escena 8



Resumen y An√°lisis Acto II: Escena 8

Resumen

Salarino y Salanio discuten los eventos en Venecia. Cuando Shylock descubri√≥ que Jessica se hab√≠a ido, exigi√≥ que el duque de Venecia hiciera registrar el barco de Bassanio; esto result√≥ imposible porque Bassanio ya hab√≠a zarpado. Antonio, sin embargo, asegur√≥ al duque que Lorenzo y Jessica estaban no a bordo del barco de Bassanio. Salanio luego describe c√≥mo Shylock deliraba en las calles, gritando: ¬ę¬°Hija m√≠a! ¬°Oh mis ducados! ¬°Oh hija m√≠a! / Huy√≥ con un cristiano¬Ľ, mientras ¬ętodos los muchachos de Venecia¬Ľ lo segu√≠an, burl√°ndose de √©l, su hija y su familia. ducados.

Salanio se preocupa por lo que le pasar√° a Antonio: conoce el temperamento de Shylock. La fuga de Jessica y el juramento de Antonio de que Bassanio no particip√≥ en su fuga ¬ęno han servido de nada¬Ľ para Antonio. El sabe que Antonio yo debo ¬ęguarda tu d√≠a¬Ľ (paga tu deuda cuando vence) o ¬ę√©l la pagar√°¬Ľ. Salanio tambi√©n est√° preocupado por el futuro de Antonio. Justo ayer, un franc√©s le habl√≥ de un barco italiano que se hab√≠a hundido en el Canal de la Mancha. Inmediatamente pens√≥ en Antonio, esperando que el barco no fuera suyo. La noticia del naufragio debe ser comunicada amablemente a Antonio porque Antonio es un hombre sensible. Al darse cuenta de que Antonio podr√≠a necesitar un poco de √°nimo, Salanio y Salarino deciden hacerle una visita.

An√°lisis

Las primeras l√≠neas de Salarino y Salanio son apresuradas y animadas. Aqu√≠ y en otras partes de la obra, especialmente en el Acto I, Escena 1, estos dos act√ļan m√°s o menos como un coro; es decir, se comentan desarrollos argumentales no mostrados en escena para que el p√ļblico sea consciente de ellos y tambi√©n de su importancia. Aqu√≠, est√°n preocupados por el destino de Antonio, ya que Shylock est√° de un temperamento terrible, y el ¬ęv√≠nculo alegre¬Ľ que alguna vez ya no es ¬ęalegre¬Ľ.

El discurso de Salanio, desde la l√≠nea 12 en adelante, se introduce aqu√≠ por dos razones: primero, la ira de Shylock debe describirse antes de se muestra para que podamos anticipar su estado de √°nimo en su pr√≥xima entrada. En segundo lugar, la p√©rdida de Shylock de su hija y gran parte de su dinero es importante para nuestra comprensi√≥n del alcance del deseo de venganza de Shylock. Al comienzo de la obra, solo tiene dos razones reales para odiar a Antonio: un odio comercial y un odio religioso. A estos se suma ahora una devastadora p√©rdida personal -perdi√≥ a su hija, su √ļnica hija, a manos de un amigo cristiano de Antonio- haciendo plausible su implacable deseo de venganza contra todos los cristianos venecianos en la persona de un hombre al que legalmente acorral√≥: Antonio. En un sentido muy real, nuestra simpat√≠a se dirige a Shylock, pero Shakespeare evita que sintamos l√°stima por el hombre al hacer que Salanio escenifique una especie de parodia exagerada del comportamiento codicioso e histri√≥nico de Shylock al contarle a su amigo Salarino c√≥mo los ni√Īos persegu√≠an a Shylock por las calles. , aullando detr√°s de √©l. Las repeticiones de Shylock de ¬ę¬°Oh mis ducados! ¬°Oh mi hija!… mis ducados y mi hija¬Ľ indican que Jessica es simplemente, en este punto, otra posesi√≥n, como sus monedas. Por lo tanto, se nos impide ser demasiado comprensivos con una obsesi√≥n que ha cegado al viejo prestamista ante la diferencia real entre los valores monetarios y humanos.



Deja un comentario