Esquinas XXIX-XXX



Resumen y An√°lisis Cantos XXIX-XXX

Resumen

Habiendo llegado al abismo o bolsa del mal en el octavo c√≠rculo, Dante quiere detenerse un momento para observar estas sombras sufrientes, pero Virgilio se impacienta y le dice que siga adelante. Dante le dice a Virgilio que est√° buscando a uno de sus parientes que, seg√ļn √©l, est√° aqu√≠. ¬ęCreo que un esp√≠ritu de mi propia sangre est√° entre los condenados¬Ľ. Dante se demora solo porque quiere hablar con este pariente y quiere que Virgil sea m√°s paciente.

Virgilio responde que vio al pariente de Dante debajo del puente que acababan de cruzar, y que esta sombra, a quien los dem√°s llamaban Geri del Bello, sacudi√≥ el dedo amenazadoramente a Dante cuando pasaron. Es entonces cuando Dante se da cuenta de que el asesinato de Geri del Bello nunca fue vengado por ning√ļn miembro de la familia de Dante. Y por este fracaso, Dante expresa su tristeza por su pariente no vengado.

Mientras Virgil y Dante hablan, llegan al puente sobre el d√©cimo y √ļltimo abismo del octavo c√≠rculo. Aqu√≠ ven el sufrimiento y escuchan los lamentos y gritos de los Falsificadores. El ruido es tan fuerte que Dante se tapa los o√≠dos y el hedor es tan fuerte que le recuerda a la carne humana podrida expuesta al mundo.

Dante compara su estado con el de los miserables que llenan los hospitales de tres ciudades distintas. Estas almas yacían, como si murieran de pestilencia y enfermedad. Algunos jadearon, otros se apoyaron unos contra otros y otros se pincharon las costras como si estuvieran trepando por un pez.

Virgilio interrumpe a dos de las almas que se están picando las heridas y pregunta si hay italianos (lacenses) entre ellos. Uno responde que son italianos y una vez que Virgilio explica su presencia en el círculo, las almas cuentan su historia. Uno es de Arezzo, y supuestamente bromeó con Alberto de Siena que podía volar y por eso lo quemaron por la mentira, aunque él está en este círculo por la alquimia, otra forma de falsificación. La otra alma es Capocchio, un amigo de Dante en su época escolar, que fue quemado por la alquimia en 1293.

Dante comienza el Canto XXX con una larga comparación mitológica metafórica para describir la furia de los dos espíritus que emergen furiosamente de la oscuridad, uno de los cuales desciende sobre Capocchio. El otro alquimista le dice a Dante que esta bestia furiosa era Gianni Schicchi, quien se hizo pasar por un hombre muerto para poder beneficiarse de la voluntad. La otra sombra enojada es Myrrha, quien se hizo pasar por otra y se apareó con su padre; una vez capturada, se transformó en un árbol y sacó a Adonis del tronco. Estos son los Imitadores del Mal, condenados a enfurecerse en el Infierno y apoderarse de las almas, y a su vez son capturados unos por otros.

La siguiente clase de falsificadores que encuentran los poetas es el maestro Adam, un falsificador que hizo florines con oro fundido y fue quemado por el crimen. Además de sus aflicciones y la maldición de no poder moverse, está condenado a una sed extrema, aunque su vientre está empapado. Dice que imagina agua dulce fluyendo de las orillas del Arno.

Finalmente, los poetas se encuentran con un alma de la √ļltima clase de falsificadores, Sinon el griego, un testigo falso que enga√Ī√≥ a los ciudadanos de Troya para que permitieran que el Caballo de Troya entrara por la Puerta de Troya, permitiendo as√≠ que los soldados destruyeran esa ciudad. Y tambi√©n se encuentran con Potifar, quien acus√≥ falsamente a Jos√©.

El maestro Adam y Sinon el griego intercambian golpes y comienzan a pelear por qui√©n es el peor pecador. Sinon dice que est√° all√≠ por un pecado, mientras que el Maestro Adam est√° all√≠ por miles, siendo cada moneda un pecado separado. Dante escucha, fascinado, hasta que Virgil lo rega√Īa profundamente, y Dante est√° tan avergonzado que no puede hablar. Virgilio siente su verg√ľenza y dice que menos verg√ľenza lavar√≠a un defecto mayor, pero que escuchar argumentos tan mezquinos es degradante.

An√°lisis

En la √©poca de Dante exist√≠a una tradici√≥n, incluso un derecho protegido por la ley, de vengar la muerte de un familiar. La muerte de Geri del Bello no hab√≠a sido vengada al momento de escribir este art√≠culo. Infiernoaunque la muerte fue vengada treinta a√Īos despu√©s por los sobrinos de del Bello con el c√≥digo aceptado de ¬ęuna vida por una vida¬Ľ.

Virgilio rega√Īa a Dante por llorar y detenerse en el noveno pozo, en consonancia con el endurecimiento de su car√°cter en estos √ļltimos c√≠rculos. No hay tiempo para la emoci√≥n pura en este punto del viaje; el tiempo se acaba y Virgilio debe sacar adelante a Dante, aunque eso signifique asumir una naturaleza m√°s dura. Dante sigue siendo completamente humano, sus emociones cambian con cada momento del viaje, aunque se da cuenta de que su piedad no cambia el destino de estos pecadores, que sus √ļnicas opciones proactivas son recordarles el supramundo y, en algunos casos, , causar m√°s dolor al pecador.

El abismo final del Círculo VIII contiene a los Falsificadores, quienes, como otros pecadores en otros círculos, sufren el dolor de la retribución. Estos pecadores han afectado los sentidos de los demás, mostrándose a sí mismos o sustancias como lo que no son, por lo que pasan la eternidad en una corrupción de los sentidos: suciedad, sed, enfermedad, hedor, oscuridad, gritos horribles, dolor físico. Estos pecadores están condenados. a una eternidad de lo que hacen pasar a otros en la vida. En el Canto XXX, los dos ejemplos mitológicos de locura son un eslabón y/o un paralelo de los dos pecadores de este círculo que sufren de locura.

Como de costumbre, Dante da cara a cada una de estas cuatro clases de pecados al permitir que hablen los pecadores. Es de destacar qu√© pecados Dante considera peores que otros. Aqu√≠, hay cuatro clases de falsificaci√≥n, desde las que menos da√Īan a los dem√°s hasta las que m√°s da√Īan a los dem√°s. Esto est√° de acuerdo con la posici√≥n de Dante de todos los pecadores en el Infierno: los que est√°n dentro de cualquier abismo eran menos da√Īinos externamente que otros que est√°n m√°s cerca del centro del Infierno.

Curiosamente, los pecadores aquí a quienes se les permite contar su historia están vagamente relacionados con la religión o la política, aunque se podría argumentar que están conectados con ambas de alguna manera. Recuerde, Virgilio declaró previamente que Dios despreciaba la Malicia, de todos los pecados posibles, y estas almas en el abismo final del Círculo VIII son ciertamente culpables de Malicia: sabían exactamente lo que estaban haciendo y lo hicieron con malicia. intención.

En este rinc√≥n en particular, los lectores deben notar que los pecadores no est√°n experimentando una influencia externa y extra√Īa en el medio ambiente como lo est√°n en los otros rincones. Los pecadores aqu√≠ est√°n sufriendo de una infecci√≥n sist√©mica dentro de ellos mismos. Los alquimistas tienen lepra, los imitadores est√°n locos, los falsificadores tienen hidropes√≠a y los mentirosos tienen una fiebre que los hace apestar. Son castigados por el estado corrupto de sus mentes y cuerpos. Su corrupto sentido de los valores est√° simbolizado por el estado corrupto de sus mentes y cuerpos.

Justo antes de que los poetas abandonen este c√≠rculo, Virgilio le da a Dante una reprimenda aguda y r√°pida, ilustrando nuevamente c√≥mo ha cambiado con respecto a los c√≠rculos anteriores. Dante se llena de verg√ľenza de inmediato, algo que probablemente no habr√≠a sucedido en un c√≠rculo anterior, donde no habr√≠a conocido mejor que escuchar dos tonos peleando. Dante est√° comenzando a comprender la naturaleza del pecado y est√° aprendiendo a disgustarse con √©l. Virgil ve su verg√ľenza inmediata y se siente aliviado por este comportamiento; La dureza de Virgil con Dante le est√° ense√Īando a ser diligente y vigilante, aunque Virgil indica que algo similar podr√≠a volver a suceder, lo que ilustra que comprende la falibilidad de la naturaleza humana.

Glosario

D√©dalo Mitologia grega. el h√°bil artista y constructor del Laberinto de Creta, del cual, por medio de alas que hizo, escaparon √©l y su hijo √ćcaro.

Alquimia una forma primitiva de química, con asociaciones mágicas. Sus principales objetivos eran convertir los metales básicos en oro y descubrir el elixir de la eterna juventud.

Juno mitolog√≠a romana. la hermana y esposa de J√ļpiter, reina de los dioses y diosa del matrimonio.

Sin él hija del rey Cadmo de Tebas.

Rey Atamante Cu√Īado de S√©mele.

Hécuba llevado a Grecia desde Troya como esclavo; escrito por Ovidio.

imagen bautista La imagen de Juan Bautista fue estampada en florines de oro.

Guido, Alejandro los Condes de Guidi.

espejo de narciso mito griego. un apuesto joven que, después de la muerte de Echo, se marchita por amor a su propio reflejo en un manantial y se convierte en narciso.



Deja un comentario