El diablo en la ciudad blanca



Resumen y Análisis Parte I: Capítulo 6

Resumen

Despu√©s de que se aprueba el dise√Īo rudimentario de Root para la Feria Mundial de Chicago de 1893, Burnham construye alojamiento para s√≠ mismo en Jackson Park, donde planea vivir la mayor parte del tiempo durante la construcci√≥n de la feria. Burnham y Root deciden ponerse en contacto con cinco de los arquitectos m√°s talentosos de Estados Unidos. Para disgusto de Chicago, ninguno de los hombres solicitados es de Chicago. Burnham y Root recurren a arquitectos de Nueva York, Boston y Kansas City para ayudar a romper la percepci√≥n de que Chicago no podr√≠a producir una feria de alto nivel. El arquitecto de Kansas City, Henry Van Brunt, responde a la invitaci√≥n con entusiasmo, pero los dem√°s se muestran reacios a abordar.

En consecuencia, Burnham decide ir a Nueva York en las duras condiciones de diciembre de 1890 para reunirse con George Post, Richard Hunt, Charles McKim, todos de Nueva York y Robert Peabody de Boston para tratar de convencerlos de que se unan al equipo de arquitectos que crea la feria. Intimidado por sus antecedentes y educaci√≥n, Burnham desea que Olmstead y Root estuvieran all√≠ para ayudarlo a respaldar sus argumentos. Burnham describe la visi√≥n de Chicago de hacer una feria que vaya m√°s all√° de lo que hab√≠a producido Par√≠s. Tambi√©n trata de calmar los temores de los hombres de que su integridad art√≠stica se vea comprometida en sus ausencias del sitio de construcci√≥n de Chicago. Cuando Burnham deja Nueva York, Peabody es el √ļnico arquitecto que se une oficialmente al esfuerzo para construir la feria. Los dem√°s siguen recibiendo la invitaci√≥n bajo el paraguas.

Burnham regresa a casa desde Nueva York para encontrar un Chicago enojado. La tensi√≥n es alta con el comit√© de la feria y los arquitectos de Chicago porque se sienten cegados y traicionados por la decisi√≥n de Root y Burnham de traer a extra√Īos. Root y Burnham deciden r√°pidamente contratar a cinco firmas de Chicago, incluidas Adler y Sullivan, que se muestra reacio. Root, ligeramente enfermo y deprimido, se dirige nuevamente a Nueva York para tratar de reclutar a los arquitectos de Nueva York. La respuesta sigue siendo negativa. Finalmente, la Comisi√≥n de la Feria Mundial hace una oferta monetaria a estos hombres y ellos aceptan, aunque con cautela.

An√°lisis

Además de presentar varios personajes secundarios, este capítulo destaca algunos de los temas del libro, incluido el tema del orgullo. Es posible que el orgullo de los arquitectos de Nueva York les impida aceptar inicialmente la oferta de Burnham. Profesionales talentosos están preocupados por su asociación con Chicago, una ciudad a menudo despreciada por los orientales. Los arquitectos también temen que sus proyectos puedan verse comprometidos por trabajar en la feria desde lejos. El orgullo hace que los arquitectos de Chicago se sientan traicionados al no ser buscados de inmediato debido a su asociación con la ciudad, pero insistiendo en ser parte de la creación de la feria.

Este capítulo también introduce un nuevo tema: la determinación. Ciertamente, Burnham ha enfrentado muchos obstáculos: la lucha por seleccionar un lugar para la feria, enfrentarse a los arquitectos de la costa este, quitarle el calor a Chicago tratando de contratar trabajo fuera de la ciudad y la crisis económica que se avecina. Sin embargo, Burnham persiste e incluso brilla en cada desafío. Burnham está decidido a conseguir lo que quiere, y lo consigue.

Otro prop√≥sito de este cap√≠tulo es presagiar la enfermedad de Root y su muerte inminente. La mala salud de Root que acabamos de mencionar en este cap√≠tulo es una se√Īal de lo que vendr√°.

Estil√≠sticamente, Larson tambi√©n usa im√°genes asociadas con el clima para crear un estado de √°nimo. A lo largo del Cap√≠tulo 6, se menciona el clima fr√≠o y severo durante el viaje de Burnham a Nueva York. El clima se utiliza como s√≠mbolo de la reacci√≥n ¬ęfr√≠a¬Ľ de los arquitectos de la costa este y la recepci√≥n ¬ęfr√≠a¬Ľ de Burnham al regresar a casa con un grupo de arquitectos enojados de Chicago.



Deja un comentario