episodio del alquimista



Resumen y an√°lisis, parte 2: episodio del alquimista

Resumen

Al regresar a su tienda, Santiago encuentra a un caballero vestido de negro con un halc√≥n en el hombro izquierdo. El caballero usa un turbante y una cubierta negra en su rostro deja solo sus ojos visibles. Est√° sentado encima de un enorme caballo blanco que se para sobre sus patas traseras. El caballero saca una espada de su vaina y pregunta: ¬ę¬ŅQui√©n se atreve a leer el significado del vuelo de los halcones?¬Ľ

El caballero presiona su espada contra la frente de Santiago, sacando una peque√Īa gota de sangre. Sin embargo, Santiago no tiene miedo de morir, ya que hacerlo le permitir√≠a unirse al Alma del Mundo. Santiago explica que solo est√° siguiendo su Leyenda Personal, lo que apacigua al extra√Īo. Guarda su espada y le dice a Santiago: ¬ęTuve que probar tu coraje… la cualidad m√°s esencial para entender el Idioma del Mundo¬Ľ. Santiago acaba de conocer al alquimista.

Al d√≠a siguiente, el oasis de Al-Fayoum es invadido por quinientos miembros de la tribu a caballo. Al principio parecen estar desarmados, pero sus armas est√°n escondidas debajo de sus t√ļnicas. Convergen en la tienda del cacique y atacan. Pero los jefes tribales, haciendo caso a la advertencia de Santiago, abandonaron la carpa blanca y dorada.

Rodean a los caballeros del desierto y matan a todos menos a uno de los invasores. Ese hombre, comandante de los guerreros, dice que sus hombres estaban hambrientos y atacaron el oasis solo para poder comer su comida y beber su agua antes de regresar a la guerra tribal. El jefe tribal le dice al comandante que ha violado una tradición sagrada y por lo tanto es sentenciado a muerte. Al día siguiente, Santiago recibe cincuenta monedas de oro y es invitado a ser el consejero del oasis.

El alquimista dice que el viento le dijo que Santiago se acercaba y que necesitar√≠a ayuda. Le indica a Santiago que duerma bien, cambie su camello por un caballo y recuerde que su tesoro estar√° donde est√© su coraz√≥n. El alquimista le dice a Santiago que no piense en lo que est√° dejando atr√°s, explicando que ¬ęTodo est√° escrito en el Alma del Mundo, y all√≠ permanecer√° para siempre¬Ľ. El alquimista describe la Tablilla Esmeralda, dibujando en la arena con un palo para mostrarle a Santiago lo que est√° escrito en la tablilla. ¬ęLa Tabla Esmeralda es un pasaje directo al Alma del Mundo¬Ľ, dice. ¬ęLos sabios entendieron que este mundo natural es solo una imagen y una copia del para√≠so… una garant√≠a de que existe un mundo perfecto¬Ľ. Santiago decide no aceptar la oferta del jefe tribal; en cambio, √©l y el alquimista cabalgan por el desierto.

Los dos hombres se fueron la noche siguiente. El alquimista le dice a Santiago que le muestre se√Īales de vida en el desierto, pues ¬ęS√≥lo aquellos que pueden ver tales se√Īales de vida son capaces de encontrar tesoros¬Ľ. Santiago deja que su caballo corra libremente, permitiendo que el animal galope durante casi treinta minutos antes de finalmente detenerse cerca de un agujero en el que hay una serpiente. El alquimista tira de √©l por la cola. Dice que es un presagio y decide llevar a Santiago a las pir√°mides.

Santiago organiza un encuentro con F√°tima. √Čl le dice que la ama y se abrazan. F√°tima entiende instintivamente a Santiago y su b√ļsqueda; su amor incondicional le permite permitirle seguir su sue√Īo, ya que F√°tima sabe que volver√°. La generosidad de F√°tima ser√° fuente de fortaleza para Santiago en su camino, tratando de realizar su Leyenda Personal.

Santiago y el alquimista contin√ļan en silencio por el desierto hacia las pir√°mides. El alquimista le aconseja a Santiago que escuche a su coraz√≥n, a pesar del miedo que a menudo expresa el coraz√≥n de Santiago. Santiago aprende a entender lo que le dice su coraz√≥n ya escucharlo con paciencia, a pesar de que su coraz√≥n muchas veces tiene miedo.

Tres guerreros armados se les acercan y les preguntan qué están haciendo en la zona. El alquimista responde que está cazando con su halcón. Los miembros de la tribu hurgan en sus pertenencias en busca de armas y, al no encontrar ninguna, dejan pasar a Santiago y al alquimista.

M√°s tarde, dos hombres de aspecto amenazador aparecen a caballo y les dicen al alquimista y a Santiago que no pueden seguir m√°s. El alquimista los mira y los miembros de la tribu los dejan pasar. Pronto, sin embargo, Santiago siente peligro y, cuando mira a lo lejos, ve un ej√©rcito de hombres con velos azules. Santiago y el alquimista son llevados a un campamento militar, donde se cree que son esp√≠as. El alquimista dice que son simples viajeros y presenta a Santiago como un alquimista, diciendo: ¬ę√Čl entiende las fuerzas de la naturaleza. Y quiere mostrar sus extraordinarios poderes¬Ľ.

El comandante tribal dice que quiere ver a Santiago hacer alquimia. El alquimista responde que en tres d√≠as Santiago se convertir√° en viento. ¬ęSi no puede¬Ľ, dice el alquimista, ¬ęos ofrecemos humildemente nuestras vidas, por el honor de vuestra tribu¬Ľ.

An√°lisis

Cuando Santiago ve por primera vez al caballero vestido de negro, le viene a la mente la imagen de Santiago Matamoros, el santo cristiano y matador de moros. Los moros fueron los conquistadores musulmanes de la Península Ibérica, que incluye Andalucía, el hogar del pastorcillo.

Pero, frente a la clásica imagen de Santiago Matamoros, en la que Santiago va montado en un caballo, moro bajo sus cascos, aquí Santiago, el pastorcillo, peregrino cristiano, ocupa el lugar del moro. En otro giro, el hombre aterrador sobre el caballo blanco no es otro que el alquimista que da nombre a la novela.

La noción de este mundo como una pobre copia de otro mundo perfecto proviene de la filosofía de Platón, en su famosa parábola de la caverna.

El alquimista identifica a la serpiente en el desierto como símbolo de vida. Tradicionalmente, las serpientes también son emblemáticas de la potencia masculina. El poder de la serpiente puede darle a Santiago la fuerza para volver a Fátima y declararle su amor.

La habilidad del alquimista para enfrentarse a varias amenazas que surgen del desierto (la serpiente, los tres guerreros armados, el par de hombres de aspecto amenazador) demuestra su fuerza e influencia. Los estudios del alquimista no solo lo hicieron sabio; también lo hicieron poderoso.

Los guerreros del desierto a quienes el alquimista promete que Santiago puede convertirse en viento probablemente se basen en la Tuareguna tribu de guerreros nómadas cuyos miembros masculinos en realidad usan velos azules que cubren sus rostros.

Al decirles a estos guerreros de velo azul que Santiago puede transformarse en viento, el alquimista est√° poniendo a prueba a Santiago. Al mismo tiempo, est√° demostrando su fe en el ex pastor, lo que indica que cree que Santiago ha aprendido lo suficiente como para comenzar a practicar la alquimia. Principalmente Santiago est√° enfurecido por la promesa del alquimista y teme que no podr√° cumplirla, pero debe ser halagado y honrado.



Deja un comentario