El gran Gatsby: ayuda para estudiar | frases famosas



Ayuda para el estudio Citas célebres de el gran gatsby

Estos son ejemplos de algunas de las citas más famosas de F. Scott Fitzgerald el gran Gatsby, (1925). Estos le ayudarán a obtener una comprensión más profunda de esta célebre novela de la Era del Jazz de uno de los principales escritores estadounidenses del siglo XX.

¬ęSiempre que tengas ganas de criticar a alguien… solo recuerda que todas las personas en este mundo no han tenido las ventajas que t√ļ tienes¬Ľ. Capitulo 1

¬ę… qu√© polvo inmundo flotaba en la estela de tus sue√Īos que cerr√≥ temporalmente mi inter√©s en las penas abortadas y las alegr√≠as ef√≠meras de los hombres¬Ľ. Capitulo 1

¬ęEspero que sea una tonta, eso es lo mejor que una chica puede ser en este mundo, una peque√Īa tonta… lo ha visto todo y lo ha hecho todo¬Ľ.

¬ęInvoluntariamente, mir√© hacia el mar y no vi nada m√°s que una sola, diminuta y distante luz verde que podr√≠a haber sido el final de un muelle¬Ľ. Capitulo 1

¬ęEste es un valle de ceniza, una granja fant√°stica donde la ceniza crece como el trigo en las crestas, las colinas y los jardines grotescos; donde la ceniza toma la forma de casas y chimeneas y humo que se eleva, y finalmente, con un esfuerzo trascendente, de hombres que se mueven. vagamente y ya desmoron√°ndose a trav√©s del aire polvoriento¬Ľ. Capitulo 2

¬ę√Čl piensa que ella va a ver a su hermana en Nueva York. Es tan tonto que no sabe que est√° vivo¬Ľ. Capitulo 2

¬ęMe cas√© con √©l porque pens√© que era un caballero… Pens√© que sab√≠a algo sobre crianza, pero no estaba para lamerme el zapato¬Ľ. Capitulo 2

‚ÄúLe pidi√≥ prestado el mejor traje a alguien para casarse, y nunca me lo cont√≥, y el hombre lo persigui√≥ un d√≠a que estaba fuera… Se lo di y luego me acost√© y llor√©… toda la tarde. . . ¬Ľ Capitulo 2

¬ęCreo que la primera noche que fui a Gatsby’s, fui uno de los pocos invitados a los que realmente se invit√≥. La gente no estaba invitada, iban all√≠¬Ľ. Cap√≠tulo 3

¬ęEstuve borracho durante aproximadamente una semana y pens√© que podr√≠a recuperar la sobriedad sent√°ndome en una biblioteca¬Ľ. Cap√≠tulo 3

¬ęSent√≠ una soledad inquietante a veces, y la sent√≠ en otros: j√≥venes empleados en el crep√ļsculo, desperdiciando los momentos m√°s conmovedores de la noche y la vida¬Ľ. Cap√≠tulo 3

¬ęSe necesitan dos para hacer un accidente¬Ľ. Cap√≠tulo 3

¬ęTodo el mundo sospecha de al menos una de las virtudes cardinales, y esa es la m√≠a: soy una de las pocas personas honestas que he conocido¬Ľ. Cap√≠tulo 3

¬ęPertenezco a otra generaci√≥n… En cuanto a m√≠, tengo cincuenta a√Īos y ya no me volver√© a imponer sobre ti¬Ľ. Cap√≠tulo 4

‚Äú’Una frase comenz√≥ a resonar en mis o√≠dos con una especie de excitaci√≥n embriagadora: ‘S√≥lo existen los perseguidos, los perseguidores, los ocupados y los cansados’. Cap√≠tulo 4

¬ęGatsby, p√°lido como la muerte, con las manos metidas como pesas en los bolsillos de su abrigo, estaba parado en un charco de agua mir√°ndome tr√°gicamente a los ojos¬Ľ. Cap√≠tulo 5

¬ęLos estadounidenses, aunque ocasionalmente dispuestos a ser siervos, siempre se obstinaron en ser campesinos¬Ľ. Cap√≠tulo 5

¬ęSi no fuera por la niebla, podr√≠amos ver tu casa al otro lado de la bah√≠a… Siempre tienes una luz verde que arde toda la noche al final de tu muelle¬Ľ. Cap√≠tulo 5

¬ęSus padres eran granjeros indolentes y sin √©xito; su imaginaci√≥n nunca los acept√≥ como sus padres. La verdad es que Jay Gatsby de West Egg, Long Island, naci√≥ de su concepci√≥n plat√≥nica de s√≠ mismo. Era un hijo de Dios. . . y debe estar ocup√°ndose de los asuntos de su padre, al servicio de una vasta, vulgar y ramera belleza. Fue fiel hasta el final¬Ľ. Cap√≠tulo 6

¬ęDaisy y Jordan estaban acostados en un enorme sof√°, como √≠dolos plateados que pesan sus propios vestidos blancos contra la brisa cantora de los fan√°ticos¬Ľ. Cap√≠tulo 7

¬ęMe encanta Nueva York en las tardes de verano cuando todos los dem√°s est√°n fuera. Hay algo muy sensual en eso, demasiado maduro, como si todo tipo de frutas divertidas fueran a caer en tus manos¬Ľ. Cap√≠tulo 7

¬ęAs√≠ que nos dirigimos hacia la muerte a trav√©s del crep√ļsculo refrescante¬Ľ. Cap√≠tulo 7

¬ęTambi√©n lo entusiasm√≥ que muchos hombres ya hubieran amado a Daisy, aument√≥ su valor a sus ojos¬Ľ. Cap√≠tulo 8

¬ęCuando matan a un hombre, nunca me gusta involucrarme en eso de ninguna manera. Me mantengo al margen. Cuando era joven, era diferente… Me qued√© con ellos hasta el final… Aprendamos a mostrar amistad con un hombre, cuando vive, y no despu√©s de muerto¬Ľ. Cap√≠tulo 9

¬ęDespu√©s de la muerte de Gatsby, el Este estaba obsesionado por m√≠ de esta manera, retorcido m√°s all√° del poder corrector de mis ojos¬Ľ. Cap√≠tulo 9

¬ęEran personas descuidadas, Tom y Daisy: destru√≠an cosas y criaturas y luego volv√≠an a su gran dinero por descuido, o lo que fuera que los manten√≠a unidos, y dejaban que otras personas limpiaran el desastre que hab√≠an hecho¬Ľ. Cap√≠tulo 9

¬ęGatsby cre√≠a en la luz verde, el futuro orgi√°stico que a√Īo tras a√Īo retrocede ante nosotros. Nos eludi√≥ entonces, pero eso no importa: ma√Īana correremos m√°s r√°pido, estiraremos los brazos m√°s lejos… Y una buena ma√Īana – As√≠ seguimos, barcos contra la corriente, llevados incesantemente al pasado¬Ľ. Cap√≠tulo 9



Deja un comentario