capitulo 26



Resumen y análisis Capítulo 26

Resumen

A las siete en punto del d√≠a de la boda de Jane, llega Sophie para ayudarla a vestirse. Jane usa el velo rubio liso que ella misma se hizo, en lugar del extravagante velo que destruy√≥ Bertha. Con su vestido de novia, Jane se ve tan diferente de lo habitual que parece una extra√Īa para s√≠ misma. Mientras conducen hacia la iglesia, Rochester se ve sombr√≠o y Jane est√° tan nerviosa que no se da cuenta si el d√≠a es bueno o malo. En el cementerio cerca de la iglesia, Jane se da cuenta de dos extra√Īos y los vuelve a ver en las sombras de la iglesia. Cuando el cl√©rigo est√° a punto de preguntarle a Rochester si aceptar√° a Jane como su esposa, una voz declara que el matrimonio no puede continuar debido a un ¬ęimpedimento¬Ľ. Rochester tiene otra esposa que a√ļn vive: Bertha Antoinetta Mason, una criolla con la que se cas√≥ hace quince a√Īos en Jamaica. Aparece Richard Mason, confirmando esta evidencia, y Rochester admite que planeaba cometer bigamia.

Rochester ordena a todos que regresen a Thornfield para ver a su esposa. Negándose a soltar la mano de Jane, Rochester la lleva a la habitación secreta en el tercer piso. Encuentran a Bertha arrastrándose a cuatro patas, corriendo de un lado a otro como una fiera. Su cabello, salvaje como la melena de un animal, oculta su rostro. La mujer ataca a Rochester, casi estrangulándolo, hasta que finalmente él la ata a una silla.

Briggs sorprende a Jane diciéndole que su tío, John Eyre, le había advertido a Richard Mason sobre la boda. John Eyre es la pareja de Mason, por lo que cuando llegó la carta de Jane anunciando su compromiso, compartió la información con Mason, quien estaba descansando en Madeira en su viaje de regreso a Jamaica. John Eyre se estaba muriendo y no podía regresar a Inglaterra para rescatar a Jane, por lo que envió a Mason en su lugar. Todos salen del ático y Jane se encierra en su habitación. Todas tus esperanzas están muertas. En este momento de desesperación, Jane se vuelve hacia Dios, rezando en silencio para que permanezca con ella.

An√°lisis

El secreto de Rochester ha sido revelado. En el cap√≠tulo anterior, Bertha fue solo una aparici√≥n; en esto, ella se vuelve completamente carne y sangre. Una mujer criolla loca, Bertha representa los miedos brit√°nicos de los extranjeros y las mujeres. Parte humana, parte bestia, Bertha es la doble de Jane, que representa toda su ira y furia por la p√©rdida de identidad que el matrimonio promete traer. A diferencia de Jane, que cede sumisamente a las demandas de Rochester, Bertha se niega a ser controlada; una mujer cuya estatura casi coincide con la de su esposo, lucha con √©l, mostrando una fuerza ¬ęvaronil¬Ľ que casi abruma al atl√©tico Rochester. Finalmente, est√° atada a una silla, al igual que Jane casi en el incidente de la habitaci√≥n roja. Los cr√≠ticos poscolonialistas como Gayatri Spivak han argumentado que se sacrifica a Bertha, la mujer extranjera, para que la brit√°nica Jane pueda lograr una identidad propia, y el novelista Jean Rhys escribi√≥ una novela llamada El ancho mar de los Sargazos que presenta la vida de Bertha en Jamaica antes de su locura. Ambos escritores sugieren que la relaci√≥n de Rochester con Bertha no fue tan inocente como √©l afirma; como colonialista, estaba en Jamaica para ganar dinero y dominar a las mujeres colonizadas. En el siglo XIX, los hombres ten√≠an un poder legal casi completo sobre las mujeres, y tal vez esta falta de poder contribuy√≥ a la locura de Bertha, adem√°s de causar la locura temporal de Jane en el Sal√≥n Rojo. Estos cr√≠ticos recuerdan al lector que Jane Eyre no es solo una historia que critica las injusticias sociales contra las mujeres, sino que tambi√©n expone la brutalidad del colonialismo. En el cap√≠tulo anterior, Jane hab√≠a bromeado sobre liderar una rebeli√≥n de las mujeres del imaginario serrallo de Rochester; ahora casi se ha convertido en miembro de ese har√©n, pero Bertha lidera la resistencia.

El uso que hace Bront√ę de im√°genes de hielo en este cap√≠tulo contrasta con las im√°genes de fuego en cap√≠tulos anteriores. En el Cap√≠tulo 25, por ejemplo, el viento salvaje y la luna roja como la sangre simbolizaban la pasi√≥n de Jane, pero aqu√≠ toda esa energ√≠a se hab√≠a ido. Los ojos rojos y la fuerza viril de Bertha acent√ļan sus pasiones desmedidas y locas, pero Jane se ha convertido en un cascar√≥n. Se fue la ¬ęmujer caliente y expectante¬Ľ, y en su lugar est√° la ¬ęni√Īa fr√≠a y solitaria otra vez¬Ľ. Jane imagina la naturaleza imitando su desolaci√≥n y fr√≠o: una helada navide√Īa lleg√≥ en junio y ¬ęel hielo cubri√≥ las manzanas maduras, los vientos aplastaron las rosas que volaron; en el campo de heno y en el campo de ma√≠z hab√≠a un sudario helado¬Ľ. El mundo entero se volvi√≥ simb√≥licamente helado, helado, nevado en simpat√≠a con las esperanzas muertas de Jane. Para Jane, el mundo se ha convertido en un p√°ramo blanco, un cad√°ver fr√≠o y r√≠gido que nunca revivir√°.



Deja un comentario