escena 2



Resumen y An√°lisis Acto V: Escena 2

Resumen

Esta escena tiene lugar en el palacio franc√©s. El rey Enrique y su corte saludan al rey y la reina de Francia, la princesa Catalina y otros nobles franceses. La reina les pide que hablen de amor y no de guerra. El duque de Borgo√Īa da un largo discurso sobre las virtudes de la paz, a lo que Enrique responde que solo si se cumplen todas sus demandas es posible tal paz. Henry designa un grupo para discutir sus condiciones con el rey de Francia: Exeter, Clarence, Gloucester, Warwick y Huntingdon. La reina se ofrece a ayudar con el asentamiento, dejando al rey Enrique solo con Catalina y su dama, Alicia.

En esta escena de amor en la que Enrique corteja a Catalina, el tono del Rey es suavemente burl√≥n, pero es evidente que es bastante serio en su cortejo. √Čl le dice a Katharine que es un atleta y un soldado, pero que no es un poeta que pueda hablar inteligentemente para conquistar su amor. Katharine parece vacilante, por lo que Henry le dice que gobernar√°n toda Inglaterra y Francia y tendr√°n un hijo. Cuando Katharine finalmente acepta, Henry intenta besarle la mano, lo que, seg√ļn ella, es indigno. Luego trata de besar sus labios, pero le dicen que no es costumbre que las doncellas se besen antes del matrimonio. El rey le dice a Catalina que van definir las costumbres – no √Čl sigue ellos – y con eso, √©l besa sus labios.

El rey franc√©s y sus consejeros vuelven a entrar. Despu√©s de algunos intercambios de bromas entre el duque de Borgo√Īa y Henry sobre el rubor de Katharine, Henry pregunta si Kate ser√° su esposa. La aquiescencia a esta primera demanda debe cumplirse antes de que se puedan discutir otros aspectos del tratado. El rey franc√©s acepta el matrimonio y se√Īala que Kate tendr√° hijos para gobernar Inglaterra y Francia. Henry sella el trato besando a Kate frente a todos y ordena los preparativos de la boda. Luego habr√° una reuni√≥n de todos los dem√°s caballeros para trabajar en los detalles del tratado.

An√°lisis

Dependiendo del estado de ánimo del lector o espectador, esta escena de amor entre Henry y Kate podría ser la razón más encantadora de la existencia del quinto acto, o podría ser una caricatura absurda sobre el tema del amor. Una posible objeción a la escena es que las condiciones del tratado entre Francia e Inglaterra dependen de la insistencia de Enrique en que Kate debe ser primero su esposa. No se deben considerar otros términos hasta que se acuerde que ella será su esposa y, por lo tanto, el noviazgo de Kate es una pretensión artificial, ya que es una conclusión inevitable antes del noviazgo que Kate será la esposa de Henry.

Sin embargo, para la mayor√≠a de la gente, esta es una de las escenas de amor m√°s deliciosas que jam√°s haya escrito Shakespeare. Las convenciones teatrales exigen que olvidemos que est√°n ocurriendo todo tipo de intrigas y maquinaciones pol√≠ticas; Borgo√Īa, el rey y la reina de Francia y los asesores ingleses se ocupan de los aspectos pol√≠ticos, dejando a Enrique en el escenario para exponer al p√ļblico otra faceta de su personalidad. Vimos a Henry como un hombre com√ļn que se mov√≠a entre los hombres, como un administrador, como un juez misericordioso y riguroso seg√ļn lo requer√≠a la ocasi√≥n, y tambi√©n lo vimos (o escuchamos de √©l) como un guerrero soberbio. Ahora, lo vemos bajo una nueva luz: como el amante que corteja y propone matrimonio a la encantadora joven Catalina, princesa de Francia.

Aunque Henry sabe que se pierden todas las conclusiones con respecto a Katharine, la emoci√≥n est√° en el acto mismo de hacer el amor. √Čl la conquistar√° sin importar las afiliaciones pol√≠ticas, y es con este prop√≥sito que comienza su cortejo directo y simple, lleno de encanto, ingenio y burlas bonachonas. Finge que no es la persona que habla fantasiosamente sobre el amor y, sin embargo, se gana el coraz√≥n de la dama con su discurso fantasioso.

Henry sostiene que si el amor de Katharine depende de que √©l realice alguna haza√Īa f√≠sica, la conquistar√≠a r√°pidamente, pero no puede reunir las palabras adecuadas para hacerlo; todav√≠a tus propias palabras Lo hace conquistarlo Finalmente, finge ser claro, pero utiliza un lenguaje e ideas que encandilan a la joven. En conclusi√≥n, el aspecto final de Henry que se presenta al p√ļblico es el del amante exitoso. Si los cr√≠ticos de teatro y los analistas de teatro se oponen al quinto acto, el p√ļblico sale del teatro totalmente encantado con el √©xito amoroso de Henry.



Deja un comentario