homogeneidad y la estructura son obligatorias, a la vieja sociedad donde se fomentaba el pensamiento libre y se permit√≠a a la gente expresar opiniones diferentes. Durante la visita de Beatty, Millie organiza nerviosamente el dormitorio e intenta quitarle la almohada a Montag. Cuando √©l no la deja, ella pone su mano debajo y encuentra el libro escondido. Millie est√° asombrada y, aunque no renuncia directamente a su marido, le pregunta a Beatty qu√© pasar√≠a si un bombero trajera un libro a casa. Beatty dice que los bomberos pueden traer un libro a casa, pero deben quemarlo dentro de las 24 horas.

Cuando Beatty se va, Montag recupera unos 20 libros que ha robado de las alarmas a lo largo de los a√Īos y comienza a leer. Inseguro sobre qu√© hacer a continuaci√≥n, Montag recuerda haber conocido a un profesor jubilado, Faber, un a√Īo antes y discutir con el anciano el valor de las ideas. Decide visitar a Faber, quien al principio tiene miedo de hablar con √©l, por temor a ser la pr√≥xima v√≠ctima del bombero. Sin embargo, a medida que los dos hombres comienzan a confiar el uno en el otro, Faber se convierte en mentor de Montag, comparte sus conocimientos con el bombero y conspira con √©l para hacer copias de sus libros. Faber le da a Montag una peque√Īa radio bidireccional de su propia invenci√≥n para que se la inserte en el o√≠do para que los dos hombres siempre est√©n en comunicaci√≥n.

En casa, Montag se disgusta con su esposa y sus amigos mientras se sientan ociosos, miran televisión y se involucran en chismes que revelan su egoísmo y falta de conciencia o preocupación por la inminente guerra atómica. Contra las objeciones de Faber que fluyen a través de la radio secreta que resuena en su oído, Montag involucra a las mujeres en un debate sobre la familia y la política. A continuación, les lee un libro de poesía. Los amigos de Mildred reaccionan emocionalmente a la lectura de Montag, llorando y sin comprender la fuente de sus lágrimas. Cuando los dos amigos temblorosos de Mildred se van, ella se retira a su habitación para tomar algunas pastillas para dormir y Montag esconde sus libros en el patio trasero antes de irse al trabajo, donde Beatty se involucra en una retórica más anti-libro y anti-intelectual. Los bomberos son llamados a una alarma y Montag se siente consternado al descubrir que es su propia casa la que va a ser incendiada. Su esposa Millie lo denunció.

Despu√©s de quemar su casa y sus pertenencias, habitaci√≥n por habitaci√≥n, seg√ļn lo ordenado por el Capit√°n Beatty, Montag es reprendido por su jefe, y los dos hombres se pelean, durante la cual la radio de Faber sale del o√≠do de Montag. Cuando Beatty comenta que tanto Montag como su ¬ęamigo¬Ľ (Faber) ser√°n tratados con severidad, Montag lo amenaza con el lanzallamas. Cuando Beatty contin√ļa abusando verbalmente de √©l, Montag acciona el interruptor y mata al jefe. Inmediatamente, el Mechanical Hound, un perro de ataque computarizado que puede rastrear a cualquier ser humano mediante el olfato, lo persigue. El Sabueso lo apu√Īala en la pierna con una aguja de proca√≠na, pero Montag es capaz de aniquilarlo con el lanzallamas antes de que pueda hacer m√°s da√Īo. Montag recupera los libros que le quedan del patio antes de correr hacia el de Faber. En el camino, hace una pausa para plantar los libros en la casa del bombero Black, se recupera brevemente en una gasolinera donde escucha informes de que la guerra ha sido declarada, y al cruzar la calle es casi atropellado por un conductor imprudente.

Faber proporciona refugio a Montag, quien est√° siendo perseguido con vehemencia por un segundo Sabueso Mec√°nico y las autoridades. Faber le da a Montag algo de ropa vieja (enmascarando su olor e impidiendo as√≠ al Sabueso Mec√°nico), y le dice que vaya al r√≠o y flote r√≠o abajo hasta las v√≠as del tren, donde con suerte encontrar√° un campamento de vagabundos de forajidos intelectuales que puedan ayudarlo. . A su vez, Montag anima a Faber a que encienda todos sus aspersores para arrojar al Perro de su olor. Montag se marcha, Faber sigue su consejo y luego se dirige a St. Louis para encargar a un antiguo impresor que conoce que imprima algunos libros. Montag flota r√≠o abajo, evitando con √©xito al Sabueso, y se encuentra con un grupo de antiguos escritores, cl√©rigos y acad√©micos junto a la orilla del r√≠o. El l√≠der del grupo, un autor llamado Granger, le da la bienvenida a Montag y le ofrece un brebaje para cambiar su pH para que el Perro no pueda detectar su presencia. Luego, los hombres usan un televisor port√°til para ver la persecuci√≥n policial que ha causado la fuga de Montag. Montag se sorprende al ver al Sabueso Mec√°nico matar a otro hombre mientras el locutor proclama: ¬ę¬°Montag est√° muerto!¬Ľ La polic√≠a, no queriendo perder la confianza del p√ļblico, lanz√≥ al Perro tras un hombre inocente cuando perdi√≥ el rastro de Montag.

Granger le dice a Montag c√≥mo los hombres de su campamento han memorizado obras literarias para que alg√ļn d√≠a, cuando sea seguro hacerlo, puedan volver a imprimir libros y recrearlos de memoria. Cuando las bombas at√≥micas destruyen la ciudad, los hombres se dispusieron a tamizar los escombros y empezar de nuevo. Planean fomentar una sociedad donde los libros y el pensamiento libre puedan florecer.

Deja un comentario