capitulo 47



Resumen y análisis Parte 3: Capítulo 47

Resumen

En la h√ļmeda y asquerosa prisi√≥n de mujeres de Walayat, Mariam comparte celda con otras cinco mujeres y cuatro ni√Īos. Utilizan un agujero en el suelo como retrete y tienen que depender de los visitantes para que les lleven comida. Los compa√Īeros de celda de Mariam la tratan como a una celebridad; el resto est√° en la c√°rcel por delitos no violentos, como fugarse. En el juicio de Mariam, ella niega su derecho a tener testigos y tres jueces deciden su destino. El juez intermedio revela que siente compasi√≥n por Mariam, pero que solo Al√° puede perdonar los pecados y, por lo tanto, los jueces no pueden intervenir. Mariam firma el veredicto: solo la segunda vez en su vida que ha tenido que firmar con su nombre, la primera fue cuando se cas√≥ con Rasheed.

Despu√©s de diez d√≠as en prisi√≥n, Mariam es llevada en carreta al Estadio Ghazi. El joven soldado que la acompa√Īa se apiada de ella y le dice que est√° bien tener miedo. Llora un poco pero mantiene la compostura cuando la llevan al estadio y le piden que se arrodille ante una multitud de cientos de personas. Sus pensamientos finales incluyen un deseo de m√°s vida y la oportunidad de ver crecer a Aziza, pero al final no se arrepiente. Mariam sabe que hizo lo mejor para Laila, Aziza y Zalmai. Ella dice una breve oraci√≥n antes de que el soldado talib√°n levante su arma para matarla.

An√°lisis

La descripci√≥n de Hosseini de Mariam ofrece una idea de la evoluci√≥n de Mariam. A pesar de la miseria de la prisi√≥n, Mariam est√° rodeada de mujeres que la respetan, un marcado contraste con su vida con Rasheed. Las mujeres compiten para compartir su comida con Mariam y compartir lo poco que tienen, una manta o una almohada, por ejemplo, con ella. A trav√©s de estos servicios, la fuerza y ‚Äč‚Äčel sacrificio de Mariam son debidamente honrados.

La visi√≥n de la vida de Mariam tambi√©n ha cambiado. Durante muchos a√Īos de su vida, el futuro no ten√≠a sentido. Pero mientras camina hacia su muerte, Mariam anhela una vida m√°s larga. Quiere ver crecer a Aziza. A trav√©s de estos momentos de melancol√≠a, es evidente que Mariam, a pesar de todas las dificultades de su vida, aprecia lo que se le ha dado y anhela m√°s. Por el contrario, Mariam tambi√©n siente una sensaci√≥n de paz al saber que ha demostrado ser una buena madre y amiga para Laila y los hijos de Laila. Entonces, a trav√©s de estas percepciones sobre la psique de Mariam, Hosseini una vez m√°s destaca las cualidades maternas: una buena madre quiere m√°s tiempo con sus hijos, pero lo renuncia si es necesario para mejorar la vida de sus hijos.



Deja un comentario