capitulo 34



Resumen y an├ílisis Cap├ştulo 34

Resumen

Aibileen recibe instrucciones de devolver la plata de Elizabeth Leefolt que Hilly le pidi├│ prestada, pero de repente es acusada de robarla. Hilly viene a entrenar a su amiga para que despida a Aibileen y presente cargos por robo, pero Elizabeth no puede hacerlo. Aibileen amenaza a Hilly dici├ęndole que si la env├şa a la c├írcel, pasar├í su tiempo escribiendo cartas por toda la ciudad sobre Hilly y ese pastel de chocolate. Hilly retrocede, pero Aibileen sabe que es hora de despedirse de Mae Mobley y su hermano. Es un adi├│s lleno de l├ígrimas, pero Aibileen decide sus d├şas cuando termina la ayuda. Consigui├│ el trabajo de Miss Myrna en el peri├│dico y tiene dinero extra del libro. Incluso comienza a pensar en m├ís proyectos de escritura.

Leroy es despedido porque el esposo de Hilly le dijo a su jefe que lo hiciera. Cuando Leroy descubre que lo despidieron por algo que hizo Minny, la encierra en la casa y dice que va a quemarlo todo. Los hijos de Minny corren hacia los vecinos en busca de protecci├│n, y Minny tambi├ęn se libera. Ella decide dejar a Leroy para siempre en lugar de volver a su abuso.

Análisis

La historia termina con esperanza. Tanto Aibileen como Minny se fortalecieron con la experiencia de escribir libros. Aibileen se da cuenta de que tiene talento para escribir y podr├şa seguir su propio camino en la vida en lugar de trabajar para otra persona. Minny encuentra la fuerza para dejar de lado el abuso de su esposo, especialmente porque puede mantenerse trabajando para Celia. Se muda con su hermana y tambi├ęn comienza a construir su nueva vida.

La escena final entre Aibileen y Skeeter revela la verdadera amistad y admiraci├│n que creci├│ entre ellos. Cuando Skeeter deja su trabajo en peri├│dico jackson, ella revela que Aibileen ha estado escribiendo la columna todo el tiempo. Skeeter convence a su jefe para que deje que Aibileen contin├║e mientras su identidad permanezca en secreto, lo que significa que Aibileen, como Skeeter, podr├í ganar dinero escribiendo. Tus sue├▒os, que parec├şan tan imposibles, empiezan a hacerse realidad.



Deja un comentario