capitulo 25



Resumen y análisis Capítulo 25

Resumen

Muchas personas creen que la fortuna controla todo, por lo que no tiene sentido tratar de actuar, pero la fortuna solo controla la mitad de las acciones de una persona, dejando libre albedrío para controlar la otra mitad. La fortuna se puede comparar con un río que se desborda, destruyendo todo a su paso. Pero cuando hace buen tiempo, la gente puede preparar represas y diques para controlar la inundación. Si Italia hubiera tenido tales preparativos, no habría sufrido tanto en las inundaciones actuales.

Los príncipes tienen éxito un día y se arruinan al siguiente, sin cambios en su naturaleza. Dos hombres pueden usar el mismo método, pero solo uno puede; y dos hombres pueden usar diferentes métodos, pero lograr el mismo objetivo, todo porque las circunstancias son o no adecuadas a sus acciones. Si un hombre logra actuar de una manera y las circunstancias cambian, fracasará si no cambia sus métodos. Pero los hombres nunca son lo suficientemente flexibles para cambiar, ya sea porque su naturaleza no se lo permite o porque se acostumbran a cierto comportamiento que trae éxito.

Es mejor ser audaz que tímido y cauteloso, porque la fortuna es una mujer, y el hombre que quiera controlarla debe tratarla con rudeza.

An√°lisis

Este cap√≠tulo es quiz√°s el m√°s importante. El principe, porque Maquiavelo discute la relaci√≥n de acci√≥n y fortuna en la determinaci√≥n del √©xito del pr√≠ncipe. usos de Maquiavelo fortuna (fortuna) en al menos dos direcciones. En los cap√≠tulos 7 y 8 Maquiavelo contrasta virtud con fortuna en el sentido de suerte o favor de personas poderosas. En estos cap√≠tulos, el contraste es entre lo que el pr√≠ncipe puede controlar (sus propias acciones) y lo que no puede controlar (el favor de los dem√°s). En este cap√≠tulo, la fortuna se refiere m√°s a las circunstancias y eventos prevalecientes, que a√ļn son cosas que el pr√≠ncipe no puede controlar directamente. En lugar de adoptar la visi√≥n fatalista de que todos los eventos est√°n controlados por el destino y que es in√ļtil trabajar para lograr un resultado determinado, Maquiavelo otorga a la fortuna el control de solo la mitad de las acciones humanas, dejando que el libre albedr√≠o influya en el resto. Si el libre albedr√≠o no funcionara, todos los poderes de un pr√≠ncipe virtud ser√≠a para nada.

Sin embargo, Maquiavelo lucha con el problema de por qu√© una persona tiene √©xito y otra fracasa, aunque hayan empleado los mismos m√©todos, o por qu√© m√©todos completamente diferentes pueden lograr el mismo resultado. Para explicar esto, propone que el √©xito llega cuando virtud se adapta a la situaci√≥n particular en que se encuentra un pr√≠ncipe. Maquiavelo ve la fortuna como un conjunto de circunstancias en constante cambio en el que acciones espec√≠ficas pueden traer √©xito o fracaso. Para describirlo, utiliza una de sus pocas met√°foras extendidas, haciendo de la fortuna una fuerza de la naturaleza, como un r√≠o que parece incontrolable pero puede ser domesticado y conducido por la actividad humana. Si los pr√≠ncipes italianos hubieran hecho los preparativos apropiados, la ¬ęinundaci√≥n¬Ľ de invasiones extranjeras no habr√≠a arrasado con el pa√≠s y desprotegido.

Habiendo afirmado el valor del libre albedr√≠o, Maquiavelo lo limita afirmando que si bien es posible variar las acciones seg√ļn los tiempos, nadie lo hace. Maquiavelo implica que esto se debe a que virtud es una cualidad inherente y natural que el pr√≠ncipe no puede cambiar. Las personas act√ļan de acuerdo con su car√°cter y no pueden cambiar su naturaleza. Esta l√≠nea de razonamiento devuelve a Maquiavelo al fatalismo pesimista que rechaz√≥ al principio del cap√≠tulo. Si un pr√≠ncipe no puede cambiar su naturaleza, el √©xito simplemente depende de tener la suerte de tener un car√°cter adecuado a los tiempos en los que vive.

La fortuna a menudo se personificaba en el arte y la literatura del Renacimiento como Fortuna, una figura femenina que sosten√≠a una rueca para simbolizar su constante estado de cambio. La volubilidad de Fortuna es su mayor caracter√≠stica; tan pronto como est√°s en la parte superior de su rueda, gira y terminas en la parte inferior. Sobre la base de este simbolismo, Maquiavelo cierra el cap√≠tulo diciendo que un hombre que quiera someter a la fortuna debe tratarla como la mujer que es y acercarse a ella con audacia y dureza. Si bien la met√°fora de Maquiavelo puede resultar ofensiva para algunos lectores modernos, no habr√≠a sido impactante en su d√≠a. Incluso en los tiempos modernos, todav√≠a se puede escuchar el dicho ¬ęla fortuna favorece a los audaces¬Ľ.

Glosario

julio La notable carrera del belicoso Papa como líder militar se vio truncada por su repentina muerte en 1513.



Deja un comentario