El signo de los cuatro temas

Uno de los temas m√°s fuertes de Signo de los Cuatro es la superficialidad de la riqueza y la destrucci√≥n que puede llegar a trav√©s de ella. Este tema surge una y otra vez en Signo de los cuatro, ya que el tesoro de Agra afecta directa y negativamente a casi todos. En el transcurso de la historia, el emisario del jeque y Bartholomew son asesinados por el tesoro, Tonga muere mientras hu√≠a con √©l y Small es condenado a cadena perpetua. Adem√°s, tanto Thaddeus como su padre pasaron sus vidas constantemente paranoicos con los hombres con patas de palo y con los extra√Īos en general. El tesoro de Agra incluso proporciona un ¬ęconflicto rom√°ntico¬Ľ para el Dr. Watson, quien siente que no puede casarse con la se√Īorita Morstan por temor a que parezca estar detr√°s de su dinero.

Doyle, como muchos otros escritores de misterio, hace uso de una t√©cnica de escritura que puede considerarse como un ¬ęmal invisible¬Ľ: el fen√≥meno de los actos delictivos cometidos por agentes desconocidos / invisibles. Doyle juega con el miedo a lo desconocido en gran medida en el transcurso de la historia; de hecho, el ¬ęsigno de los cuatro¬Ľ en s√≠ mismo tiene connotaciones misteriosas y odiosas. Adem√°s, el hecho de que Bartolom√© fue asesinado en una habitaci√≥n cerrada sirve para aumentar la tensi√≥n en torno a la idea de los ¬ęasesinos invisibles¬Ľ.

El tema del ¬ęregreso¬Ľ, ya sea literal o figurativamente, prevalece en Signo de los cuatro. El prop√≥sito de este tema es realzar la importancia que rodea al tesoro de Agra. A lo largo de la historia, la aparici√≥n del tesoro provoca un cambio directo y, a menudo, tr√°gico en la vida de los personajes. Por esto, es importante que la remoci√≥n del tesoro provoque que los personajes regresen a su posici√≥n anterior. En el caso de Small, un convicto, la reaparici√≥n del tesoro lo lleva por un camino que termina en asesinato; con la remoci√≥n del tesoro, vuelve a ser prisionero. Mary Morstan es una joven encantadora con la que Watson contempla casarse. Sin embargo, con la perspectiva de que Mar√≠a se convierta en heredera, esta posibilidad se elimina. Cuando se descubre que el tesoro de Agra se ha ido, Mary vuelve a una posici√≥n en la que Watson puede proponer matrimonio c√≥modamente. Quiz√°s el ‚Äúregreso‚ÄĚ m√°s conmovedor es el del propio Holmes. Al comienzo de la historia, se le puede encontrar tomando coca√≠na. Este vicio se desvanece mientras prevalece el problema del tesoro de Agra, pero, tan pronto como se resuelve, Holmes vuelve a divagar.

Al principio, Mary piensa que la carta con el signo de los cuatro no tiene importancia, y se la trae para entreg√°rsela a Sherlock casi por capricho. La carta parece tener poco o ning√ļn significado hasta que se convierte en la clave para resolver el caso. Algo similar ocurre cuando el tr√≠o entra en la casa del escritor de cartas. Desde el exterior, tiene un aspecto ¬ęlamentable¬Ľ y est√° ruinoso, pero por dentro es una maravillosa cornucopia de art√≠culos lujosos y costosos como jarrones orientales, pieles de tigre y una alfombra suave (100).

Aunque Watson inicialmente tiene reservas sobre su amor por Mary, finalmente se lo confiesa, superando su miedo despu√©s de que se revela que el tesoro de Agra est√° perdido. Su amor positivamente no puede ser contenido, ya que ¬ęeyacul√≥ desde mi coraz√≥n¬Ľ (143). Uno no puede evitar preguntarse si el autor no se estaba riendo un poco con este doble sentido.

Al escuchar que Watson y Mary est√°n comprometidos, Holmes revela que tem√≠a tanto por la forma en que estaban interactuando. Aunque el lector, ya familiarizado con Holmes, ha llegado a comprender su car√°cter abrasivo, ahora se confirma que Holmes es un mis√°ntropo que no busca tanto el matrimonio o la compa√Ī√≠a en particular. En cambio, est√° contento con su coca√≠na y su trabajo de detective (158).

A lo largo de las historias de Holmes, la policía de Scotland Yard recibe continuamente el crédito por los casos que resuelve Holmes, lo que le permite continuar su trabajo en relativo secreto. De hecho, en esta historia vemos que el perfil de Holmes se ha vuelto demasiado grande, ya que tiene que disfrazarse de anciano por temor a que la clase criminal lo reconozca con demasiada facilidad, y por lo tanto también gastar una broma a Watson y Jones. Por lo tanto, es beneficioso para Holmes cuando al final le da a Jones el crédito por el caso, ya que no es la gloria lo que busca Holmes, sino la aventura y los acertijos del caso.

Deja un comentario