Dr. Jekyll y el Sr. Hyde



Resumen del libro

Todos los domingos, el Sr. Utterson, un destacado abogado londinense, y su pariente lejano, el Sr. Richard Enfield, haz un recorrido por la ciudad de Londres. Aunque a los ojos de un extra√Īo, estos dos caballeros parecen completamente opuestos, ambos esperan y disfrutan de su salida semanal juntos.

Un domingo, pasan por cierta casa con una puerta diferente a la del resto del vecindario. La puerta le recuerda al Sr. Enfield de un incidente anterior en el que fue testigo de c√≥mo un hombre extremadamente desagradable pisoteaba a una ni√Īa peque√Īa y gritaba mientras el hombre extra√Īo hu√≠a de algo o de alguna parte. Los gritos de la ni√Īa atrajeron a una gran multitud, y varios espectadores estaban furiosos por la indiferencia del extra√Īo, cuyo nombre descubrieron que era el Sr. Eduardo Hyde. Enfield solo puede recordar al hombre con extremo disgusto y absoluta repugnancia. La multitud oblig√≥ al hombre a pagar en efectivo, y todos se sorprendieron cuando regres√≥ del interior de la ¬ępuerta extra√Īa¬Ľ con diez libras en oro y un cheque por noventa libras. Lo retuvieron hasta que abrieron los bancos para asegurarse de que el cheque era v√°lido porque estaba firmado por el conocido Dr. Henry Jekyll, y sospechaba que era una falsificaci√≥n. Para su sorpresa, el cheque era v√°lido.

Esa noche, en su apartamento, el Sr. Utterson tiene m√°s razones para estar interesado en el Sr. Hyde porque el Dr. Jekyll tiene una cl√°usula inusual que estipula que Edward Hyde debe ser el √ļnico beneficiario de toda la riqueza y propiedad de Jekyll. Por lo tanto, Utterson va a visitar a un viejo amigo, el Dr. Lanyon, quien le dice que hace unos diez a√Īos, √©l y el Dr. Jekyll se separ√≥ por un problema profesional. Utterson decide buscar a Hyde y coloca un centinela frente a la puerta misteriosa mencionada anteriormente por Enfield. Despu√©s de un tiempo, Utterson encuentra al hombre Hyde entrando por la puerta y entabla una conversaci√≥n con √©l. Hyde de repente sospecha mucho del inter√©s de Utterson en √©l y r√°pidamente se retira al otro lado de la puerta. Utterson da la vuelta a la manzana y llama a la puerta principal del Dr. Jekyll. Al interrogar al mayordomo, Poole, Utterson descubre que Edward Hyde tiene pleno acceso a la casa de Jekyll.

Aproximadamente quince días después, Utterson es invitado a una de las cenas de Jekyll y se queda después de que los demás invitados se van para poder interrogar a Jekyll sobre su testamento y sobre su beneficiario, Edward Hyde. Jekyll está disgustado cuando habla de Edward Hyde e insiste en que sus deseos, que el Sr. Hyde sea el destinatario de su patrimonio, sea un honor.

Aproximadamente un a√Īo despu√©s, una criada del piso de arriba es testigo del cruel asesinato de un caballero amable y distinguido, el destacado Sir Danvers Carew, diputado (miembro del parlamento). Pero el agresor escapa antes de que pueda ser arrestado. La criada, sin embargo, puede identificar positivamente al asesino como Edward Hyde. El se√Īor. Utterson y la polic√≠a van al apartamento de Hyde, pero el ama de llaves le informa que se ha ido. Cuando Utterson confronta a Jekyll sobre el paradero de Hyde, Jekyll le muestra al abogado una carta que Hyde escribi√≥ diciendo que estaba desapareciendo para siempre. Jekyll afirma que √©l mismo ha terminado por completo con √©l.

Despu√©s de la desaparici√≥n de Hyde, Jekyll sale de su reclusi√≥n y comienza una nueva vida, por un tiempo. Pero aproximadamente al mismo tiempo, Utterson est√° cenando con su amigo, el Dr. Lanyon, y se√Īala que el Dr. Lanyon parece estar al borde de un colapso f√≠sico completo; Lanyon muere tres semanas despu√©s. Entre sus papeles hay un sobre dirigido a Utterson, y dentro hay un sobre interior, sellado con instrucciones de que este sobre no debe abrirse hasta despu√©s de la muerte o desaparici√≥n de Jekyll. Utterson cree firmemente que el contenido del sobre contiene informaci√≥n sobre Edward Hyde.

En otro paseo dominical, Utterson y Enfield pasan por la calle donde Enfield vio a Hyde pisando a la joven. Doblan la esquina hacia el patio y ven al Dr. Jekyll en una ventana de arriba. Utterson invita a Jekyll a que los acompa√Īe a dar un paseo, pero de repente el rostro de Jekyll se cubre de un terror abyecto y, tras una mueca de dolor horrible, cierra repentinamente la ventana y desaparece. Utterson y Enfield est√°n horrorizados por lo que han visto.

Alg√ļn tiempo despu√©s, Utterson recibe la visita de Poole, el Dr. Jekyll. Poole sospecha que el juego sucio est√° relacionado con su empleador; Dr. Jekyll, dice, se confin√≥ en su laboratorio durante m√°s de una semana, orden√≥ que le enviaran todas sus comidas y envi√≥ a Poole a una b√ļsqueda fren√©tica de varios qu√≠micos en busca de una droga misteriosa. Poole ahora est√° convencido de que su empleador ha sido asesinado y que el asesino todav√≠a se esconde en el laboratorio de Jekyll.

Utterson est√° suficientemente convencido de que regresa a la casa de Jekyll, donde √©l y Poole irrumpen en el laboratorio. All√≠, descubren que la misteriosa figura del laboratorio acaba de suicidarse bebiendo un frasco de veneno. El cuerpo es el de Edward Hyde. Buscan en todo el edificio se√Īales de Jekyll y no encuentran nada excepto una nota dirigida a Utterson.

La nota le informa a Utterson que debe irse a casa y leer el mensaje del Dr. Lanyon y luego el documento adjunto, que es Dr. Henry Jekyll.

La narrativa del Dr. Lanyon revela que el Dr. Jekyll le hab√≠a escrito, en nombre de su antigua amistad, y le hab√≠a pedido que siguiera instrucciones precisas: ir al laboratorio de Jekyll, recoger ciertos art√≠culos, llevarlos de vuelta a su casa, y a las doce de la noche, una persona que Lanyon no reconocer√≠a pedir√≠a estas cosas. Lanyon escribe que sigui√≥ las instrucciones con precisi√≥n y exactamente a las doce en punto, una ¬ęcriatura¬Ľ terriblemente desagradable apareci√≥ en el laboratorio para reclamar los art√≠culos para el Dr. Jekyll. Antes de irse, pidi√≥ un ¬ęvaso graduado¬Ľ, procedi√≥ a mezclar los polvos y l√≠quidos, y luego bebi√≥ la poci√≥n. Para horror del Dr. Lanyon, la figura se transform√≥ ante sus ojos en la del Dr. Henry Jekyll. Lanyon cierra su carta se√Īalando que el hombre que entr√≥ en la casa esa noche para reclamar los art√≠culos de Jekyll era el hombre conocido como Edward Hyde.

El cap√≠tulo final ofrece una narraci√≥n completamente detallada del Dr. Jekyll. Jekyll hab√≠a nacido rico y hab√≠a crecido guapo, honorable y distinguido, pero cometi√≥ actos secretos de los que se avergonzaba por completo; intelectualmente, evalu√≥ las diferencias entre su vida privada y su vida p√ļblica, y finalmente se obsesion√≥ con la idea de que al menos dos entidades diferentes, o quiz√°s incluso m√°s, ocupan el cuerpo de una persona. Sus reflexiones y conocimientos cient√≠ficos le llevaron a contemplar la posibilidad de aislar cient√≠ficamente estos dos componentes separados. Con eso en mente, comenz√≥ a experimentar con varias combinaciones qu√≠micas. Habiendo finalmente compuesto cierto brebaje, luego lo bebi√≥, y su cuerpo, bajo un gran dolor, se transform√≥ en un ¬ęser¬Ľ feo, repugnante y repulsivo, que representaba el ¬ęmal puro¬Ľ que exist√≠a dentro de √©l. Posteriormente, al beber la misma poci√≥n, podr√≠a volver a transformarse en su ser original.

Su yo malvado se convirti√≥ en Edward Hyde, y de esa manera, pudo practicar cualquier depravaci√≥n vergonzosa que deseara sin sentir la verg√ľenza de que el Dr. Jekyll lo har√≠a. Al reconocerse a s√≠ mismo, Jekyll sinti√≥ la necesidad de cuidar y proteger a Edward Hyde. As√≠ que amuebl√≥ una casa en el Soho, contrat√≥ a un ama de llaves discreta y sin escr√ļpulos, y anunci√≥ a sus sirvientes que el Sr. Eduardo Hyde. As√≠ que esta doble vida continu√≥ hasta el asesinato de Sir Danvers Carew por Edward Hyde.

Esta horrible revelaci√≥n hizo que Jekyll hiciera un serio intento de deshacerse de su lado malvado, es decir, Edward Hyde, y durante alg√ļn tiempo busc√≥ la compa√Ī√≠a de sus viejos amigos. Sin embargo, el lado Edward Hyde de su naturaleza sigui√≥ luchando por ser reconocido, y en un d√≠a soleado, mientras estaba sentado en Regent’s Park, de repente se transform√≥ en Edward Hyde. Fue en ese momento que busc√≥ la ayuda de su amigo el Dr. Lanyon. Se escondi√≥ en un hotel y escribi√≥ una carta pidi√©ndole al Dr. Lanyon para ir al laboratorio en su casa y obtener ciertas drogas de la casa de Lanyon. All√≠, Hyde bebi√≥ la poci√≥n descrita en la carta de Lanyon. La droga hizo que cambiara al Dr. Jekyll, mientras que el Dr. Lanyon observ√≥ la transformaci√≥n con absoluto horror.

Despu√©s de un tiempo, Edward Hyde ocup√≥ casi por completo la naturaleza de Jekyll, y la droga original ya no fue efectiva para devolver a Hyde a Jekyll. Despu√©s de que Poole buscara por todo Londres el ¬ępolvo¬Ľ necesario, Jekyll se dio cuenta de que su abono original deb√≠a tener alguna impureza que ahora no se puede duplicar. Desesperado por verse obligado a vivir el resto de su vida como Hyde, se suicida justo cuando Utterson y Poole est√°n derribando la puerta del laboratorio.



Deja un comentario