De un vistazo Ve a poner un centinela



De un vistazo Ve a poner un centinela

Harper Lee Ve a poner un puesto de vigilancia relata el regreso a casa de Jean Louise Finch mientras lidia con una comunidad cargada de tensión racial, un viejo amigo convertido en interés amoroso y un padre que ya no parece tan perfecto como ella creía que era.

Jean Louise Finch regresa a Maycomb, Alabama, su ciudad natal de la infancia, para lo que espera sea una visita típica. Pronto, sin embargo, su creciente atracción por un viejo amigo llamado Hank comienza a complicar su estadía. Sus dificultades se ven agravadas por el descubrimiento de que Hank y su padre son parte de una organización dedicada a preservar la segregación racial. Jean Louise, que siempre ha conocido a su padre como defensor de los derechos civiles, se siente traicionada. Sin saber en quién confiar, Jean Louise ataca a las personas que ama y las condena por tolerar el racismo. Poco a poco, a través de conversaciones con su tío Jack, Jean Louise aprende a aceptar que su padre es imperfecto y humano, capaz de hacer cosas buenas y malas.

Escrito por: Harper Lee

Clase de trabajo: novela de iniciación

Género: Ficción

Publicado por primera vez: 2015

Contexto: maycomb, alabama

Personajes principales: Jean Louise (Exploradora) Finch; Pinzón de Atticus; Henry (Hank) Clinton; Alexandra Finch Hancock; Dr. John Hale (Jack) Pinzón

Temas temáticos principales: Racismo; identidad; héroes y modelos a seguir; imperfección humana; mayoridad

Símbolos principales: Puertas de coche bajas; la Doxología; la heladería (donde se encontraba la casa de Jean Louise); el juzgado de maycomb

Los tres aspectos m√°s importantes de Ve a poner un puesto de vigilancia: Un aspecto importante Ve a poner un puesto de vigilancia es su compleja relaci√≥n con la novela anterior de Harper Lee, matar la esperanzapublicado en 1960. Aunque transcurre casi dos d√©cadas despu√©s matar la esperanza y se public√≥ m√°s de cincuenta a√Īos despu√©s, Ve a poner un puesto de vigilancia fue escrito primero. Los dos libros comparten personajes comunes, un escenario com√ļn e incluso varios pasajes (principalmente descripciones de Maycomb o breves vi√Īetas de la infancia de Jean Louise) que parecen iguales, palabra por palabra, en ambos libros. Sin embargo, el tono que toma cada libro y el mundo que cada libro describe son significativamente diferentes. En el interior matar la esperanza, Atticus parece totalmente comprometido con la causa de la reconciliaci√≥n racial, sacrificando su reputaci√≥n en la comunidad blanca para defender a un hombre negro llamado Tom Robinson en un juicio que finalmente pierde. En el interior Ve a poner un puesto de vigilancia, Atticus ya gan√≥ un juicio defendiendo a un hombre negro no identificado; sin embargo, su creencia de que el cambio debe llegar lentamente y que el movimiento por los derechos civiles es peligroso y entrometido modera su deseo de tratar a todas las razas por igual. Estas diferencias han dado lugar a disputas entre lectores que creen que las dos versiones de Atticus deben leerse como personajes diferentes y lectores que piensan de manera diferente. Ve a poner un puesto de vigilanciaAtticus como proporcionando mayores matices al Atticus m√°s simple de matar la esperanza.

Un segundo aspecto importante y estrechamente relacionado Ve a poner un puesto de vigilancia es su √©nfasis en la importancia de humanizar a los h√©roes. En la novela, Jean Louise pas√≥ toda su vida idealizando a Atticus y us√°ndolo como est√°ndar para su propia √©tica. Ver a Atticus en compa√Ī√≠a de hombres que sabe que son racistas y darse cuenta de que √©l no es un defensor tan ac√©rrimo de la igualdad de derechos como ella cre√≠a, obliga a Jean Louise a separar su propia conciencia de la de su padre. (Ir√≥nicamente, muchos lectores tambi√©n idealizaron a Atticus Finch y encontraron intolerable la noci√≥n de que √©l es cualquier cosa menos perfecto). Si bien es doloroso para Jean Louise perder la visi√≥n infantil de su padre, madura y se convierte en una pensadora independiente. Como enfatizan sus frecuentes recuerdos de la infancia y la pubertad, crecer es un proceso complejo y en capas que ocurre poco a poco.

Finalmente, la novela ofrece una mirada importante a la naturaleza del racismo en el Sur de la d√©cada de 1950. Mientras que el racismo es f√°cil de identificar y condenar en matar la esperanzalas l√≠neas entre el bien y el mal no son tan claras en Ve a poner un puesto de vigilancia. En esta novela, las personas no se pueden dividir f√°cilmente en racistas y no racistas. En cambio, todos llevan las marcas de haber vivido en una sociedad racista, aunque los personajes reflejan este racismo sist√©mico de diferentes maneras y en diversos grados. Ve a poner un puesto de vigilancia se enfoca no solo en manifestaciones flagrantes de racismo, sino tambi√©n en patrones culturales insidiosos. En ese sentido, la novela se adapta sorprendentemente al momento en que finalmente se public√≥, ya que una Am√©rica supuestamente ‚Äúpost-racial‚ÄĚ lucha con tensiones raciales residuales que se niegan a desaparecer.



Deja un comentario