El cuento del pescador y el pez, Alexander Pushkin


Durante 33 a√Īos, un anciano pescador y su esposa vivieron una vida muy pobre en una caba√Īa junto al mar.

El pescador estaba pescando para proveer comida para él y su esposa. Un día atrapó un pez dorado. Cuando la vio en su hamaca, ella habló con voz humana. Ella le rogó que la dejara ir y a cambio le prometió concederle tres deseos.

El anciano era amable y modesto, por lo que tuvo piedad del pez y lo dejó ir sin pedir un solo deseo. Pero cuando su esposa se enteró, le exigió que volviera al mar, buscara los peces y deseara un nuevo abrevadero.

El anciano complació a su esposa y se fue a la playa. Notó que el mar estaba agitado. Llamó al pez dorado y ella le concedió su deseo. La codiciosa mujer consiguió su deseo.

Pero las mujeres no quer√≠an echarse atr√°s. Ella quer√≠a una casa nueva. El anciano volvi√≥ y vio que el mar estaba a√ļn m√°s agitado que la √ļltima vez. Volvi√≥ a llamar al pez dorado y ella le concedi√≥ su deseo. Cuando lleg√≥ a casa, vio una casa grande y hermosa con una chimenea nueva y una puerta de roble.

Pens√≥ que ahora su esposa dejar√≠a de tener antojos, pero no lo hizo. Ella quer√≠a m√°s y m√°s. Esta vez ella quer√≠a convertirse en una rica mujer noble y env√≠a a su esposo de regreso al mar. El mar estaba a√ļn peor que la √ļltima vez. El hombre encontr√≥ el pez y ella le concedi√≥ su deseo.

Cuando regresó a casa, vio a su esposa disfrazada mientras ordenaba y golpeaba a los sirvientes. Envía a su marido al establo para que la sirva.

Pasaron dos semanas y las mujeres querían algo nuevo. Envió a su esposo a buscar el pez y decirle que quiere ser una emperatriz rica. El anciano le dijo que no estaba siendo razonable, pero ella no retrocedió. De un mar oscuro vuelve el pez y concede otro deseo.

Las mujeres se convirtieron en una emperatriz rica y poderosa que vive en un castillo y tiene muchos sirvientes. Ella persiguió al anciano fuera del castillo mientras los ciudadanos se reían de él. Los sirvientes casi lo matan y la gente seguía diciendo que fue grosero de su parte venir al castillo.

La mujer quería ser la reina del mar y tener los peces dorados siempre a su servicio.

El pobre pescador volvió a salir al mar y hubo tormenta. Encontró el pez, pero esta vez ella no le concedió su deseo. Ella acaba de regresar al mar.

A pesar de que el anciano esper√≥ mucho tiempo por ella, ella nunca apareci√≥. Cuando regres√≥ a casa, vio su vieja caba√Īa y a su esposa al lado con un abrevadero roto.

Tiempo y lugar: el tiempo es indeterminado y todo pasa junto al mar

Personajes: viejo pescador, su esposa, pez dorado

Autor: Biografía de Alexander Pushkin



Deja un comentario