El resumen del buen día |

Como ocurre con tantos poemas de amor, “The Good-Morrow” comienza con una pregunta retórica que se le plantea al amante (ausente). En este caso la pregunta es: ¿qué hicimos, cómo eran nuestras vidas, antes de encontrarnos?

La primera estrofa está dedicada a responder a esta pregunta, mediante una serie de metáforas y símiles destinados a transmitir una sensación de letargo, inocencia e ilusión. La segunda estrofa intermedia es donde aparece el título “buenos días”. Aquí el hablante describe cómo la llegada de su amor ha transformado su vida y su experiencia del mundo. En la siguiente y última estrofa, mira hacia el futuro y defiende la calidad perdurable, incluso inmortal, de su amor.

Deja un comentario