Escenas 4-6



Resumen y An√°lisis Acto I: Escenas 4-6

Resumen

Cuando Orgon llega del campo, inmediatamente pregunta por su casa. Pero ignora el relato de Dorine sobre la dolencia de su esposa y, en cambio, pregunta por la salud de Tartuffe. Cada vez que muestra preocupación por Tartufo, Dorine le cuenta más malas noticias sobre su esposa. Completamente indiferente a los problemas de su esposa, Orgón siente continuamente pena por Tartufo, a quien le ha ido bien en ausencia de su anfitrión.

Despu√©s de que Dorine se va, Cl√©ante intenta hacer que Orgon sea m√°s razonable. Orgon, sin embargo, no escucha las cr√≠ticas contra Tartufo y lo caracteriza como un hombre excelente. Orgon describe algunas de las cosas piadosas que le ganaron el cari√Īo de Tartufo, y cuando Cl√©ante intenta se√Īalar que algunos de estos actos son obviamente una falsa piedad, Orgon acusa a Cl√©ante de ser demasiado parte de la ira actual contra la verdadera piedad. Cl√©ante se√Īala que las buenas obras caracterizan a un hombre religioso, no las fuertes protestas de devoci√≥n.

Orgon escucha a Cl√©ante pero ignora cada palabra y est√° a punto de irse cuando Cl√©ante lo detiene para preguntarle sobre el pr√≥ximo matrimonio entre Mariane y Val√®re. Se√Īala que Orgon ya ha dado su palabra de honor de que la boda se llevar√° a cabo. Orgon, en lugar de responder directamente a Cl√©ante, afirma que ser√° guiado por la voluntad del cielo en este y todos los dem√°s esfuerzos. Cl√©ante siente que algo anda mal y planea advertir a Val√®re.

An√°lisis

La escena 4 es una escena muy c√≥mica que no deja ninguna duda en la mente de nadie de que Org√≥n est√° completamente equivocado y tambi√©n es ciego en su devoci√≥n por Tartufo. La t√©cnica c√≥mica de esto se basa b√°sicamente en la relaci√≥n sirviente-amo donde tenemos al sirviente astuto que se burla del amo est√ļpido y al amo que nunca se da cuenta de que se est√°n burlando de √©l. La otra t√©cnica c√≥mica es simplemente el uso de la repetici√≥n. Es decir, cuando Org√≥n no muestra inter√©s por el estado de su esposa, ella le dice lo satisfecho y bien que se encuentra Tartufo. Que Orgon sienta l√°stima por Tartufo e ignore la condici√≥n de su esposa indica el alcance de su locura. Esta falta de preocupaci√≥n confirma la declaraci√≥n anterior de Dorine de que Orgon no se preocupa por su esposa o sus hijos y podr√≠a descartarlos f√°cilmente en su entusiasta atenci√≥n a Tartufo. Los comentarios finales de Dorine tienen un toque de humor mientras se r√≠e en la cara de su maestro sin que √©l se d√© cuenta.

En la escena 5, Cl√©ante intenta rega√Īar a Orgon por estar tan involucrado en Tartuffe que ni siquiera se da cuenta de que el sirviente se est√° burlando de √©l, pero al mismo tiempo admite que Orgon merece el rid√≠culo.

El primer intento de Orgon de defender a Tartufo es muy revelador porque cuando trata de explicar exactamente qu√© virtudes posee Tartufo, solo puede tartamudear: ¬ęEs un hombre… un hombre que… un hombre excelente¬Ľ. Obviamente, Orgon est√° tan influenciado por este hombre que aparentemente ha perdido toda capacidad para evaluar cualquier cosa racionalmente.

El discurso de Orgon tambi√©n marca la pauta para todas las objeciones a la obra en tiempos de Moli√®re. Ahora deber√≠a quedar claro que el clero y otros no se opusieron a la representaci√≥n obvia de un hip√≥crita en asuntos religiosos. Si bien era cierto que en las primeras producciones Tartufo a menudo se presentaba como un miembro del clero, esta s√°tira directa no ser√≠a muy objetable, incluso para el clero. Ir√≥nicamente, las objeciones se basaban en la pronta aceptaci√≥n de muchas de las doctrinas cristianas por parte de Orgon y en su perversi√≥n de estas doctrinas b√°sicas. Cuando Org√≥n dice que Tartufo ¬ęme ense√Ī√≥ a despreciar este esti√©rcol del mundo¬Ľ, est√° expresando uno de los principios cardinales de un hombre santo. Muchas de sus otras expresiones son tambi√©n las que se admiran en los santos de la iglesia. El comportamiento de Orgon es reverenciado cuando este mismo comportamiento es evidenciado por uno de los santos de la iglesia. Por ejemplo, un santo es una persona que desprecia el mundo y se pasa todo el tiempo aprendiendo a rechazar las cosas de este mundo. Orgon muestra as√≠ las cualidades que definir√≠an a un santo.

Orgon tambi√©n dice que su alma fue liberada de todos los lazos o amores terrenales. Si su hermano, madre, esposa o hijos murieran, no le importar√≠a. Una vez m√°s, el santo es a menudo visto como una persona que deja de lado sus preocupaciones y lealtades terrenales en favor de asuntos m√°s espirituales. Esto brota de las ra√≠ces mismas de la doctrina cristiana, porque el verdadero santo no puede permitir que ning√ļn amor terrenal interfiera con su misi√≥n divina.

Finalmente, en t√©rminos de la norma en la sociedad, un santo es una persona que por definici√≥n es anormal. Est√° separado de la corriente principal de la sociedad y se destaca de la persona promedio. En consecuencia, que Moli√®re eligiera a una persona como Orgon para adoptar el lenguaje del santo y luego hacerlo pronunciar ciertas doctrinas cristianas b√°sicas mientras al mismo tiempo actuaba de manera tan tonta y contraria al sentido com√ļn, la combinaci√≥n de estas cualidades hizo que mucha gente reaccionara. fuertemente en contra de la obra y exigen que sea prohibida.

Tambi√©n hay que recordar que Moli√®re escribi√≥ en una √©poca que requer√≠a cierto apego al sentido com√ļn, la buena conducta y el comportamiento racional. Aunque Orgon est√° adoptando importantes principios cristianos, no podemos decir que est√° guiando su vida por ning√ļn principio de sentido com√ļn, lo que hace que el p√ļblico condene no solo sus acciones, sino tambi√©n las mismas doctrinas cristianas que defiende. Por ejemplo, f√≠jate cu√°ntas veces Cl√©ante exclama: ¬ę¬°Dios m√≠o, has perdido todo tu sentido com√ļn!¬Ľ

Lo que se vuelve evidente para la audiencia en la descripci√≥n de Tartufo de Orgon es que √©l es una persona que juega con los actos externos de la religi√≥n. Orgon describe cu√°n fuerte reza Tartufo en la iglesia, cu√°n obsequioso es al realizar peque√Īas tareas en la iglesia y qu√© humildad tiene al aceptar solo peque√Īos obsequios. Estas descripciones hacen obvio que Tartufo est√° usando los actos externos de la religi√≥n para parecer religioso.

Cl√©ante, que nunca conoci√≥ a Tartufo, reconoce la hipocres√≠a de tales actos y trata de razonar con Orgon. Cl√©ante sugiere que incluso en asuntos religiosos el hombre debe usar el sentido com√ļn y critica el aparente ¬ęcelo afectado¬Ľ y la ¬ęhipocres√≠a piadosa¬Ľ practicada por Tartufo. Sugiere que la persona verdaderamente religiosa no desea exhibir su ¬ęsantidad¬Ľ ante el mundo para que todos la vean. Adem√°s, Cl√©ante se√Īala que el hombre verdaderamente religioso no se dedica a rega√Īar y criticar a los dem√°s; m√°s bien, es moderado y humano, tratando de ense√Īar con el buen ejemplo en lugar de la cr√≠tica vituperante. Cl√©ante concluye que Tartufo enga√Ī√≥ mucho a Org√≥n.

Orgon, sin embargo, est√° tan enga√Īado que no puede escuchar ninguna cr√≠tica. El alto grado de su desviaci√≥n absurda de la norma de comportamiento se est√° volviendo r√°pidamente evidente para el p√ļblico y ahora vemos hasta d√≥nde llegar√° en sus absurdos antes de que recupere su racionalidad.

El Acto I termina con Cléante preguntando sobre la promesa de Orgon de que su hija podría casarse con Valère. Para el hombre religioso de mente recta, una palabra de honor es obligatoria. Sin embargo, Orgon, quien previamente dio su palabra de honor de que el matrimonio podría llevarse a cabo, ahora comienza a retractarse. El primer acto, que comenzó con los gritos de la madre de Orgon, termina con los volubles malentendidos de Orgon.



Deja un comentario