Cirano de Bergerac



An√°lisis del personaje Cyrano de Bergerac

Cyrano es, ante todo, un idealista. No es, sin embargo, un idealista ciego. No espera ninguna recompensa tangible por su comportamiento idealista. Cuando arroja su dinero a los jugadores (Acto I), sabe muy bien que tendrá hambre, pero el beau geste significa más para él que las cosas materiales, incluso la comida y la bebida. Su propia comodidad nunca es motivo de acción con Cyrano.

Este idealista de ojos muy abiertos tambi√©n puede ser un hombre muy inteligente. Puede burlarse de las reglas muy precisas del ¬ęestablecimiento¬Ľ porque tiene tal inteligencia y competencia. Puede vencer a estas personas en su propio juego, aunque a menudo no elige jugar su juego. Por ejemplo, Cyrano gan√≥ a los m√ļsicos por una noche porque gan√≥ una apuesta en gram√°tica. En el momento en que se ambient√≥ la obra, la gram√°tica era un tema complicado y extremadamente t√©cnico. Cyrano conoce todas las reglas del comportamiento y el habla cort√©s, pero eso no le importa tanto como las cuestiones del esp√≠ritu.

Cyrano es tan despreocupado del peligro personal como de la comodidad personal. √Čl es verdaderamente un guerrero valiente. Se mantiene tranquilo y alegre en las circunstancias m√°s dif√≠ciles. Es tan buen espadach√≠n que puede luchar contra cien hombres. En la batalla es valiente, pero tambi√©n lo es en la situaci√≥n mucho m√°s dif√≠cil que presenta el asedio. Nunca pierde su coraje, su buen humor y su capacidad para animar a otros hombres. Es importante tener en cuenta que es tranquilo y controlado cuando otros valientes soldados se desaniman. Es fiel a Roxane y Christian hasta la muerte. Nunca revela que escribi√≥ las cartas que Roxane acept√≥ como de Christian. Siempre visita a Roxane con deliciosos chismes.

Cyrano nunca tuvo éxito mundano. Su pieza nunca se produjo, aunque otra utilizó parte de ella. Incluso como un hombre maduro, a menudo tiene hambre, aunque sabe muy bien que sus talentos pueden hacerlo rico y famoso si decide usarlos para ese fin. Es extremadamente versátil y sabe mucho sobre muchos temas. Simplemente nunca elige ser rico o famoso, prefiere tener razón en sus propios ojos. Tiene un impulso interno, en el sentido de que las opiniones y los estándares del mundo realmente no le importan. Se rebela al no jugar el juego; él nunca adopta los estándares de otro para su comportamiento; es fiel a sí mismo ya sus ideales.

Esta falta de cambio de car√°cter puede ser motivo de cr√≠tica. Rostand no cre√≥ una personalidad en crecimiento y evoluci√≥n. No lo intent√≥. Cyrano era, al comienzo de la obra, el ep√≠tome del idealista rom√°ntico, y lo sigue siendo hasta el final. √Čl es un ejemplo perfecto del tipo. Los defectos de car√°cter surgen directa y l√≥gicamente de la perfecci√≥n tipogr√°fica. Cyrano es intransigente, idealista, fiel, valiente, consistente, desde√Īoso de la aclamaci√≥n y la riqueza, inteligente hasta el punto de la brillantez, creativo, imaginativo, ingenioso, bien informado. Cualquier cambio en el car√°cter ser√≠a un compromiso de alg√ļn tipo. Es por eso que Cyrano sigue siendo el ejemplo perfecto del idealista rom√°ntico: cualquier cosa que se agregue o se reste al personaje lo har√≠a menos.



Deja un comentario