Dr. Jekyll y el Sr. Hyde



Resumen y Análisis Capítulo 3

Resumen

Dos semanas despu√©s, la Dra. Jekyll organiza una peque√Īa cena por la que, deducimos, es bien conocido, ya que el narrador se refiere a ella como ¬ęuna de sus agradables cenas¬Ľ. Cinco o seis del Dr. Jekyll est√°n invitados, y entre ellos est√° el Sr. Utterson. Como de costumbre, la comida es excelente, el vino bueno y Utterson se las arregla para ser el √ļltimo invitado en irse.

Utterson a menudo ha sido uno de los √ļltimos invitados en abandonar las cenas de Jekyll, por lo que Jekyll no piensa en que Utterson se quede atr√°s. De hecho, Jekyll est√° contento, ya que le tiene mucho cari√Īo a Utterson. A menudo, despu√©s de que sus invitados se hab√≠an ido, √©l y Utterson se sentaban y conversaban juntos, relaj√°ndose en silencio despu√©s de la ruidosa conversaci√≥n de la cena.

Esta noche, sentado junto a un fuego crepitante, Jekyll, un hombre corpulento de unos cincuenta a√Īos, sonr√≠e c√°lidamente a Utterson, y el abogado responde a la sonrisa de Jekyll con una pregunta. Le pregunta a Jekyll sobre su testamento.

En este punto, el narrador nos habla directamente; dice que ¬ęun observador cercano¬Ľ pudo haber detectado que el tema era ¬ędesagradable¬Ľ para Jekyll, pero que Jekyll control√≥ con mucho cuidado sus reacciones a la pregunta de Utterson. Asumiendo un tono fingido, alegre y bastante condescendiente, Jekyll rega√Īa a Utterson por estar tan preocupado por el testamento. Compara la ansiedad de Utterson con la del Dr. Lanyon. Ahora, nos damos cuenta de que el Dr. Lanyon no le revel√≥ a Utterson la verdadera raz√≥n por la que estaba tan decepcionado con Jekyll. Sin embargo, Jekyll, sin saberlo, nos revela m√°s a nosotros, y a Utterson, sobre el Dr. Lanyon por los intereses cient√≠ficos de Jekyll, intereses que el Dr. Lanyon le dijo a Jekyll que eran ¬ęherej√≠as cient√≠ficas¬Ľ.

Jekyll dice que todav√≠a le gusta Lanyon, pero que como cient√≠fico, el Dr. Lanyon es limitado, demasiado anticuado y conservador, demasiado ¬ępedante oculto¬Ľ. Entonces Jekyll se emociona m√°s. el medico Lanyon, dice, es ¬ęun pedante ignorante y descarado. Nunca me ha decepcionado m√°s ning√ļn hombre que Lanyon¬Ľ.

Utterson, sin embargo, es firme en el asunto que nos ocupa. Vuelve al tema original del Dr. Jekyll. Vuelve a decir que desaprueba enérgicamente los términos del testamento de Jekyll. En respuesta, Jekyll dice que sabe que Utterson desaprueba el testamento. Utterson no abandonará el tema. Le dice a Jekyll que ahora desaprueba el testamento con más fuerza que nunca debido a la nueva información que tiene sobre Edward Hyde.

Cuando Jekyll escucha el nombre de Hyde, el narrador nos dice: ¬ęLa cara grande y hermosa del Dr. Jekyll¬Ľ palidece. Jekyll dice que no quiere escucharlo m√°s. Pero Utterson insiste: ¬ęLo que escuch√© fue abominable¬Ľ.

Jekyll est√° confundido; √©l tartamudea Sobre Hyde, Jekyll dice que Utterson nunca lo entender√°. Su relaci√≥n con Hyde es ¬ędolorosa… muy inc√≥moda¬Ľ. Jekyll dice que su relaci√≥n con Hyde es ¬ęuno de esos asuntos que no se pueden arreglar con palabras¬Ľ.

Utterson le ruega a su viejo amigo que ¬ęhaga un cofre limpio¬Ľ; mantendr√° todo en privado. Promete que si puede, sacar√° a Jekyll de esta ¬ęrelaci√≥n dolorosa¬Ľ. Pero la mente de Jekyll est√° resuelta. Dice que sabe que Utterson tiene buenas intenciones y que, de todos sus amigos, confiar√≠a en Utterson para que lo ayude m√°s, pero que ¬ęno es tan malo¬Ľ. Dice que puede, en cualquier momento que elija, ¬ędeshacerse de Hyde¬Ľ. Agradece profusamente a Utterson por su preocupaci√≥n y luego le pide que considere el asunto como un asunto privado y que ¬ęlo deje dormir¬Ľ.

Utterson guarda silencio; √©l mira al fuego, luego se pone de pie. Jekyll dice que espera que los dos nunca vuelvan a hablar sobre el ¬ępobre Hyde¬Ľ. Dice que tiene ¬ęun inter√©s muy fuerte en Hyde¬Ľ y que si lo ¬ętomaron¬Ľ quiere que Utterson le prometa que Hyde tendr√° todo lo que le corresponde en el testamento de Jekyll.

Utterson es franco; est√° seguro de que puede Nunca como Hyde. Jekyll dice que no le pide a Utterson que me gusta Hyde; solo le pide a Utterson que prometa que le dar√° a Hyde, como beneficiario, todas las posesiones de Jekyll:

¬ęSolo pido justicia… cuando ya no est√©¬Ľ. Suspirando, Utterson acepta: ¬ęLo prometo¬Ľ.

An√°lisis

Este cap√≠tulo presenta otro lado de Utterson; por ejemplo, descubrimos que ¬ędonde les gustaba Utterson, les gustaba mucho. A los anfitriones les encantaba mantener al abogado seco¬Ľ. Por lo tanto, esta cualidad en Utterson le permite quedarse despu√©s de la fiesta de Jekyll para poder discutir los deseos de Jekyll con √©l.

Y as√≠, por primera vez en la novela, nos encontramos con el otro personaje del t√≠tulo de la novela. Y lo m√°s inmediatamente perceptible de √©l es que es un hombre extremadamente guapo. Esto, por supuesto, contrasta con la otra parte de s√≠ mismo, a saber, Hyde, que es extremadamente repugnante. Adem√°s, Jekyll es un hombre corpulento y bien proporcionado, a diferencia del enano Hyde. Simb√≥licamente, entonces, Hyde, la parte malvada del Dr. Jekyll, representa solo una peque√Īa porci√≥n del Dr. Jekyll. Adem√°s, Hyde es mucho m√°s joven que Jekyll, lo que sugiere que la parte malvada de Jekyll no ha existido desde el ¬ętotal¬Ľ Dr. Jekyll, y m√°s tarde en la ¬ęconfesi√≥n¬Ľ de Jekyll, habla de sus indiscreciones juveniles, que tuvieron lugar alrededor de los veinte a√Īos.

El contraste entre la Dra. Jekyll y el Dr. Lanyon fue presentado en el √ļltimo cap√≠tulo por el Dr. Lanyon, quien pens√≥ que Jekyll era ¬ędemasiado fantasioso¬Ľ o demasiado metaf√≠sico y, por lo tanto, rechaz√≥ al Dr. Jekyll. Ahora vemos que la Dra. Jekyll ve a Lanyon como ¬ęun pedante testarudo¬Ľ que est√° demasiado angustiado para investigar conceptos nuevos y sorprendentes. En √ļltima instancia, la Dra. Jekyll se refiere a Lanyon como ¬ęun pedante ignorante y descarado¬Ľ.

Cuando los dos hombres hablan del Dr. Jekyll, Utterson siente la obligaci√≥n profesional de aconsejar a su amigo que cambie su testamento. De hecho, Utterson intenta que Jekyll confiese que el pecado o el crimen horrible lo alinea con este ¬ęabominable¬Ľ Sr. Hyde: ¬ęHaz un cofre limpio con confianza; y no tengo ninguna duda de que puedo sacarte de eso¬Ľ. Cuando Utterson confiesa que nunca podr√° ¬ęgustar¬Ľ a este abominable hombre, Jekyll tambi√©n es consciente de ello: ¬ęYo no lo pido… Ya no estoy aqu√≠¬Ľ. La iron√≠a, por supuesto, es que aunque Utterson se opone con tanta vehemencia a Hyde, no sabe que est√° atacando una parte de Jekyll en la cara de Jekyll.

Este cap√≠tulo tiene lugar al comienzo de la relaci√≥n Jekyll/Hyde, y Jekyll puede asegurarle a Utterson que ¬ęen el momento que elija, puedo deshacerme de Mr. Hyde. Le dar√© mi mano en esto¬Ľ. Pero es decisi√≥n de Jekyll mantener a Hyde por un tiempo. Originalmente, el objetivo final del Dr. Jekyll deb√≠a descubrir su naturaleza maligna y aislarla o rechazarla. Pero estaba fascinado por este lado malvado de su naturaleza. Y como veremos m√°s adelante, Jekyll llegar√° a un punto en el que no podr√° controlar a Hyde, quien aparecer√° de forma inesperada y empezar√° a gobernar la vida de Jekyll.



Deja un comentario