clarissa dalloway



An√°lisis de personajes de Clarissa Dalloway

Clarissa acaba de recuperarse de una enfermedad y todav√≠a est√° fr√°gil. Su esposo trata de protegerla, inst√°ndola a seguir las √≥rdenes de los m√©dicos, pero Richard siempre ha tratado de proteger a su esposa. A pesar de disfrutar de las fiestas, Clarissa es b√°sicamente t√≠mida y Richard tambi√©n lo es; por lo tanto, cada uno es considerado y cuidadosamente protector del otro. Hay l√≠mites verbales y emocionales que Clarissa no cruza, y existen exactamente esos l√≠mites que Richard no cruza. √Čl piensa que la preocupaci√≥n de Clarissa por sus fiestas es una tonter√≠a, pero nunca se lo dice abiertamente; ella es consciente de su actitud por lo que no dice. Asimismo, a Clarissa no le preocupan los intereses de Richard en los asuntos gubernamentales; √©l conoce sus sentimientos, pero ninguno de los dos verbaliza lo que saben el uno del otro. Hacen todo lo posible para no lastimarse unos a otros.

Hay fuerza en el amor entre Richard y Clarissa, pero la fuerza no se compone de a√Īos de tejido cicatricial endurecido. El amor entre Richard y Clarissa no tiene cicatrices. Es fuerte porque ambos lo cuidaron y no lo desgarraron con ira, sino que lo repararon con redoblado cari√Īo. El amor entre Clarissa y Richard es literalmente este: entre ellos. Los une, flojamente, pero tambi√©n es una barrera autoimpuesta y, para cada uno, una barrera protectora.

A Richard le gustar√≠a una vida en el campo con perros, pero no puede exigir eso para s√≠ mismo. Una vida de campo es un sue√Īo perdido; es m√°s feliz y seguro en su puesto gubernamental, viviendo con su amable y educada esposa. Al igual que su marido, Clarissa tambi√©n tiene un sue√Īo perdido: desea poder vivir tan plenamente como imagina que lo hace Peter Walsh. Pero hace mucho tiempo Clarissa, seg√ļn lo que sab√≠a de s√≠ misma, se dio cuenta de que jam√°s podr√≠a acompa√Īar a Peter en su aventura de vivir. Sus valores eran muy diferentes. Peter quer√≠a compartirse a s√≠ mismo y todo lo que hab√≠a experimentado. Clarissa cre√≠a que nunca podr√≠a, ni Peter podr√≠a, romper con todos los miedos que ten√≠a sobre los hombres, las mujeres y la vida, liberarse y ser feliz. Clarissa valoraba demasiado su ¬ęalma¬Ľ como para d√°rsela a Peter. Ten√≠a miedo de entregarse a Peter, oa la vida, y aceptar ¬ęel calor del sol¬Ľ y ¬ęlas furiosas furias del invierno¬Ľ. Ella esquiv√≥ la camino Pedro amaba la vida. Se cas√≥ con Richard Dalloway para poder amar la vida a su manera intensa pero interior.

A su manera, Clarissa responde viviendo. Sra. Dalloway contiene muchos ejemplos de la respuesta de Clarissa a la vida. Ella aprecia profundamente las flores, inhalando su delicada dulzura y ricos aromas terrosos; el aire corre sobre su piel y ella se emociona con sus ondulantes sensaciones; en su interior se agita el ruido de los coches y de los vendedores ambulantes. Ella es sensible al ¬ęmomento¬Ľ, a la ¬ępoes√≠a de la existencia¬Ľ en todas sus dimensiones sensuales, pero la emoci√≥n llega solo a los propios l√≠mites de Clarissa. A diferencia de Peter, ella no se siente impulsada a compartir experiencias; a menos que Peter pueda ¬ęcompartir¬Ľ un momento, su valor no se realiza por completo. En ese sentido, Clarissa sigue siendo virginal.



Deja un comentario