capitulo 19



Resumen y an├ílisis Parte 2: Cap├ştulo 19

Resumen

Cuando Laila y su padre se sientan a cenar, escuchan que llaman a la puerta. Un extra├▒o pide hablar con los padres de Laila y su padre la env├şa arriba. Fariba se une a Hakim y Laila escucha a escondidas la conversaci├│n con el extra├▒o; Pronto queda claro que trae noticias de que los hermanos de Laila, Noor y Ahmed, han muerto.

Los preparativos del funeral comienzan al d├şa siguiente. Las mujeres inundan su casa, consolando a Fariba y preparando la casa para los invitados. Laila y su padre vagan sin rumbo fijo, ambos sinti├ęndose in├║tiles con las mujeres. Esa tarde, los hombres se re├║nen en un sal├│n y las mujeres, incluida Mariam, se re├║nen con Fariba en casa. Escuchan una lectura grabada del Cor├ín y Laila se da cuenta de que no siente nada: apenas conoc├şa a los hermanos. Tariq siempre ha sido el ├║nico hermano en su vida.

Análisis

A lo largo de las ausencias de Ahmed y Noor, la familia luchó por mantener la esperanza ya que estaban plagados de temores de que los hermanos sufrieran daños. Este miedo cobró su mayor precio en Fariba. Con la noticia de la muerte de sus hijos, Hakim y Fariba finalmente pueden entrar en un verdadero dolor y comenzar a tratar de encontrarle sentido a sus nuevas vidas. ¿Podrá Fariba volver a la vida y ser una mejor madre para Laila? ¿Podrán Fariba y Hakim reparar la brecha entre ellos? ¿Cómo afectarán estos cambios a Laila?

La descripci├│n de Hosseini de los arreglos y ceremonias funerarias muestra c├│mo las expectativas de g├ęnero dan forma a todos los aspectos de esta comunidad. En primer lugar, son las mujeres las que atienden a Fariba, reforzando la idea de que las mujeres son principalmente cuidadoras. El hecho de que los hombres se separen de las mujeres para la ceremonia en s├ş a├şsla a├║n m├ís a Fariba y Hakim mientras lloran a sus hijos perdidos. Si bien estas divisiones crean hermandad entre las mujeres y un sentido de hermandad entre los hombres, tambi├ęn perpet├║an la distancia entre Fariba y Hakim.



Deja un comentario