capitulo 20



Resumen y análisis Parte 3: Capítulo 20

Resumen

Durante el primer a√Īo de exilio de Okonkwo, ya hab√≠a comenzado a planificar su gran regreso a Umuofia. Ahora est√° decidido a recuperar los siete a√Īos que considera perdidos. No solo construir√° un complejo m√°s grande que antes, sino que tambi√©n construir√° caba√Īas para dos nuevas esposas.

Sin embargo, sus planes para un regreso triunfal se interrumpen momentáneamente cuando Nwoye se une a los cristianos. Al principio, la acción de su hijo mayor lo deprime. Pero confía en que sus otros cinco hijos no lo decepcionarán. Okonkwo también está orgulloso de sus hijas, especialmente de Ezinma, que se ha convertido en una hermosa joven. Sus periodos de enfermedad son casi inexistentes. Muchos pretendientes en Mbanta han pedido su mano en matrimonio, pero ella los ha rechazado a todos, sabiendo que su padre quiere que se case en Umuofia. Además, animó a su hermanastra Obiageli a hacer lo mismo.

Cuando Okonkwo regresa a su aldea en Umuofia, descubre que todo ha cambiado mucho en su ausencia. La iglesia cristiana gan√≥ muchos conversos, incluidos hombres respetados que renunciaron a sus t√≠tulos tradicionales. Los hombres blancos establecieron un tribunal de justicia del gobierno en Umuofia, donde juzgan a las personas que violan las leyes de los hombres blancos; tambi√©n construyeron una prisi√≥n, donde los infractores de la ley son enviados para ser castigados. Los hombres blancos incluso emplean a nativos como sus ¬ęmensajeros de la corte¬Ľ para hacer el trabajo sucio de arrestar, proteger y castigar a los ciudadanos infractores.

Okonkwo se pregunta por qu√© sus compa√Īeros de Umuof no usan la violencia para deshacerse de la iglesia del hombre blanco y del gobierno opresivo. Su amigo Obierika dice que temen un destino como el de Abame, el pueblo destruido por los invasores blancos. Tambi√©n le cuenta a Okonkwo sobre un aldeano que fue ahorcado por el gobierno por una discusi√≥n sobre un terreno. Se√Īala que cualquier violencia enfrentar√° a los miembros del clan entre s√≠ porque muchos miembros del clan ya se han unido a la iglesia. Obierika reflexiona sobre c√≥mo los hombres blancos se establecieron tranquilamente en su religi√≥n y luego siguieron gobernando con dureza, sin aprender nunca el idioma ni las costumbres y sin escuchar razones.

An√°lisis

La preocupaci√≥n de Okonkwo por su estatus cuando regresa a Umuofia sugiere que el estatus y la movilidad dentro de la sociedad de Umuofia son en gran medida autodeterminados: todos los hombres, excepto los marginados, tienen oportunidades de ascender en el clan a trav√©s del trabajo duro, el uso inteligente de los recursos y la obtenci√≥n de t√≠tulos. El estatus prominente es esencial para Okonkwo en su b√ļsqueda de la masculinidad. Fuera de la comunidad durante siete a√Īos, Okonkwo perdi√≥ su estatus entre los ancianos de la aldea y los dem√°s egwugwu, y se retras√≥ en la obtenci√≥n de t√≠tulos de clan. Puede compensarlo haciendo alarde de su complejo m√°s grande, m√°s graneros y m√°s esposas y comenzando a ayudar a sus hijos (junto con Nwoye) a ganar t√≠tulos, algo que pocos hombres pueden hacer. Parece estar reprimiendo su tristeza por la p√©rdida de Nwoye y su decepci√≥n por la p√©rdida de la posici√≥n de la comunidad, reafirmando sus creencias en las formas tradicionales de los igbo y dando los pasos tradicionales hacia el reconocimiento.

A la luz de su casi obsesión por el estatus y los títulos, Okonkwo debe encontrar particularmente difícil entender cómo algunos de los líderes de la comunidad pueden renunciar a sus títulos cuando se convierten en cristianos.

En la Segunda Parte del libro, el gran cambio introducido por el hombre blanco fue la iglesia cristiana, que no solo dividi√≥ a la comunidad sino tambi√©n a las familias. En el primer cap√≠tulo de la Parte III, el gobierno del hombre blanco asume un papel central, no solo con su corte y sus ¬ęmensajeros de la corte¬Ľ, sino tambi√©n con su arresto y ejecuciones. Estos cambios son relatados por Achebe en un tono ir√≥nico, como si el establecimiento de un gobierno por parte de los colonialistas blancos fuera la primera experiencia de gobierno de los igbo, como si los igbo no tuvieran un sistema de justicia antes de la llegada de los blancos. Este tono es especialmente ir√≥nico porque, anteriormente, Achebe se ha esforzado por ilustrar no solo las variedades de justicia impartidas por el Or√°culo (prohibici√≥n de Okonkwo) y por los ciudadanos en general (reprimendas sobre la violaci√≥n de la Semana de la Paz y sobre las mujeres que no ayudan en la recuperaci√≥n de una vaca perdida), pero tambi√©n ilustra los procesos seguidos y los tipos de justicia aplicados por el tribunal formal (Cap√≠tulo 10). Recuerde que uno de los objetivos de Achebe al escribir esta novela era demostrar que los igbo hab√≠an desarrollado una sociedad, una religi√≥n y un sistema de justicia sofisticados mucho antes de la llegada de los europeos.

Achebe describe un gobierno colonial que subyuga al pueblo igbo sin requerir que los misioneros aprendan su idioma o intenten comprender las tradiciones y costumbres igbo. (El primer representante de la iglesia, el Sr. Brown, es la excepción en acomodar el idioma y las costumbres igbo).

Al reclutar a otros nativos africanos -los kotmas, o mensajeros de la corte – para ser sus agentes en la aplicaci√≥n diaria de su autoridad, los misioneros emplean a personas con color de piel y rasgos ling√ľ√≠sticos muy similares a los nativos locales – personas que parecen ser amigas de los locales nativos (aunque su dialecto aparentemente era diferente). En √ļltima instancia, los mensajeros de la corte abusaron de sus cargos golpeando a los prisioneros y aceptando sobornos. Achebe est√° insinuando que la corrupci√≥n entre los igbo no es exclusiva de Umuofia; los mensajeros de la corte est√°n m√°s interesados ‚Äč‚Äčen lo que pueden sacar de la situaci√≥n que en lo que pueden hacer para difundir el cristianismo o incluso ayudar a los umuofianos.

Cuando Okonkwo le dice a Obierika que sus compa√Īeros de Umuofian deber√≠an rebelarse contra los brit√°nicos, Obierika comprende sabiamente que es demasiado tarde. Muchos habitantes de Umuof ya se han ¬ęunido a las filas del extranjero¬Ľ. Obierika dice que el hombre blanco ¬ęclav√≥ un cuchillo en las cosas que nos manten√≠an unidos y nos separamos¬Ľ, el primer reconocimiento espec√≠fico del t√≠tulo del libro, las cosas se desmoronan.

Glosario

tobillera de tus títulos Cuando un hombre obtiene un título, usa una tobillera especial para indicar su título. Puede usar más de una tobillera para indicar más títulos.

sacramento de la comunión el ritual más sagrado de los cristianos participantes.

mensajeros de la corte nativos africanos contratados por los británicos para llevar a cabo sus actividades de aplicación de la ley; también llamado kotma Kotma es una palabra en inglés pidgin derivada de las palabras corte y mensajero.



Deja un comentario