escena 2



Resumen y Análisis Acto II: Escena 2

Resumen

La escena tiene lugar en la casa de Caesar durante una noche de truenos y rel├ímpagos, y Caesar comenta sobre el clima tumultuoso y el sue├▒o de Calphurnia de que fue asesinado. Env├şa un sirviente para instruir a su adivinos, hombres designados para interpretar se├▒ales y apaciguar a los dioses, para realizar un sacrificio. Calphurnia entra y le ruega a C├ęsar que no salga de la casa durante el d├şa. Ella describe los fen├│menos antinaturales que la llevaron a creer en la validez de los presagios. C├ęsar responde que nadie puede alterar los planes de los dioses y que se ir├í. Cuando Calphurnia dice que los cielos proclaman la muerte de los pr├şncipes, no de los mendigos, C├ęsar afirma que el miedo a la muerte no tiene sentido porque los hombres no pueden evitar su inevitabilidad.

El sirviente regresa con la informaci├│n de que los sacerdotes sugieren que C├ęsar se quede en casa hoy porque no pudieron encontrar un coraz├│n en la bestia sacrificada. C├ęsar rechaza su interpretaci├│n, pero Calphurnia finalmente lo convence de quedarse en casa y hacer que Antonio les diga a los senadores que est├í enfermo. Luego entra Decio y C├ęsar decide enviar el mensaje por ├ęl; Decius pregunta qu├ę raz├│n deber├şa dar a los senadores por la falta de asistencia de C├ęsar a la sesi├│n de hoy, y C├ęsar dice que simplemente les diga que ┬źno vendr├í. / Eso es suficiente para satisfacer al Senado┬╗. En privado, sin embargo, le admite a Decius que se debe al sue├▒o de Calphurnia en el que muchos ┬źromanos sonrientes┬╗ mojaban sus manos en la sangre que flu├şa de una estatua de ├ęl. Decius, recurriendo a la adulaci├│n a la que sabe que C├ęsar es susceptible, reinterpreta el sue├▒o y dice que el sue├▒o de Calphurnia simboliza la sangre de C├ęsar que revive a Roma; los sonrientes romanos buscan una vitalidad distinta de la del gran C├ęsar. Cuando Decius sugiere que el Senado se burlar├í de C├ęsar por ser gobernado por los sue├▒os de su esposa, C├ęsar expresa verg├╝enza por haber sido influenciado por los miedos tontos de Calphurnia. Declara que ir├í al Capitolio.

Publio y los conspiradores restantes, todos menos Casio, entran y Bruto le recuerda a C├ęsar que son m├ís de las ocho. C├ęsar le da la bienvenida a Antonio, comentando sobre su h├íbito de ir de fiesta hasta altas horas de la noche. Luego, C├ęsar se prepara para irse y le pide a Trebonio que ┬źest├ę cerca de m├ş┬╗ hoy para administrar algunos negocios. Trebonius consiente, y en un aparte afirma que estar├í m├ís cerca de lo que los ┬źmejores amigos┬╗ de C├ęsar quisieran que fuera. Por otro lado, Brutus se angustia cuando se da cuenta de que todos los aparentes amigos de C├ęsar no son verdaderos amigos.

Análisis

Si Portia es noble, Calphurnia, la esposa de C├ęsar, sufre mucho en comparaci├│n. No est├í tan bien casada, porque aqu├ş C├ęsar es d├ębil y supersticioso. A├║n as├ş, hay verdad en los sue├▒os de Calphurnia y verdadero afecto por su esposo en sus intentos de evitar que vaya al Capitolio. Su culpa radica en su naturaleza maliciosa, que su esposo permite que se salga de control. Su habilidad para convencerlo de que se quede en casa sirve para mostrar su debilidad.

Sin embargo, C├ęsar muestra algunos rastros de masculinidad. Calphurnia describe a ┬źguerreros feroces e impetuosos… que derraman sangre en el Capitolio┬╗, pero C├ęsar responde que ┬źlos cobardes mueren muchas veces antes de morir┬╗. Est├í decidido a no ser un cobarde. Pero cuando Calphurnia se arrodilla ante ├ęl, se convence. Aqu├ş, el lector debe recordar las acciones de Portia en la escena anterior. Ella tambi├ęn se arrodill├│ ante su esposo y ├ęl se convenci├│. Shakespeare invita a los lectores a hacer comparaciones entre los dos y ver a una mujer fuerte casada con un hombre fuerte y una mujer d├ębil casada con un hombre d├ębil.

D├ęcio interviene cuando C├ęsar acepta fingir que est├í enfermo y quedarse en casa. Decio usa todos sus poderes de persuasi├│n para asegurarse de que C├ęsar se vaya ese d├şa. C├ęsar le ordena a Decius que diga que no vendr├í (C├ęsar parece incapaz de dar una orden y seguirla, pero cambia constantemente de opini├│n), pero Decius no lo har├í a menos que pueda dar una buena raz├│n por la que C├ęsar no asistir├í. C├ęsar habla del sue├▒o de Calphurnia, que ┬źella vio mi estatua, / Que, como una fuente con cien ca├▒os, / Fluye sangre pura; y muchos romanos vigorosos / Vinieron sonriendo y ba├▒aron sus manos en ella┬╗. D├ęcio reinterpreta el sue├▒o para ├ęl y lo convence de que es un buen augurio, apelando a la vanidad de C├ęsar. Sin embargo, incluso en la halagadora descripci├│n de Decio, C├ęsar est├í afeminado, ya que la sangre que brota de su estatua significa ┬źla gran Roma chupar├í / Sangre que da vida┬╗. C├ęsar es colocado en la posici├│n de madre, no de padre, de Roma. Convencido, Caesar se prepara para dirigirse al Capitolio y las tensiones comienzan a aumentar. De repente, se ve rodeado por los hombres que planean matarlo y entra su ├║nico protector, Antonio, cansado de las juergas de la noche anterior. C├ęsar, por vanidad y debilidad, comienza con alegr├şa la procesi├│n hacia su propia muerte.

Glosario

ni el cielo ni la tierra ni el cielo ni la tierra.

asesinato asesinato.

sacrificio de regalo sacrificio inmediato.

se qued├│ en las ceremonias o├şdo presagios.

pari├│ dado a luz.

bostez├│ abri├│.

más allá de todo uso más allá de la experiencia normal.

├║til predeterminado

confianza exceso de seguridad.

momento feliz en un momento oportuno.

Qu├ędate pausar, retrasar, esperar o retrasar.

esta noche anoche.

proceso bienestar pol├ştico.

y la razon de mi amor es responsable D├ęcio afirma que es por amor que le dice esto a C├ęsar, aunque corre el riesgo de enfadarse.

fiebre una fiebre marcada por escalofr├şos recurrentes regularmente

ernes sufrir



Deja un comentario