El milagro de Galahad



Resumen y Rese√Īa del Libro 6: La Historia del Santo Grial: El Milagro de Galahad

Resumen

Galahad llega al rey Mordrayns (o Evelake), que lo ha esperado durante cuatrocientos a√Īos. Mordrayns lo abraza y muere. Galahad avanza y llega al lago de fuego, un s√≠mbolo de lujuria (tradicionalmente un emblema del mismo infierno). Mete la mano en el agua y se enfr√≠a. Luego, en el pa√≠s de Gore, Galahad visita una tumba en llamas. El fuego cesa y el cuerpo que hab√≠a estado ardiendo en la tumba durante trescientos cincuenta y cuatro a√Īos, en castigo por un pecado contra Jos√© de Aramatia, se vuelve a enterrar por orden de Galahad.

Finalmente encuentra a Percival y Bors, y todos cabalgan hacia Corbenic, el Castillo del Rey Mutilado, Pellam. Allí ven maravillas y Galahad cura a Pellam. Ahora Galahad, Bors y Percival son guiados a su barco, donde encuentran el Grial. Galahad reza y se le da el derecho de elegir el momento de su muerte. Finalmente, llegan a Sarras, donde les espera la hermana muerta de Percival, como estaba previsto. Galahad cura a un lisiado.

Inmediatamente despu√©s, los tres caballeros son encarcelados por un sarraceno; pero la prisi√≥n no es incomodidad: el Grial llega a ellos y esparce fiestas. Al cabo de un tiempo, el rey sarraceno enferma, los llama desde la prisi√≥n para pedirles perd√≥n y muere. La ciudad, guiada por una voz del cielo, hace rey a Galahad. Al final del a√Īo, Galahad ve una visi√≥n de Cristo entre sus √°ngeles y pide ser elevado a √Čl. Muere y sus dos amigos ven su alma llevada al cielo. Percival se convierte en un ermita√Īo religioso; Bors finalmente regresa a la corte tristemente disminuida de Arthur.

An√°lisis

En la secci√≥n del Grial, se expone abiertamente la debilidad y futilidad subyacentes de la corte de Arturo, que hasta ahora Malory solo ha insinuado mediante yuxtaposiciones ir√≥nicas: la Mesa Redonda de Merl√≠n es una figura para el mundo, en la doctrina cristiana medieval la fuente de tres tentaciones peligrosas –¬ęlos deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida¬Ľ (ver 1 Juan 2:16), es decir, los deseos pecaminosos, la codicia y el orgullo presuntuoso. Cualquiera que sea el papel original de la dama en el mundo de Arthur, termin√≥ convirti√©ndose no en la elegante personificaci√≥n del juicio social, sino en el objeto de la lujuria sexual; cualquiera que sea la funci√≥n original de la parafernalia, los t√≠tulos y las tierras de los caballeros, degeneraron en cosas pecaminosamente codiciadas; y el hero√≠smo caballeresco tambi√©n degener√≥ en orgullo pecaminoso.

Junto con estos principios cristianos centrales, en la secci√≥n del Grial se introducen una serie de virtudes cristianas menos centrales para comentar lo que est√° mal en el mundo de Arthur. Es un mundo que no puede distinguir claramente entre apariencia y realidad, o, en lenguaje cristiano, apariencia externa y significado interno: superficie y alegor√≠a. Es un mundo que se nutre del asesinato legalizado, olvidando la ley ¬ęNo matar√°s¬Ľ; un mundo en el que los padres pelean con sus hijos (uno de los leitimotivs en Isa√≠as). O, en otras palabras, es el ojo por ojo del mundo de la Antigua Ley, que debe ser derrocado por la Nueva Ley de la caridad.

La lucidez y la convicci√≥n de la secci√≥n del Grial de Malory son, sin duda, en gran medida, un reflejo del sentimiento religioso personal del escritor; pero tambi√©n son los efectos de una t√©cnica brillante. Casi todo lo que Malory ha hecho antes, casi todos los s√≠mbolos y convenciones que ha establecido antes, lo repite aqu√≠ en un nuevo contexto: el contexto de la b√ļsqueda espiritual. Por ejemplo, la convenci√≥n del escudo prestado, establecida en ¬ęLauncelot du Lake¬Ľ y desarrollada de todas las formas imaginables en cuentos posteriores, toma su giro final en la historia de Galahad: Galahad lucha sin escudo, protegido por la gracia (como Lancelot entre los leones, m√°s tarde en la secci√≥n del Grial), luego recibe su escudo de cruz roja de manos de un agente de Dios.

La convención de la guía doncella, con sus matices de amor entre el guiado y el guía, reaparece aquí de forma idealizada: Percival y sus amigos son guiados por la hermana de Percival, cuyo santo amor no tiene nada que ver con Eros.

Las experiencias mundanas de la corte de Arthur, que ayudaron a definir su c√≥digo mundano, hacen eco aqu√≠ y definen un c√≥digo superior. Mientras Gawain cort√≥ sin piedad la cabeza de una dama que se arroj√≥ sobre su caballero, Lionel cort√≥ la cabeza de un hombre santo que se arroj√≥ sobre un caballero para evitar el asesinato. As√≠ como Pellanor pec√≥ contra el c√≥digo mundano por la prisa de su b√ļsqueda, Gawain peca contra el c√≥digo superior por la prisa: no puede detenerse a pedir el consejo de un hombre santo. Paralelos de este tipo, aunque no necesariamente esquem√°ticos, son numerosos.

La idea fundamental detr√°s de la secci√≥n del Grial se explica en el pasaje titulado ¬ęLos Milagros¬Ľ. A pesar de toda su lealtad al Rey Arturo, Lancelot y todos los caballeros mundanos son en √ļltima instancia culpables de ¬ętraici√≥n¬Ľ: el verdadero rey es Cristo, y el verdadero c√≥digo de caballero no es el de Arturo sino el de Dios: castidad (en el mejor de las hip√≥tesis, virginidad), caridad y abstinencia (en oposici√≥n a la codicia) y humildad (en oposici√≥n al orgullo caballeresco).



Deja un comentario