capitulo 21



Resumen y análisis Capítulo 21

Resumen

Nada realza m√°s la reputaci√≥n de un gobernante que lograr grandes conquistas. La carrera de Fernando de Espa√Īa es un buen ejemplo. Hab√≠a atacado Granada; expuls√≥ a los moros de Espa√Īa; y atac√≥ √Āfrica, Italia y Francia. Estas actividades mantuvieron a sus s√ļbditos asombrados y preocupados, por lo que nadie tuvo tiempo de hacer nada en su contra.

En lo que respecta a los asuntos internos, los príncipes siempre deben encontrar formas notables de recompensar o castigar cualquier acción extraordinaria.

Los gobernantes nunca deben permanecer neutrales. Si los gobernantes vecinos se pelean, debes tomar partido, porque si no lo haces, el ganador te amenazar√° y el perdedor no se har√° amigo de ti. Tanto si tu aliado gana como si no, te lo agradecer√°. Sin embargo, si puedes evitarlo, nunca debes aliarte con alguien m√°s poderoso que t√ļ, porque si √©l gana, podr√≠as estar en su poder.

Un príncipe debe demostrar que ama el talento y lo premia. Debe animar a sus ciudadanos a prosperar en sus ocupaciones. Debe mantener a la gente entretenida con festivales en los momentos apropiados. Y debe prestar atención a los diversos grupos cívicos, participando en algunas de sus actividades, pero sin parecer indigno.

An√°lisis

La reputaci√≥n y la imagen p√ļblica son los temas de este cap√≠tulo. Los logros y los actos audaces son la primera forma de mejorar la reputaci√≥n de uno. El rey Fernando de Espa√Īa es el ejemplo de Maquiavelo, pero recibe un tratamiento ambiguo. Aunque Maquiavelo lo llama el pr√≠ncipe m√°s famoso y glorioso de la cristiandad, tambi√©n tiene duras palabras para la expulsi√≥n de los moros de Espa√Īa por parte de Fernando, calific√°ndola de un acto despreciable realizado con un pretexto religioso. En el Cap√≠tulo 18, Maquiavelo hizo una referencia no tan sutil a la inclinaci√≥n de Fernando por el enga√Īo y el enga√Īo. Claramente admira la audacia y la energ√≠a de Ferdinand, pero lamenta sus acciones. El √©nfasis en la capacidad de Ferdinand para mantener a sus s√ļbditos asombrados y preocupados recuerda la representaci√≥n de Cesare Borgia de la ejecuci√≥n de Remirro de Orco, que dej√≥ a la gente at√≥nita y satisfecha. Maquiavelo menciona espec√≠ficamente los espect√°culos p√ļblicos al final de este cap√≠tulo, y se sugiere que el espect√°culo, ya sea en forma de festivales divertidos, actuaciones dram√°ticas o esquemas audaces, es una de las herramientas m√°s importantes del pr√≠ncipe para controlar la opini√≥n p√ļblica. Asimismo, premiar los logros de los ciudadanos o castigar sus fechor√≠as debe tener un elemento de espect√°culo. Deber√≠a hacer que la gente hable, y cuando hablen, deber√≠a ser sobre lo extraordinario que es el pr√≠ncipe.

La otra recomendaci√≥n de Maquiavelo tiene que ver con la determinaci√≥n. No es sorprendente que, dada su preferencia por las acciones audaces, Maquiavelo deplore a los pr√≠ncipes que intentan permanecer neutrales en las disputas. √Čl presenta esto como una consideraci√≥n pr√°ctica: si un pr√≠ncipe no toma partido, puede que se quede sin amigos cuando el polvo se asiente. En esta discusi√≥n, Maquiavelo hace una de sus pocas afirmaciones positivas sobre el comportamiento humano, se√Īalando que los hombres no son tan deshonrosos o desagradecidos como para volverse inmediatamente contra sus aliados. Dado el propio consejo de Maquiavelo al pr√≠ncipe en el cap√≠tulo 18 de faltar a su palabra cuando convenga a sus prop√≥sitos, al lector le puede resultar dif√≠cil tomar en serio las garant√≠as de Maquiavelo en este caso.

Volviendo a su tema de mantener buenas relaciones con sus s√ļbditos, Maquiavelo dice que un pr√≠ncipe debe premiar el m√©rito y fomentar la prosperidad, porque los logros de los ciudadanos mejoran el estado. Los pr√≠ncipes deben mostrarse amistosos con sus s√ļbditos, pero sin comprometer la dignidad de su cargo. Mantener cierta distancia mantiene intacto un aire de grandeza.

Glosario

moros Residentes isl√°micos de Espa√Īa, los moros invadieron desde el norte de √Āfrica a principios del siglo VIII y controlaron gran parte de Espa√Īa hasta que Fernando los expuls√≥ durante la Reconquista, completada en 1500. Fernando expuls√≥ a los jud√≠os al mismo tiempo, en su deseo de hacer de Espa√Īa una naci√≥n cristiana pura. Maquiavelo da a entender que se trataba de una maniobra puramente pol√≠tica llevada a cabo bajo un pretexto religioso.

Bernab√≥ Bernab√≤ Visconti (1323-1385), gobernante de Mil√°n, fue famoso por aplicar castigos extra√Īos.



Deja un comentario