El principio y el final: Francesca y Ugolino



Ensayos críticos El principio y el fin: Francesca y Ugolino

Hay muchas discusiones sobre el uso del n√ļmero ¬ętres¬Ľ y sus diversos usos simb√≥licos. Pero rara vez se discute el n√ļmero ¬ędos¬Ľ. Sin embargo, mirar el comienzo de Hell Proper y el final de Hell Proper demostrar√≠a dos pares contrastantes unidos para siempre.

El Canto V, por lo tanto, entra en el Infierno propiamente dicho, del que se puede decir que comienza con el segundo círculo, porque aquí Minos se sienta como juez para determinar a dónde son enviados para ser castigados los pecadores antes que él. Entonces Hell Proper comienza con el Canto V y el castigo de Francesca y Paolo.

Por el contrario, Hell Proper cierra con otra pareja, el conde Ugolino y Ruggieri, encerrados en un abrazo, con Ugolino mordiendo la cabeza de Ruggieri. Si bien el canto final presenta los horrores de estar expuesto al mismo Satanás, es hacia el final del Canto XXXII donde Dante ve por primera vez a esta horrible pareja, y en el Canto XXXIII donde su historia se cuenta con tal poder y perfección que Dante brinda. Final temático Hell Proper.

Así, Hell Proper comienza con amor uniendo dos almas delicadas por toda la eternidad. Por el contrario, se puede decir que Hell Proper termina con odiar unión dos hombres violentos y crueles juntos por toda la eternidad.

Paolo y Francesca están unidos en una especie de abrazo y en un amor que no conoce límites, un amor sin fin que continuará por toda la eternidad.

La otra pareja, Ugolino y Ruggieri, están en el fondo del Infierno y también están unidos por un odiar eso nunca se puede saciar; en todo caso, el odio de Ugolino aumentará por toda la eternidad.

Tambi√©n es significativo que sus parejas no se nombran y no hablan, pero su presencia se siente con fuerza durante la narraci√≥n. Los socios no hablan porque Paolo est√° encantado con la forma en que Francesca defiende su hermoso amor. Ruggieri no habla porque el horror de su traici√≥n podr√≠a causar a√ļn m√°s tormento. Adem√°s, a lo largo de este rinc√≥n, siempre parece que en cualquier momento Ugolino interrumpir√° repentinamente su narraci√≥n y volver√° a roer con m√°s ferocidad que antes.

Compare la presentaci√≥n de ambos hablantes: cuando Dante le pregunta a Francesca qu√© la llev√≥ a esta terrible situaci√≥n, ella responde: ¬ęMe ver√°s hablar y llorar juntos¬Ľ (V, l√≠nea 26). Y Ugolino dice: ¬ęResponder√© como quien llora y cuenta¬Ľ (XXXIII, l√≠nea 26).

La respuesta de Francesca incluye a su amante y el hecho de que, mientras habla, los dos ¬ęlloran juntos¬Ľ. Francesca y Paolo llorar√°n juntos por la dificultad que es, en la miseria presente, contar con tanta alegr√≠a suprema, c√≥mo fue su amor mutuo. Ugolino llorar√°, sosteniendo en sus brazos al hombre cuya maldad le caus√≥ tanto dolor y sufrimiento.

Francesca es una dama fr√°gil, culpable √ļnicamente de dejar que su abrumador amor por Paolo se convierta en su √ļnico deseo. Amor, amor, amor: as√≠ comienzan los tres trillizos que describen su amor por Paolo. Su discurso tiene una enorme y conmovedora sinceridad y belleza. ¬ę¬°√Čl me amaba y yo lo amaba!¬Ľ Y eso es todo. Ella nunca se rebaja a algo tan vulgar como defender su amor diciendo algo tan banal como: ¬ęS√≠, pero me enga√Īaron, me traicionaron, pens√© que me casaba con el guapo Paolo con su hermoso cuerpo; en cambio, fue el tu feo, hermano jorobado y vicioso¬Ľ. Esta no ser√≠a tu naturaleza. No insiste en su traici√≥n porque su esencia la define su amor y su esencia es la de la feminidad pura (¬ęl’essere suave y puro¬ę) ‚ÄĒsuave, pura, modesta y tierna‚ÄĒ y en Hell conserva las cualidades que inspiraron el amor de Paolo.

La marca del Infierno es que los pecadores conservan aquellas cualidades terrenales que los condenaron. Francesca amó a Paolo a primera vista, lo ama ahora y nunca dejará de amarlo. Asimismo, Ugolino odió a Ruggieri en vida, lo odia ferozmente ahora, y ninguna cantidad de odio y sufrimiento satisfará jamás su deseo de más y más odio.

El genio de Dante se ve adem√°s en el hecho de que mientras Ugolino est√° en el infierno por ser un traidor, no se le presenta como un traidor, sino como alguien que ha sido traicionado. El horror de su acci√≥n es mitigado por los sufrimientos de un padre. Esta es la ley de la venganza: Ruggieri se convierte en el fest√≠n salvaje para el hombre que muri√≥ de hambre junto con sus cuatro hijos. La espantosa imagen de la comida salvaje de Ugolino est√° siempre ante nosotros, desde el momento en que Ugolino levanta la cabeza del ¬ęcr√°neo y otras partes del cerebro¬Ľ y limpia la boca limpiando la materia del ¬ęcerebro¬Ľ, usando el cabello del vecino como una servilleta.

Luego recita su tierna narración del horror de ver a sus cuatro hijos morir uno a uno de hambre. Entonces Ugolino odia violentamente porque amaba tan intensamente a sus hijos. Tu odio es tan grande porque tu amor fue infinito, y tu dolor es tan desesperado porque nada puede calmarlo. Cuando termina su historia, inmediatamente regresa al roer sus sesos y al crujir de los huesos debajo de él.

Tanto Francesca como Ugolino recuerdan el pasado con las mismas palabras, ambos expresan su dolor y ambos responden las preguntas de Dante sobre su destino, pero uno enfatiza la belleza controladora del amor, mientras que el otro se detiene en las emociones salvajes de la ira y el odio.



Deja un comentario