El romanticismo y el realismo de Stendhal



Ensayo crítico El romanticismo y el realismo de Stendhal

Las etiquetas siempre son imprecisas y, en el mejor de los casos, se√Īalan tendencias mediante las cuales los individuos pueden agruparse como m√°s diferentes que similares. Esto es particularmente cierto para escritores como Stendhal, en quienes coexisten tendencias mutuamente excluyentes, pero que logran una especie de s√≠ntesis en las creaciones art√≠sticas del autor. A pesar de que El rojo y el negro apareci√≥ durante el apogeo del romanticismo franc√©s y la novela y Stendhal son en muchos sentidos ¬ęrom√°nticos¬Ľ, Stendhal parece estar ausente de su tiempo; al escribir para el siglo XX, perpet√ļa el racionalismo del siglo XVII, el empirismo del siglo XVIII y anuncia el resurgimiento de este esp√≠ritu ¬ęcient√≠fico¬Ľ del realismo y el naturalismo de fines del siglo XIX.

El propio beilismo, el ¬ęsistema de la felicidad¬Ľ personal de Stendhal, muestra una curiosa combinaci√≥n de influencias rom√°nticas y realistas. Su ideal es rom√°ntico y, al mismo tiempo, una modificaci√≥n del epicure√≠smo del siglo XVIII. Supone la existencia de una √©lite superior dedicada al disfrute de la felicidad, consistente en la ¬ęsatisfacci√≥n combinada del intelecto, la imaginaci√≥n y la voluntad¬Ľ, como lo expresa L√©on Blum. La confianza de Stendhal en la capacidad del hombre para ¬ęsistematizar¬Ľ la felicidad a trav√©s de la experimentaci√≥n anuncia el optimismo del positivismo de Comte, que a su vez influye en la formulaci√≥n de las afirmaciones cient√≠ficas del naturalismo.

Las tendencias románticas de Stendhal son: el culto al individuo superior en rebelión contra la sociedad y su ideología; la presentación, aunque indirecta, de sí mismo idealizado en sus protagonistas, indicando una subjetividad básica; el retrato de almas sensibles y apasionadas en busca de la felicidad, felicidad, de nuevo, tal como la concibe el propio autor.

Sin embargo, estos rasgos rom√°nticos son constantemente superados por rasgos que hacen de Stendhal un realista o un clasicista. Est√° apegado a la realidad, espec√≠ficamente a la contempor√°nea, que presentar√° con escrupulosa honestidad y exactitud. Julien es lo que a Stendhal le gustar√≠a ser, pero al mismo tiempo Julien es Antoine Berthet, y la sociedad que encuentra es una que confronta a Berthet. Aunque muchos de los personajes de Stendhal son ¬ębeylistes¬Ľ, est√°n formados por su entorno, registrados por sus impresiones sensoriales, y este proceso psicol√≥gico es retratado como tal por el autor. En la verdadera tradici√≥n cl√°sica, el estudio de Stendhal trata de la vida interior del hombre, plagada de conflictos, aunque Stendhal no tiene objetivos did√°cticos, excepto tal vez como se manifiesta en su deseo de llegar a los ¬ępocos felices¬Ľ.

La propia actitud hipercr√≠tica de Stendhal hacia s√≠ mismo dicta el trato que da a sus personajes, a los que ¬ępone a prueba¬Ľ, empuj√°ndolos a situaciones dif√≠ciles en las que se puede medir su valor. El desapego resultante de Stendhal de sus criaturas crea un aire de objetividad ir√≥nica.

Forj√≥ su estilo como reacci√≥n directa al estilo l√≠rico, hiperb√≥lico y florido del romanticismo. Controlando constantemente su propia sensibilidad extrema, Stendhal se bas√≥ √ļnicamente en la autenticidad de la espontaneidad y cre√≥ un estilo que en su franqueza se acerca a la inmediatez del lenguaje hablado. La frase stendhaliana es cortante, seca, concisa y tiene una cadencia desigual en su rapidez. Si bien est√° tan alejado de la prosa laboriosamente elaborada de Flaubert como de la hip√©rbole de los rom√°nticos, el estilo de Stendhal es realista en el sentido m√°s amplio del t√©rmino, ya que comunica una impresi√≥n directa de la vida que se vive en el momento presente.



Deja un comentario