capitulo 36



Resumen y análisis Capítulo 36

Resumen

Al amanecer de la ma√Īana siguiente, Jane se levanta. S t. John desliza una nota debajo de la puerta de Jane, record√°ndole que resista la tentaci√≥n. Es el primero de junio, pero el d√≠a est√° fr√≠o y nublado. Jane deambula por la casa, pensando en su visita de la noche anterior: ¬ŅFue una ilusi√≥n? Parec√≠a provenir de ella, no del mundo exterior. En el desayuno, les dice a Diana y Mary que estar√° fuera por al menos cuatro d√≠as. Toma un carruaje de Whitcross, el mismo que tom√≥ de Thornfield el a√Īo anterior.

Mientras desciende del carruaje, Jane se encuentra de nuevo en la tierra de Rochester. Ella espera verlo de nuevo y corre las dos millas desde la parada del autob√ļs hasta la casa, temiendo que √©l pueda estar en Europa. Como un amante que desea vislumbrar el rostro de su amada sin despertarla y luego descubre que est√° ¬ęmuerta¬Ľ, Jane se horroriza ante la vista que le espera: Thornfield es una ruina ennegrecida. ¬ŅCu√°l es la historia detr√°s de este desastre, se pregunta Jane? Jane regresa a la posada cerca de la estaci√≥n de autobuses, Rochester Arms, para encontrar una respuesta. Ella descubre que Bertha Mason incendi√≥ la casa el oto√Īo pasado. Antes de que eso sucediera, Rochester se hab√≠a encerrado como un ermita√Īo en su casa, como si se hubiera vuelto loco. Cuando comenz√≥ el incendio, Rochester salv√≥ a los sirvientes, luego trat√≥ de salvar a Bertha, pero ella salt√≥ del techo de Thornfield. Rochester perdi√≥ la vista y una de sus manos en el fuego. Ahora vive en Ferndean con dos antiguos sirvientes, John y Mary.

An√°lisis

El suspenso aumenta en este cap√≠tulo a medida que Jane retrasa la revelaci√≥n del tr√°gico final de Thornfield y la historia de Rochester. Mientras aborda el autob√ļs en Whitcross, Jane reflexiona sobre los principales cambios en su situaci√≥n desde que lleg√≥ all√≠ un a√Īo antes. As√≠ que ella estaba ¬ędesolada, sin esperanza y sin objeto¬Ľ; ahora tiene amigos, esperanza y dinero. As√≠ que pag√≥ todo el dinero que ten√≠a para montar un carruaje, ahora tiene una fortuna asegurada. Al llegar a Thornfield, Jane nota la diferencia entre el escenario aqu√≠ y en Morton (el lugar que acaba de dejar); Thornfield es suave, verde y pastoral, mientras que Morton es severo. El paisaje de Thornfield es tan c√≥modo como una ¬ęcara que alguna vez fue familiar¬Ľ cuyo car√°cter conoce √≠ntimamente. Tenga en cuenta el marcado contraste entre el sue√Īo conmovedor, florido e impresionante de Jane de Thornfield y la realidad de sus tierras devastadas y pisoteadas; la visi√≥n del mundo de la clase alta no siempre captura las pasiones ocultas que hierven a fuego lento bajo la apariencia de una tranquilidad refinada. Las pasiones encendidas en Thornfield finalmente se encendieron e incendiaron la casa; La cama en llamas de Rochester fue solo un preludio. Los poderes ps√≠quicos de Jane se reafirmaron cuando otro de sus sue√Īos se hizo realidad.

Las pasiones que incendiaron la mansi√≥n de la familia Rochester, dej√°ndola ¬ęun salvajismo solitario¬Ľ, est√°n, en la versi√≥n de la historia de Jane, centradas en una mujer: Bertha Mason. Jane se niega a reconocer su parte en esta historia de pasi√≥n excesiva: el posadero trata de contarle sobre el amor irresistible de Rochester por Jane, al que califica como una crisis de la mediana edad: ¬ęcuando los caballeros de tu edad se enamoran de chicas, a menudo son como si estaban hechizados¬Ľ. Pero Jane lo interrumpe y le pide que cuente esta parte de la historia en otro momento. Como simple muestra de un fen√≥meno com√ļn, la crisis de la mediana edad, el amor de Jane y Rochester pierde parte de su fuerza rom√°ntica. Adem√°s, Jane no quiere que la asocien con el tr√°gico final de Thornfield, por lo que Bertha Mason se convierte en el chivo expiatorio. Los cr√≠ticos vieron a Bertha como el odioso s√≠mbolo del deseo sexual de Rochester; como el doble de Jane, el lado enojado y reprimido del ni√Īo hu√©rfano; o como chivo expiatorio destruido para redimir a Jane. Al prender fuego a Thornfield, Bertha comienza prendiendo fuego a las cortinas de la habitaci√≥n contigua a la suya, pero luego enciende la vieja cama de Jane. Su ira parece centrarse en los celos sexuales de su rival. Durante su rebeli√≥n final, Bertha se para en el techo de Thornfield, ¬ęagitando los brazos por encima de las almenas y gritando hasta que pudieron escucharla a una milla de distancia¬Ľ, con su largo cabello oscuro ¬ęfluyendo contra las llamas¬Ľ. El fuego se convierte en una representaci√≥n del poder de Bertha. Es una mujer fuerte, corpulenta, extravagante y sensual, a diferencia de Jane, descrita por el posadero como ¬ęuna cosita… casi como una ni√Īa¬Ľ.

Rochester debe pagar por la transgresi√≥n de casi convertir a Jane en su amante. Despu√©s de su partida de Thornfield, se vuelve ¬ęsalvaje¬Ľ y ¬ępeligroso¬Ľ, pero se redime salvando a sus sirvientes e incluso tratando de rescatar a su odiada esposa; como dice el posadero, el coraje y la amabilidad de Rochester resultaron en sus heridas. A diferencia de su descripci√≥n de St. John, que enfatiza uniformemente su frialdad y dominio, Jane sazona su descripci√≥n de Rochester con ejemplos de su compasi√≥n y cari√Īo.



Deja un comentario