capitulo 24



Resumen y análisis Parte 3: Capítulo 24

Resumen

Katniss puede decir que Peeta se siente mal por matar accidentalmente a Foxface. Mientras preparan la comida, Katniss se da cuenta de que no ha sido muy amable con Peeta en todo el día, así que cuando él le pide que regrese a la cueva, Katniss lo ataca a pesar de que no quiere hacer el largo viaje de regreso. Peeta duerme primero. Katniss lo besa en la frente, para ella, admite, no para la audiencia. Está feliz de tenerlo allí con ella, reconfortada por la idea de que juntos pueden luchar contra Peeta.

Ella eval√ļa a Cato mientras Peeta duerme, y decide que si bien puede ser fuerte y feroz, tambi√©n tiene tendencia a perder los estribos, lo que puede llevarlo a tomar malas decisiones. Ella decide, tambi√©n, que √©l siempre ha sido su mayor oponente, que los Juegos se acercan al momento en que ella y Cato se encontrar√°n.

A la ma√Īana siguiente, Katniss est√° segura de que la audiencia se est√° cansando, que quieren ver m√°s sangre. Los Vigilantes seguramente los guiar√°n juntos, y cuando Katniss sale de la cueva ese d√≠a, se despide de las rocas, sintiendo que, viva o muera, este ser√° su √ļltimo d√≠a en la arena. Los Vigilantes han secado todas sus fuentes de agua, y Katniss entiende que los Vigilantes los est√°n obligando a regresar al lago, al aire libre, donde un ba√Īo de sangre es inevitable. Mientras pasa por diferentes lugares de la arena, piensa en todo lo que ha hecho en esta arena.

Dan la vuelta a la Cornucopia para asegurarse de que Cato no se está escondiendo y luego esperan. Katniss les canta la canción de Rue a los sinsajos y ellos responden. Peeta dice que es como su padre. Luego se escucha un grito de los pájaros y Cato emerge del bosque corriendo hacia ellos. Katniss lo golpea en el pecho con una flecha, pero rebota en la armadura que usa. Cato pasa corriendo junto a Katniss y Peeta, y Katniss ve que está huyendo de las criaturas. Ella se vuelve para seguir.

An√°lisis

Katniss admite tener sentimientos reales por Peeta en este cap√≠tulo, algo que no hab√≠a hecho antes. Anteriormente consider√≥ c√≥mo los besos que ella y Peeta compartieron conmovieron su coraz√≥n, pero siempre trae de vuelta esos momentos de afecto a c√≥mo los besos, aunque a veces est√°n cargados de emociones, est√°n destinados a apaciguar a una audiencia hambrienta de romance. Ella afirma abiertamente, sin embargo, que el beso que le da a Peeta en la frente es para su y no para el p√ļblico. Ella tom√≥ el control de sus emociones en este caso y actu√≥ con sinceridad. Su gratitud por el chico a su lado no es un acto, y ella lo reconoce.

Los creadores de juegos contin√ļan manipulando los tributos. Al comienzo de los Juegos, Katniss descubri√≥ lo importante que es tener una fuente de agua, por lo que sabe cuando ve el lecho seco que el lago es donde los Vigilantes quieren que vayan. A pesar de los cambios que se han producido en los Juegos debido a Katniss, as√≠ como a Peeta, a√ļn deben responder ante los Vigilantes, quienes contin√ļan trat√°ndolos como peones en su juego.

Mientras camina por el bosque, Katniss siente nostalgia, recuerda diferentes eventos en los Juegos, piensa en Rue y los otros tributos y c√≥mo todos est√°n muertos. Cuando sale de la cueva, hay un fuerte sentido de prop√≥sito. Es hora de decir adi√≥s a la arena y, con eso, Katniss se est√° preparando para la batalla final con Cato. Sabe que los Juegos se acercan a este momento y se consuela con tener un compa√Īero, Peeta. Todo el tiempo pens√≥ en lo mucho mejor cazadora que es con un compa√Īero, y ahora, cuando m√°s importa, tiene a Peeta con ella.

Los sinsajos se suman a la nostalgia de Katniss. Ella les canta la canci√≥n de Rue mientras ella y Peeta esperan a Cato. Toca su broche de tordo, recordando a su amiga y al Distrito 11. Peeta comenta que Katniss se parece a su padre, que tambi√©n pod√≠a hacer cantar a los p√°jaros. Los sinsajos son un consuelo para Katniss, un compa√Īero constante, y cuando su m√ļsica se convierte en gritos de alarma, sabemos que Cato est√° en camino. Pero a√ļn m√°s aterrador, algo acecha a Cato, algo tan aterrador que ni siquiera se detiene para intentar matar a Katniss y Peeta.



Deja un comentario