escena 4



Resumen y An√°lisis Acto III: Escena 4

Resumen

Desd√©mona llama a Casio para decirle que ha hablado con Otelo; tambi√©n le preocupa haber perdido su bufanda. Cuando entra Otelo, este alega dolor de cabeza y le pide un pa√Īuelo para amarrarse la cabeza, pero solo tendr√° el pa√Īuelo de fresas bordado. En vano, Desd√©mona trata de desviar sus preguntas sobre el pa√Īuelo, hablando nuevamente de Cassio. Otelo se marcha furioso.

C√°ssio le entrega el pa√Īuelo a Bianca Desd√©mona, que encontr√≥ en sus habitaciones (Iago lo hab√≠a puesto all√≠) y le pide que le haga una copia, ya que tendr√° que devolver el original cuando encuentre al due√Īo. Bianca inmediatamente lo reconoce como perteneciente a una mujer y rega√Īa a Cassio por tener otra amante.

An√°lisis

Después de la intensidad emocional de la escena anterior, esta escena aborda algunos de los mismos temas desde diferentes puntos de vista. En particular, toma una mirada más indirecta a los celos.

El Payaso proporciona un alivio c√≥mico contrastante, aceptando las palabras solo al pie de la letra, y esta peque√Īa diversi√≥n cubre el movimiento de la trama en el que Desd√©mona env√≠a a buscar a Cassio. Desd√©mona tiene una preocupaci√≥n de fondo, la p√©rdida del pa√Īuelo, pero Emilia, que sabe lo que pas√≥, no se lo cuenta. Desd√©mona conf√≠a, o al menos tiene esperanzas, en que su marido no est√° celoso, mientras que Emilia sospecha que todos los hombres est√°n celosos.

La entrevista entre Otelo y Desd√©mona comienza r√≠gida y formalmente: ¬ęBueno, mi buena se√Īora¬Ľ (30), y ella, siguiendo su ejemplo, responde formalmente. Hablan contradictorio, Otelo afirma que su mano mojada indica lujuria, ella sugiere que significa juventud e inocencia, y mientras da un discurso sobre su necesidad de refrenar sus inclinaciones, el feliz viejo amor lo golpea de repente y reconoce: ¬ęEs es una buena mano, franco. (39). Su v√≠nculo se restablece y √©l la llama por un apodo cari√Īoso, Chuck. Pero el v√≠nculo se rompe cuando menciona a Cassio. Otelo exige su pa√Īuelo, que ella no puede presentar.

Otelo cuenta la historia de la bufanda: es una reliquia familiar, dada por una bruja egipcia a su madre como amuleto para guardar el amor de su marido. Si el pa√Īuelo se perd√≠a, el amor se ir√≠a. Otelo y Desd√©mona parecen creer impl√≠citamente en esta confecci√≥n de elementos extravagantes de la historia, quienes, bajo presi√≥n, atribuyen poderes m√°s amplios y un significado c√≥smico a una bufanda que, hasta ahora, era simplemente un s√≠mbolo de amor personal.

Desd√©mona entra en p√°nico y miente: ¬ęNo est√° perdido, pero ¬Ņy si lo estuviera?¬Ľ (82) e intenta llevar la conversaci√≥n de nuevo a Cassio. Otelo lo tom√≥. √Čl repite ¬ęel pa√Īuelo¬Ľ sobre sus palabras, se pone furioso y se marcha furioso. Todo lo que ha establecido es que ella no lo tiene, pero la idea del pa√Īuelo es suficiente para volverlo loco, tortur√°ndolo ahora con la imagen mental de Cassio limpi√°ndose con √©l. El pa√Īuelo, que una vez simbolizaba el amor y la lealtad, ahora significa traici√≥n.

Iago lleva a Cassio a Desd√©mona y discuten la ira de Othello. Emilia habla de los celos irracionales: ¬ęPero a las almas celosas no se les responder√° as√≠; / Nunca son celosas por la causa, / Sino celosas porque son celosas: es un monstruo, engendrado por s√≠ mismo, nacido de s√≠ mismo¬Ľ (157). -160) . Estas l√≠neas hacen eco de la frase de Iago ¬ęEs el monstruo de ojos verdes que se burla de la carne de la que se alimenta¬Ľ (III.3, 170-171), lo que sugiere que Iago y Emilia hablaron o discutieron sobre los celos en su propia vida matrimonial. Mientras tanto, C√°ssio y Bianca discuten sobre un pa√Īuelo que C√°ssio encontr√≥ en sus aposentos. Bianca, al reconocer el pa√Īuelo de una mujer, sospecha celosamente que Cassio tiene un nuevo amor.

La confianza directa de Desd√©mona contrasta con la desconfianza gru√Īona de Otelo. La visi√≥n de Emilia de los celos como una caracter√≠stica natural de los hombres irracionales contrasta con los sufrimientos personales reales de Otelo en la escena anterior. Desd√©mona y Em√≠lia discuten los posibles motivos del mal humor de Otelo y suspenden el juicio por falta de pruebas fehacientes. Esto contrasta con la l√≠nea de pensamiento de Otelo en el acto anterior, donde, con menos evidencia real frente a √©l, cambi√≥ por completo su visi√≥n de s√≠ mismo y de su matrimonio.

La ironía dramática es que la indignación más celosa se expresa por ofensas que no sucedieron: Otelo celoso de su mujer; Bianca está celosa de Cassio; Iago previamente celoso de Emilia. Cada personaje intenta desenvolverse como individuo, excepto Emilia, que tiene la teoría de que los celos son parte constitutiva de la masculinidad. La evidencia ante sus propios ojos confirma su evaluación.

Glosario

cruzados (27) Monedas de oro portuguesas.

her√°ldica (48) simbolismo her√°ldico.

egipcio (57) un gitano.

mam√° (75) fluido drenado de cuerpos embalsamados.

en blanco (129) un objetivo; objetivo.

pr√°ctica no eclosionada (142) una trama en ciernes.

encharcado (144) fangoso.

guerrero feo (152) soldado no calificado.

juguete (157) una fantasía o una bagatela.

marcar (176) doce horas completas en la esfera de un reloj.

Continuar (179) ininterrumpidamente.



Deja un comentario