capitulo 19



Resumen y análisis Parte 3: Capítulo 19

Resumen

Katniss sale en busca de Peeta, razonando que odiar√≠a cualquier tributo de su distrito que no intentara encontrar a su pareja. Tambi√©n decide que necesita mantener la fachada de ¬ęamantes desafortunados¬Ľ para que el p√ļblico los apoye. Hasta ahora les ha funcionado, piensa, por lo que es importante mantener a la audiencia involucrada en su supervivencia. Hace un balance de los otros tributos restantes, reconociendo a Thresh, Cato y la ni√Īa del Distrito 2 como sus mayores amenazas, particularmente Cato y la ni√Īa del Distrito 2, ya que tambi√©n se benefician de la regla de supervivencia de dos tributos. Decide que Foxface no la perseguir√°, sino que espera que alguien m√°s mate a Katniss mientras ella se esconde.

Katniss se dirige hacia el arroyo para encontrar a Peeta y descubre una roca manchada de sangre. Ella grita su nombre, pero solo responde un tordo. Katniss comienza a avanzar y luego escucha la voz de Peeta. Viene justo debajo de ella y no puede verlo. Entonces abre los ojos. Se camufló en barro, hojas y enredaderas.

√Čl se burla de ella, susurrando que est√° bien besarlo ya que est√°n locamente enamorados, pero una vez que Katniss comienza a limpiarlo en el arroyo, puede ver lo d√©bil que es. Trata sus quemaduras y picaduras, pero luego no sabe qu√© hacer con el corte en su pierna izquierda. Est√° hasta los huesos, lleno de pus y huele a podrido. Peeta tambi√©n arde con fiebre y Katniss sabe que no tiene las herramientas para tratarlo. Tu madre y Prim son mucho m√°s adecuadas para esto.

Ella ayuda a Peeta a llegar a una cueva donde se esconderán hasta que se vuelva más fuerte. Peeta agradece a Katniss por encontrarlo y ella dice que él habría hecho lo mismo. Habla sobre lo que debe hacer Katniss si él no regresa. Ella está preocupada de que él pueda morir, y para evitar que hable de estas cosas, lo besa. Es su primer beso. Ella se va y cae del cielo un regalo, una olla de caldo. Ella entiende el mensaje que Haymitch le está enviando: los besos y el romance les harán ganar regalos. De vuelta adentro, besa a Peeta de nuevo y él le sonríe. No puede evitar pensar en lo bueno que es él en estas cosas del amor falso.

An√°lisis

El descubrimiento de Peeta por parte de Katniss es tanto alentador como aterrador. Ella est√° feliz de ver que sobrevivi√≥, pero tambi√©n sabe que para salvarlo, necesitar√° una medicina m√°s fuerte. Tambi√©n es reconfortante para ella tener un compa√Īero de caza, pero por el momento, Peeta es m√°s una responsabilidad que un compa√Īero. Si fueran atacados por otro tributo, Katniss no solo tendr√≠a que defenderse, sino que tambi√©n tendr√≠a que proteger a Peeta.

El sinsajo vuelve a aparecer en este cap√≠tulo y, adem√°s de servir como advertencia para el aerodeslizador, tambi√©n alerta a Katniss de la presencia de Peeta. Cuando ella grita su nombre, √©l responde con una canci√≥n, justo antes de que Peeta la llame. Una vez m√°s, el sinsajo act√ļa como uno de los c√≥mplices de Katniss.

Katniss se dice a s√≠ misma que la √ļnica raz√≥n por la que est√° buscando a Peeta es porque es lo correcto que su compa√Īero de barrio haga un tributo en estas circunstancias. Tambi√©n afirma que se va porque su supervivencia depende de que mantengan este falso romance. Katniss se esconde detr√°s de ese razonamiento, aunque est√° claro para el lector que siente algo por Peeta. Por ejemplo, se siente inc√≥moda pensando en Peeta desnudo, insinuando que lo ve como algo m√°s que un cuerpo, que hay sentimientos rom√°nticos por √©l que la hacen sentir inc√≥moda en esa situaci√≥n. A ella tambi√©n la invade repentinamente el temor de que √©l muera, y esta es la emoci√≥n que la impulsa a besarlo.

Katniss contin√ļa fingiendo que su amor es un acto, comentando lo bueno que es Peeta para jugar al amante, cuando de hecho, es muy probable que Peeta no est√© fingiendo. Katniss elige no reconocer esto, y tambi√©n elige no reconocer el afecto que siente por √©l. En cambio, convierte cualquier intercambio rom√°ntico entre ellos en la estrategia de Los Juegos del Hambre y nada m√°s.



Deja un comentario