Dutchman and The Slave : Resumen

holandés

holand√©s es una obra de un acto. Casi todos los conflictos e interacciones en la obra ocurren entre los dos personajes principales, Lula, una mujer blanca, y Clay, un hombre negro. La escena se abre con la pareja en un metro de Nueva York. El p√ļblico encuentra a Clay, sentado solo leyendo una revista, aparentemente ajeno a la presencia de la mujer sentada en el asiento junto a √©l comiendo una manzana. Lula acusa a Clay de com√©rsela con los ojos, un acto que √©l niega con vehemencia. Luego procede a acusarlo de un par de estereotipos raciales, logrando en el proceso deducir correctamente d√≥nde vive Clay y hacia d√≥nde se dirige. Misteriosamente, incluso parece saber acerca de Warren, el amigo de Clay, d√°ndole detalles como su apariencia y forma de hablar; su comprensi√≥n casi sobrenatural de su pasado y los detalles √≠ntimos de su vida conmocionan a Clay.

Lula sigue seduciendo a Clay, provoc√°ndolo sexualmente. Ella le pone la mano en la pierna en broma y le corta la manzana de manera sugerente, d√°ndole las porciones. Habiendo adivinado correctamente su destino, obliga a Clay a llevarla con ella, sugiriendo que estar√≠a dispuesta a acostarse con √©l despu√©s si fuera invitada. Su constante hostigamiento llama su atenci√≥n. Aunque es receptivo a las provocaciones de Lula, no inicia ninguna proposici√≥n sexual directa. Lula, sin embargo, quiere que Clay sea a√ļn m√°s agresivo; al ver que √©l no parece estar mordiendo el anzuelo, se enoja. Su estado de √°nimo y su enfoque cambian dr√°sticamente de la seducci√≥n al abuso.

Lula insulta el acento de Clay, diciendo que no tiene derecho a llevar un traje tan elegante; luego, procede a reprender a su linaje. Las respuestas de Clay a Lula tambi√©n cambian dr√°sticamente, volvi√©ndose apolog√©ticas y defensivas donde antes eran masculinas y seguras de s√≠ mismas. Ella contin√ļa reprendi√©ndolo, criticandolo por ser negro e insensible, y luego comienza a bailar de manera seductora y arroja sus pertenencias al pasillo del auto. Otros motociclistas comienzan a poblar el autom√≥vil donde antes estaba vac√≠o.

Lula invita a Clay a bailar con ella, burl√°ndose de √©l, desafi√°ndolo a ¬ęhacer las malas¬Ľ con ella. Clay se opone a sus provocaciones, pero finalmente, est√° harto. √Čl la agarra y la arroja al suelo, abofete√°ndola dos veces mientras difama sus antecedentes y su vida tranquila. Luego le ordena que lo deje en paz.

Clay ahora comienza un soliloquio, contando a la audiencia los desaf√≠os que debe atravesar una persona negra. √Čl despotrica, afirmando que la gente blanca todav√≠a mantiene distinciones culturales, permitiendo felizmente a los artistas negros realizar ‚Äúdanzas negras‚ÄĚ y producir ‚Äúm√ļsica negra‚ÄĚ pero no al rev√©s. Tambi√©n alega que estas llamadas ¬ęactividades art√≠sticas¬Ľ son explotadoras en su esencia, manteniendo a los negros lo suficientemente preocupados como para que sigan desinteresados ‚Äč‚Äčen tratar de irrumpir en el ¬ęmundo blanco¬Ľ. Clay contin√ļa con su apasionada diatriba.

Mientras tanto, Lula escucha, aparentemente desinteresado. Despu√©s de su mon√≥logo, Clay se prepara para irse, pero Lula de repente se pone de pie y desapasionadamente lo apu√Īala en el coraz√≥n dos veces. Luego ordena a los otros pasajeros que arrojen su cad√°ver en la siguiente parada. Hacia el final de la obra, Lula hace contacto visual con otro joven negro que acaba de entrar en el vag√≥n del metro. Un revisor negro pasa por all√≠, inclinando respetuosamente su sombrero hacia Lula.

El esclavo

Grace y Easley, una pareja blanca, vuelven a casa una noche. Están frustrados porque su ciudad está convulsionada por disturbios llevados a cabo por el movimiento de liberación negra y combatidos por soldados.

Se dan cuenta de que el ex marido de Grace, Walker, el líder del movimiento, está en su sala de estar sosteniendo una pistola. Asustada y molesta, la pareja intenta averiguar qué está haciendo Walker allí.

Walker provoca a Easley en particular, y acusa a Grace de dejarlo solo. Ella se defiende diciendo que tuvo que irse porque él estaba loco y habló de matar a los blancos. Walker dice que quiere a sus dos hijas y planea llevárselas, lo que horroriza a Grace.

Easley critica a Walker por ser un mal poeta e intelectual, y Walker admite que se debate entre la cultura occidental y la realidad de ser negro en Estados Unidos. Odia a Easley, se burla de su falso liberalismo y sugiere que es gay, pero también dice que preferiría debatir con Easley sobre política o poesía que conversar con sus propios oficiales a veces.

A medida que Walker se emborracha, se vuelve m√°s taciturno. Easley cree que es el momento adecuado para intentar hacer frente a Walker. Cuando lo hace, Walker lo supera, saca su arma y lo mata de un tiro. Las √ļltimas palabras de Easley son ¬ędrama ritual¬Ľ, que es su manera de explicar los d√©biles intentos de Walker de encontrar un significado para s√≠ mismo.

Grace está angustiada y le ruega a Walker que se vaya. Ella también le ruega que no se lleve a las chicas. Una explosión masiva sacude la casa y Grace está gravemente herida. Ella le pregunta a Walker cómo están sus hijos y Walker le dice con total naturalidad que están muertos. Grace muere.

Walker sale de la casa en medio de las explosiones. Se escucha la voz de un ni√Īo gritando en el piso de arriba.

Deja un comentario