El poder de Dios¬Ľ



Resumen y An√°lisis La Fuerza de Dios¬Ľ¬Ľ

Resumen

La historia del reverendo Curtis Hartman, uno de los personajes más poderosos del libro, se basa en ironía sobre ironía. Por supuesto, toda ironía se basa en el contraste, ya sea entre lo que se dice y lo que se quiere decir, lo que parece ser verdad y lo que realmente es verdad, o lo que se espera que suceda y lo que se quiere decir, etc.

El contraste ir√≥nico m√°s obvio en ¬ęEl poder de Dios¬Ľ es entre la apariencia y la realidad. Por ejemplo, Curtis Hartman, el pastor de cuarenta a√Īos de la Iglesia Presbiteriana de √©lite de Winesburg, parece ser un erudito refinado. √Čl y su esposa son respetados por la comunidad donde viven desde hace diez a√Īos; aparentemente son felices y est√°n por encima de toda sospecha. Sin embargo, Curtis Hartman, un pilar respetado de la sociedad, resulta ser un p√≠o. Por otro lado, Kate Swift, la mujer a la que observaba, le parece al ministro lo que su nombre implica, una mujer r√°pida o pecadora. El maestro, sin embargo, es realmente una buena persona y un maestro concienzudo. Curiosamente, despu√©s de ver por primera vez a Kate Swift y sus deseos sexuales resultantes, el ministro predica un serm√≥n extraordinariamente poderoso. Como en ¬ęPiedade¬Ľ, la apariencia es muy diferente a la realidad y los resultados son muy diferentes a las expectativas.

Otra iron√≠a est√° en el nombre del reverendo Hartman, que ciertamente sugiere un hombre de coraz√≥n. Pero al final de la historia encontramos que Curtis Hartman se niega a ser gobernado por su coraz√≥n. La atracci√≥n del p√°rroco por la atractiva Kate Swift de treinta a√Īos probablemente le pareci√≥ a Sherwood Anderson un deseo perfectamente normal, ya que Anderson cre√≠a que el hombre debe realizarse a trav√©s del amor. Despu√©s de que el p√°rroco observa al maestro acostado en la cama, comienza a notar cu√°n inhibidos est√°n √©l y su esposa y decide: ¬ęUn hombre tiene derecho a esperar pasi√≥n y belleza viva en una mujer. No tiene derecho a olvidar que √©l es un animal… Ahuyentar√© a la mujer de mi seno y buscar√© a otras mujeres, asediar√© a este maestro, volar√© frente a todos los hombres y si soy una criatura de lujurias carnales, entonces vivir√© para mi lujurias.¬Ľ Sin embargo, las costumbres sociales generalmente frustran los deseos naturales del hombre, y Hartman luego interpreta su deseo por Kate Swift como un pecado, un pecado al que finalmente renuncia. O coraz√≥n ceder as√≠ a los dictados de la cabeza.

Una vidriera juega un papel importante en este fascinante conflicto entre el coraz√≥n y la cabeza. El reverendo Hartman ve por primera vez la habitaci√≥n de Kate a trav√©s de la ventana abierta de su campanario, donde est√° trabajando en un serm√≥n. Ir√≥nicamente, en este punto donde el ministro parece m√°s seguro de los pecados del mundo, es tentado. A fines del oto√Īo, cuando el clima es m√°s fresco, la ventana del estudio se cierra. Realizado en vidrio emplomado, representa a Cristo colocando su mano sobre la cabeza de un ni√Īo que mira extasiado el rostro de Cristo. Cuando el ministro rompe un peque√Īo trozo de la ventana para poder seguir mirando dentro de la habitaci√≥n de Kate, el trozo de cristal roto solo corta el tal√≥n desnudo del ni√Īo. La alusi√≥n es probablemente a Aquiles, quien fue sumergido por su madre en el r√≠o Styx para hacerlo invulnerable, pero como ella lo sujet√≥ por el tal√≥n, esa parte de su cuerpo no se sumergi√≥; Aquiles finalmente fue asesinado por una flecha en el tal√≥n. Anderson, por lo tanto, parece simbolizar la debilidad del ministro al haber quebrado el tal√≥n del adorador.

Finalmente, el reverendo Hartman tiene su ¬ęvisi√≥n¬Ľ y rompe toda la ventana. Este incidente tambi√©n est√° lleno de iron√≠a. En esta noche en particular, el ministro observa c√≥mo Kate, en lugar de leer, se tira desnuda sobre la cama y golpea la almohada con los pu√Īos. Entonces se levanta, todav√≠a llorando, y comienza a orar, mirando a la luz de la l√°mpara como el ni√Īo en presencia de Cristo en la ventana de plomo. Con un grito, el ministro rompe la ventana por la que mira, corre hacia el √°guila de Winesburg y all√≠ le dice al desconcertado George Willard: ¬ęDios se me apareci√≥ en la persona de Kate Swift, la maestra de escuela, arrodillada desnuda sobre una cama… ella es un instrumento de Dios, trayendo el mensaje de la verdad¬Ľ.

La iron√≠a aqu√≠, por supuesto, est√° en la interpretaci√≥n del ministro de lo que vio, como nos enteramos en la siguiente historia (¬ęEl profesor¬Ľ) que Kate est√° llorando y orando no porque tenga el mensaje de la verdad para el ministro, sino porque es una mujer desesperadamente infeliz y frustrada. Trat√≥ de comunicar su ¬ęmensaje¬Ľ a George, pero fall√≥. Ese mensaje se trataba de vivir plenamente y aprender a ver ¬ęlo que la gente piensa, no lo que dice¬Ľ. Al romper la ventana del campanario, el ministro volvi√≥ a su vida convencional y embrutecedora; destruy√≥ tu oportunidad de aprender sobre una vida diferente y lo que otras personas est√°n pensando; y le cort√≥ la mano, el s√≠mbolo de comunicaci√≥n de Anderson. Curtis Hartman es un grotesco que ha tomado una verdad (la necesidad de ayuda del hombre como lo demuestra la oraci√≥n de Kate) y la ha convertido en una negaci√≥n de las emociones humanas normales y ha destruido una posible percepci√≥n de lo que la gente realmente piensa y siente. Ir√≥nicamente, debido a su ¬ęvisi√≥n¬Ľ, el ministro volver√° a su vida superficial y convencional.



Deja un comentario