el tema de emma



Pruebas Cr├şticas Tema de emma

El tema son los absurdos del hombre, no los nobles y excepcionales absurdos de la tragedia o los oscuros absurdos de la s├ítira de Swift, sino los comunes, frecuentes y m├ís rid├şculos de la sociedad, su c├│digo de modales y su participaci├│n del hombre fabricada por el tiempo. pensamiento y energ├şa.

Debajo de la comedia sat├şrica de Austen hay un realismo moralista. Al retratar las verdaderas incongruencias de los problemas sociales, insin├║a lo que puede ser correcto: el equilibrio ideal entre la cabeza y el coraz├│n, entre el sentido com├║n y la amabilidad, entre la racionalidad y la imaginaci├│n o la emoci├│n. Su mundo no es un mundo naturalista que sea hostil o destructivo para el individuo. En cambio, es un mundo social bastante estable que funciona c├│modamente siempre que no haya grandes aberraciones en ├ęl. Ella puede, de hecho (si juzgamos por el resultado de la historia) operar efectivamente a pesar de una aberraci├│n, asegurar que la desviaci├│n pueda ser rectificada y absorbida para que la desviada (Emma) encuentre y acepte el lugar que le corresponde.

Es en este contexto que Emma sigue su camino obstinado y luego cruzado. Al final, tu movimiento no es hacia algo nuevo y diferente de tu tiempo y lugar, sino hacia algo que es el patr├│n de tu entorno. Su cambio no es del tipo asociado con una idea liberal de progreso, sino del tipo que se encuentra en la idea conservadora de progreso: se desarrolla dentro, no fuera de, una tradici├│n social. As├ş que una gran iron├şa tem├ítica del libro es que, al final, Austen deja ver al lector que, a pesar de las dudas y perturbaciones superficiales, nunca hubo un peligro real de que el tejido ambiental se alterara por culpa de Emma. Esta certeza la infunde la c├│moda (y, literariamente, convencional) pareja de matrimonios.

Sin embargo, el triunfo de este mundo social no significa que sea necesariamente el mejor de su tipo. La s├ítira tem├ítica a expensas de las costumbres y la gente de este mundo se presenta a lo largo del libro. Una iron├şa culminante llega justo al final, cuando Emma y George pueden casarse c├│modamente en matrimonio solo porque robar gallineros hace que el Sr. Woodhouse quiere a George como protecci├│n. Tal relaci├│n entre causa y efecto, entre lo rid├şculo y lo deseable, subraya el tema sat├şrico inclusivo de la incongruencia. Por implicaci├│n moralista, a├║n no se ha logrado un mundo de congruencia equilibrada.



Deja un comentario