Cartas 18-21



Resumen y An√°lisis Cartas 18-21

Celie nunca se entera, o al menos no le dice a Dios, lo que finalmente convence a Sofia de casarse con Harpo y darles un hogar a √©l y a su hijo. Pero una vez que se instalan, Celie estudia a esta extra√Īa mujer negra que no se parece a ninguna mujer que Celie haya conocido. La palabra de Celie para Sof√≠a es ¬ęs√≥lida¬Ľ. Es una cualidad con la que Celie claramente no est√° familiarizada, porque, en un momento, la infantil Celie le dice a Harpo que golpee a Sof√≠a. Al parecer, Celie quiere ver si Sof√≠a se rompe.

Sofia, por supuesto, no se rompe, pero Celie nunca se rompe tampoco, excepto en el caso de Celie, todos asume que tu voluntad ya ha sido rota, si alguna vez existi√≥. Sin embargo, Celie puede actuar de manera sumisa, pero siempre ha reaccionado a las palizas, sin saberlo, de la misma manera que Sof√≠a. Objetivamente, uno puede ver que Sof√≠a es ¬ęs√≥lida¬Ľ. Nadie sospecha, sin embargo, que cuando golpean a Celie, ella tambi√©n es ¬ęs√≥lida¬Ľ; la imagina como madera y absorbe la violencia que se le inflige, pero no se rompe ni se amarga. En sus propias palabras, dice estoicamente: ¬ęNo peleo… pero estoy viva¬Ľ.

Cuando Harpo intenta quebrantar la voluntad de Sofia, él es claramente el perdedor magullado, y mira aquí cómo explica con humor y precisión que tuvo un encontronazo con una mula. Piense en Sofía y la mula teórica. Sofía y una mula no son muy diferentes. Ambos deben hacer trabajo de campo y ambos son tercos. Además, una mula es a la vez hembra y macho. Y Sofía es a la vez mujer y hombre. Es madre y luchadora.

A√Īo tras a√Īo, Harpo contin√ļa tratando de domar a Sof√≠a, y anualmente pierde, magullado pero obstinadamente decidido a convertir a su esposa en una esclava para √©l. Finalmente, Celie es testigo de los moretones de Harpo demasiadas veces, y una profunda culpa se encona dentro de su alma cristiana; ella sabe que fue ella, junto con el Sr. ________, quien anim√≥ a Harpo a golpear a Sofia en primer lugar.

La carta 21, entonces, es una carta clave; contiene una de las escenas m√°s significativas de la novela: Sof√≠a se enfrenta a Celie. Sof√≠a se entera de que Celie le dijo a Harpo que la golpeara y revela lo terriblemente traicionada que se siente. Una cosa es que un hombre intente golpearte; otra cosa es que una mujer enga√Īe a otra mujer. Sof√≠a confiaba en Celie porque Celie parec√≠a una mujer amable. Sof√≠a cre√≠a que hab√≠a un v√≠nculo especial entre ellas como mujeres, y ahora se enter√≥ de que una mujer incit√≥ a un hombre a hacerle da√Īo. Una mujer debe saber mejor; como dice Sof√≠a, ¬ęUna ni√Īa no est√° segura en una familia de hombres¬Ľ.

Este crudo intercambio entre las dos mujeres es significativo debido a sus personajes bien definidos y contrastantes. Sof√≠a es una luchadora, independiente y decisiva. Celie es una sombra t√≠mida, silenciosamente angustiada por admitir haber sido una tonta. Sof√≠a no puede entender la motivaci√≥n de Celie; ambas mujeres se criaron en situaciones dom√©sticas similares, pero Sof√≠a siempre estaba llena de agresi√≥n col√©rica, diametralmente diferente de la pasiva, maternal y espiritual Celie. El consejo de Sof√≠a para Celie es alto y claro: ¬ęDeber√≠as abrirle la cabeza al Sr. ________. Piensa en el cielo m√°s tarde¬Ľ.

Riendo juntas, las dos mujeres finalmente se reconcilian porque hubo un honesto intercambio de puntos de vista entre ellas, y su reconciliación está simbolizada por la colcha que deciden hacer juntas. Una colcha, después de todo, es una colección de muchos colores y telas unidas por un solo hilo, y la nueva unión entre Celie y Sofia se unirá con un nuevo hilo fuerte de amor y confianza.



Deja un comentario